Precauciones con los juguetes para evitar accidentes

19

Existen determinados juegos, y también ciertos juguetes, que conviene evitar pues entrañan peligros innecesarios para los bebés y los niños. Los petardos y los fuegos artificiales, por ejemplo, pueden causar quemaduras a bebés y niños. Los dardos o las pistolas de aire comprimido, por su parte, sólo pueden usarse a partir de cierta edad y siempre bajo la supervisión de un adulto.

El juego ayuda a los bebés a un mayor desarrollo físico, mental y social y es una forma de explorar el medio que les rodea.

Antes de iniciar el juego es aconsejable que los padres comprueben que los juguetes que van a utilizar los niños son apropiados para su edad y que los objetos que van a utilizar no contengan puntas o salientes que puedan causarles daño.

A la hora de jugar tampoco conviene perder de vista a los hermanos mayores, ya que sin querer podrían hacerse daño durante el juego (un mal golpe, una pelea…).

Sin embargo, para evitar posibles accidentes es aconsejable tomar las siguientes precauciones:

SITUACIÓN POSIBLES RIESGOS PRECAUCIONES
Dardos
Arcos y flechas
Heridas y lesiones importantes. Sobre todo en los ojos No dejarlos al alcance del bebé, ni permitir que sean usados si el bebé está delante
Pistolas de aire comprimido
Lesiones varias Evitarlas. Jamás dejarlas que sean usadas si hay un bebé cerca.
Pistolas de petardo
Intoxicación si chupa los mixtos Evitarlas
Bicicleta: el bebé mete el dedo en el piñón o se le cae encima Lesiones en los dedos. Golpes o heridas Guardarlas. Impedir que el bebé se acerque
Petardos, cohetes, fuegos artificiales, pólvora y fuegos de química
Quemaduras No dejarlos al alcance de los niños y no emplearlos en su presencia
Columpios
Caídas.
Golpes (al pasar junto a un columpio ocupado por otro niño)
Esperar a que tenga edad suficiente para sostenerle o ponerle arnés. Llevar el bebé de la mano y rodear los columpios.