Sanidad pretende reducir el número de cesáreas en España

23

El Ministerio de Sanidad pretende aprobar un plan para mejorar la atención a las embarazadas antes de que finalice el año. El objetivo es reducir el número de cesáreas y apostar por los partos naturales. Para elaborar Estrategia para la mejora de la atención al parto, el ministro de Sanidad, Bernat Soria, se reunió con colectivos de matronas, esta semana. En el plan también quiere contar con la opinión de otros especialistas, como los ginecólogos. Así como supervisar las medidas que se establecieron en determinados centros sanitarios de la red pública de las Comunidades Autónomas de Cataluña y Andalucía y, recientemente, de Galicia. En España se practican un 20% de cesáreas, un porcentaje mayor del que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En los últimos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha esforzado por intentar reducir el número de cesáreas injustificadas en todo el mundo.

En sus recomendaciones señala que esta práctica no debe superar el 15% de los casos. En España la cifra alcanza un 20%. Cada año se producen alrededor de 400.000 partos y uno de cada cinco bebés nace por este procedimiento.

La mayoría de mujeres se quejan de la excesiva instrumentalización en las tareas de parto (medicalización, cirugía, episiotomía…) y piden que este proceso se trate como un hecho fisiológico más, que les permita vivir la experiencia como algo natural.

Reducir los partos instrumentalizados

Muchos centros públicos de la red sanitaria asisten partos de bajo riesgo como si fueran de gravedad. Los profesionales prefieren asegurarse de que nada complique el parto y, en caso de problemas, evitar posibles demandas.

Hace ya algunos meses que esta tendencia está cambiando en algunos hospitales. Diversos centros de  Cataluña, Andalucía y Galicia están apostando por fomentar los partos naturales y adaptar sus instalaciones a las necesidades de la madre: sala de partos mejor acondicionadas, atención más cercana de los profesionales, permitir a los familiares acompañar a la futura madre, reducir las anestesias en partos que no presenten complicaciones y el rasurado automático o introducir bañeras de dilatación

En el mes de julio, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) publicó su Protocolo de Asistencia al Parto Normal teniendo en cuenta todas estas indicaciones. Algunos objetivos del documento son respetar las decisiones de la mujer y no intervenir en el proceso de parto a no ser que sea necesario, entre otros muchos.

El plan de Sanidad

Esta semana, el Ministerio de Sanidad dio un paso más e informó de que antes de que finalice el año quiere aprobar la Estrategia para la mejora de la atención al parto.

Para elaborar el plan, el ministro de Sanidad, Bernat Soria, buscó la opinión de diversos especialistas, entre ellos, representantes del colectivo de matronas. Algunas de las propuestas que pretende llevar a la práctica son:

  • Reducir la medicalización en el parto y buscar alternativas al dolor como utilizar bañeras de dilatación
  • Eliminar las cirugías innecesarias
  • Evitar las inducciones al parto
  • Proporcionar espacios más íntimos y mejor acondicionados a las necesidades de cada mujer
  • Delimitar el papel de los profesionales en el parto (matronas y médicos especialistas)
  • Permitir a los familiares acompañar a la mujer