La vuelta al cole

Guarderías para bebésSí, lo siento: sé que estoy desaparecida en combate desde…¿mediados de julio?? Pero es que la cuesta de septiembre se me está haciendo más empinada que en años anteriores.

Tras los tres largos meses de vacaciones Sarita está presa del aburrimiento más feroz (claro, no es lo mismo estar de recreo con las olas de la playa que encerrada en casita), lo cual ha derivado en ver qué maldad se le ocurre hacer con tal de llamar la atención de sus papás y su desesperada cuidadora. Por suerte mañana vuelve al cole y espero que se vaya atemperando su lado más salvaje.

Al pobre Álex, sin embargo, que hasta la fecha había vivido en una perpetua vacación (os recuerdo que ya hemos pasado la barrera de los 20 meses), se le acabó el chollo y empezó la guardería a comienzo de mes. “No le va a costar mucho adaptarse porque es  muy sociable”, le decía yo a su padre cuando le entraban las dudas de si sería demasiado pronto para “esclavizar” al niño con madrugones y demás rutinas.

Pues bien, parece que no conozco muy bien a mi hijo, porque de las 10 mañanas que lo hemos llevado al centro (en el que las profes son de los más encantador, por cierto) no ha habido ni una sola en la que no se haya quedado llorando a moco tendido, con cara de “traidores, me habéis abandonado”.

El niño, claro, se tomó la venganza por su mano y ya el primer día me llamaron a la oficina para “comentarme amablemente” que mi querido Álex había mordido a dos de sus compañeros y no sabían cómo frenarle (“Huumm, creo que en la reunión de padres será mejor no identificarme”).

En fin…que al consecuente cargo de conciencia por dejarle en semejante estado se suma la gastroenteritis y el catarro que llevamos, de momento, acumulados en lo que va de curso. De modo que en la misma proporción que van aumentando sus ojeritas, se nos pone a nosotros la cara de tontos  por el dineral que nos cuesta la guarde y el poco partido que le vamos a sacar a este ritmo.

¿Qué tal ha sido vuestra vuelta de vacaciones? ¿Se os ha hecho muy cuesta arriba?

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios

11 pensamientos en “La vuelta al cole

  1. Estela

    No he podido leer todos los comentarios,…pero me parece increíble que una madre piense que su hijo de 20-22 meses, si no va a la guardería, va a ser analfabeto e insociable, ¿a dónde estamos llegando?. Nuestros hijos no están preparados para estar tantas horas, en un recinto, sea más o menos grande, con 10 o más niños a cargo de una cuidadora, las necesidades a esa edad son tremendas y la separación de la persona maternante, es el sufrimiento más doloroso. Si somos consciente de eso, veríamos al niño que sufre, que se adapta, irremediablemente, es ley de superviviencia, pero que sufre, y sufre esa separación como si fuera lo más horrible que le puede ocurrir, como muy bien ha expresado una madre: como si le fueran a arrancar las uñas o algo así. Hay niños que pronto, no lo exteriorizan llorando, pero sí, mordiendo, pegando, u otros desplazamiento en su conducta, que luego los padres no lo relacionan y como mucho, creen que es una venganza, por dios!!!, el niño no se venga, sobrevive a ese dolor, a ese sufrimiento, al que no están ni mucho menos, preparados. Seamos más empáticas con nuestros hijos, y si tenemos que dejarlos, por las razones que tengamos, tan pronto en una guardería, cuando estemos luego con ellos, seamos empáticas, tolerantes, escuchemos su sufrimiento, abracémosles, cojámosles, si necesitan llorar, permitémosles que lloren – el lloro es un desahogo- pero a nuestro lado, que sepan que les entendemos y que estamos con ellos.

  2. Ruth

    I recently came across your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I don’t know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.

    Ruth

  3. Vicky

    Pues para mi parecía que todo marchaba excelente, mi gorda el primer día de guardería entró de la mano de la maestra, sin llorar ni una sola lágrima de hecho, yo era la que iba a llorar en su lugar, pero lo que fue la segunda semana fue un martirio porque lloraba todos los días. Ya ella tiene un año y dos meses en la guardería, y no hay ningún problema para llevarla, pero lo que no me gusta es que su caracter en la escuela es muy noble pues seguido ocurre que la golpean o la habientan y ella no se defiende, qué puedo hacer con eso. Alguien puede ayudarme??????

  4. Maria

    Pues en mi caso aún está siendo horrible la adaptación al colegio.
    Mi hijo de 3 años cada día cuando se levanta me pregunta:
    ¿Mamá, hoy es fiesta verdad? si la respuesta es negativa se vuelve loco empieza a patalear diciendo que no quiere ir al cole y que no le gusta nada de lo que hay allá incluyendo sus compañeros, obviamente.

    Al principio yo pensaba que era cuestión de que se acostumbrase pero pasado el primer mes, mi hijo sigue igual e incluso se está superando ya que lleva 3 semanas!!!! que no quiere probar bocato a la hora del comedor, dice que la comida le gusta pero que se la comerá por la noche conmigo en casa (si es que encima pitorreo).

    Bueno la verdad es que estoy algo preocupada pensando que no haya un problema más grande detrás o sencillamente que me utiliza emocionalmente para hacerme sentir culpable.

    En fin!!!! que haremos, supongo que cuando tenga 40 años no llorará cuando se vaya de casa.

  5. clara

    Hola,
    Yo pensaba que era la única que estaba pasando esa situación. Les cuento que tengo una niña de 2 años y entró al colegio a principios de septiembre. Y ella se sorprendió porque yo pensaba que se iba a adaptar porque era muy amistosa y muy sociable. El primer y el segundo día se quedó lo más contenta y tranquila y se portó bien, pero después de ahí desde que se levantaba y que veía el uniforme se ponía a llorar y no se callaba ni un instante, todos los días la dejo llorando aunque la profesora me dice que solo llora por un momento y que después se calla y se pone a jugar, y lo de sociable parece que se le olvidó porque todos los días me dan quejas de ella de que muerde y pellizca a los demás niños. Pero ya va mejorando, ahora sólo llora cuando la dejo en el cole y antes se pasaba el día llorando hasta que se levantaba. Al oír vuestras experiencias sé que es normal y que según vaya pasando el tiempo, se adaptará. Antes tenía sentimiento de culpa con mi hija y un día me quedé escondida para ver por cuanto tiempo lloraba, me sorprendí cuando 5 o 10 minutos después vi a mi hija caminar en una fila lo más tranquila, como si nunca hubiera llorado. Después de eso se me quitaron los sentimientos de culpa y la llevo todos los días al cole con toda la disciplina del mundo.

  6. mARY

    Qué tal!!!
    Yo soy de México, y aun aquí también es un verdadero tormento el cambio que implica llevar a un niño a una guardería, mi esposo y yo nos angustiamos mucho porque mi hija el primer día si quería ir pero ya el segundo no y que decir del tercero, era desde la noche anterior gritar NO QUIERO IR A LA ESCUELA!!!! y pues sí causa mucho estrés, pero ya despúes de 2 semanas ya no hacia \

  7. monona

    Bueno mi experiencia llevando a mi niña por primera vez a la guarderia no fue como yo creí, jaimery tiene dos añitos y es la princesa de la casa muy consentida, todos pensamos que en su primer día todos íbamos a llorar y pues pasó todo lo contrario. Aparte de que era la única niña en la guardería, y luego fueron llegando en el transcurso de la semana otros niños. A parte de ser la única niña, ella se quedó muy tranquila y se despedía de mí muy natural sin extrañar. El segundo día no le gustó mucho quedarse pero igual no lloró. Ya del tercer día en adelante se quedaba llorando, a mi me daba mucho sentimiento ver a mi pequeña como lloraba porque yo me iba, y la dejaba ahí llorando como si arrancaran algo que era parte de ella. En la sigueinte semana ya la llevaba el transporte y el primer día se montó muy contenta, hasta se despidió. Ya después hasta el día de hoy todavía llora, se levanta llorando por no querer ir al colegio, es muy apagada a mí y muy raros son los dias que se va al colegio sin llorar. Sin embargo la maestra dice que es una niña muy colaboradora, tranquila y ha sabido adaptarse rápido a las actividades y rutinas del cole.

    Esta experiencia de ser no la cambiaría por nada en el mundo, es lo más maravilloso que le podría pasar a cualquier mujer….

  8. Rona abdul

    hola… bueno para mi el primer día de clases fue una maravilla. Mi hijo Amir tiene 2 años y ya para el 3 día no quería ni ver el cruce donde quedaba la guardería, los llantos son incontrolables que hasta ha llegado a vomitar en varias oportunidades, una vez me hizo llorar de lo mal que lo veía y tiene una semana que no va porque se me enfermó y se ha visto mal… sólo pienso Dios me ayude cuando vuelva a llevarlo!!!!!!!!!!

  9. Susana

    Hola. Para mi la vuelta al cole si que supone un auténtico stress. Ya hemos comenzado a levantarnos corriendo, desayunar metiendo prisas; niño, vamos que no llegamos. ¿Qué tal hoy en clase?, ¿otra vez no has terminado la tarea?, pues hoy no hay dibujos. Toca revisar que hace correctamente la tarea…….en fin, todo a contrareloj, y este año se me ha ocurrido apuntar al niño a clases extraescolares, lo cual significa nuevamente seguir corriendo. A la niña en la guarderia le va bien, está hecha una brujita de mucho cuidado, su maestro caracteriza en ella su tranquilidad, en cambio conmigo es un torbellino. Pero bueno, esta es nuestra adorada rutina, atrás quedaron los días de descanso, el acostarse más tarde de lo habitual…..Y digo adorada rutina, pues no la cambio por nada, es la vida que yo he elegido, y G.A.D. todo marcha bien, y me alegro enormemente de ser madre, y de tener estas peripecias para contar.

  10. Amagoia

    Hola…sé cómo te sientes, porque yo me sentí igual el año pasado.
    Después de dejar a mi hija llorando, así, como si en cuanto yo me fuera, no sé, le fueran a arrancar las uñas o algo así…
    De hecho, un día, me quedé llorando yo también, pero fuera de la guardería y no dejé de llorar, hasta que salió la directora de la guardería a decirme que dejara de llorar y que pasara dentro a ver a mi hijita.
    Ahora, este curso mi hija ya tiene 2,5 años y es diferente…
    Sólo hace unas mañas y no pone demasiada resistencia, le gusta su nuevo colegio y si le pregunto, me dice que quiere volver al día siguiente, (cosa que jamás ocurrió en la 1ª guardería, claro que al tener 22 meses, pues no sabía explicarse…)
    De esta guardería al final la saqué, porque de tanto estrés, se acabó cogiendo una neumonía, así que pensé, mejor analfabeta y poco estimulada, que muerta.
    El resto de padres me miraron como si yo fuera una blanda y mi hija pudiera manejarme a su antojo…
    Pero sabéis lo que me dice mi hija cuando me ve??
    Pues: \

  11. yaye

    Mi hija de dos años empezó a mediados de septiembre la guardería
    Se adaptó rápidamente ni lloros si quiera pero es muy rebelde y contestona a pesar de su corta edad no quiere comer y da mucho la lata, lo sé. También decir que está en unas de las mejores guarderías de Andalucia
    Yo he trabajado en guarderías y por eso, a mi pesar, sé todo lo que se cuece y todo lo visto y oído en estos últimos años sobre varias guarderías, deja mucho que desear, confiemos en que valla todo bien, los niños necesitan relacionarse con los demás aprender a compartir y saber jugar en grupo. Gracias a tod@s xaooo

Deja una respuesta