Ya tengo 2 meses: descubre qué me gusta, qué necesito, qué puedo hacer,…

11

¡Hola mamá, hola papá! Ya tengo dos meses

Me gusta… que me canten y me mezan. La voz me tranquiliza, pero lo mejor es estar en vuestros brazos. Ahí tengo seguridad. Si me acariciáis, aprenderé mejor cómo es mi cuerpo. Todavía no tengo cosquillas pero me relajo. Además, una caricia es una forma de decir “te quiero”, ¿verdad?

Más en: La importancia del tacto

Necesito… comer a menudo todavía. Incluso por la noche. Me gusta tener una rutina, un horario, pero yo mismo me lo salto a veces. Todavía tengo una “hora tonta” por las tardes, en que lloriqueo y doy la lata. Pero cada día dura un poco menos. Tengo que aprender a vivir en mi casa. Con vosotros. Pronto aprenderé a sonreír y así os podré recompensar por vuestros mimos.

Más en: Horario y ritmo Ya sé… hacer algunas cosas, como sonreír.

Me encanta ver vuestra cara, oír vuestra voz cerca. Me decís frases tiernas y muchas tonterías cariñosas. Entonces voy y sonrío otra vez. A veces me salen ruiditos como “ago-o-o”. Además sujeto muy bien la cabeza cuando me sostenéis en brazos. Veréis que ya disfruto en el baño y muevo las piernas y los brazos. Y también puedo seguir con la mirada las personas y los objetos grandes que se mueven por delante de mi. Además, si me observáis atentamente podréis daros cuenta de que ya veo. Sí. También reconozco vuestra voz y ¡por supuesto! El olor especial de mamá, de su leche. Más en: El desarrollo psicomotor del bebé de 2 meses Los gorjeos y balbuceos llenan de alegría a padres y abuelos

No me conviene… que me estimulen demasiado, pues me canso y lloriqueo, … ni que me den infusiones o alimentos distintos de la leche.

Más en: Infusiones, ¿Sí o no?

No me abrigues en exceso

Creo que vosotros… ya me conocéis bastante bien. De vez en cuando volveréis a tener dudas, como en los momentos de mis «crisis”. Pero son siempre pasajeras y luego vuelvo a ser un bebé adorable. … seguramente ya habréis vuelto a tener relaciones sexuales. Ojo, que sean seguras porque no quiero que venga un hermanito a “destronarme” demasiado pronto.

Más en: ¿En qué consisten las «crisis» del bebé?

Cuidados especiales de la madre durante la lactancia

Algunos padres piensan… los bebés se malcrían si se les toma en brazos a menudo. ¡Qué tontería! Soy demasiado pequeño y apenas tengo memoria, así que no puedo aprender “malas costumbres”. Sin embargo, cuando me tomáis en brazos, me dais todo vuestro calor y vuestra paciencia, y esto afianza mi seguridad en vuestro amor.

No os olvidéis de… pedir la cita para que me pongán las primeras vacunas (Difteria, tétanos, tosferina, polio, Haemophilus B, Hepatitis B y Meningococo C)¡Uf, son tres pinchazos! Necesitaré luego otros cuantos mimos. … ni de que la comunicación conmigo va en dos direcciones: veo, escucho y aprendo sin cesar. Así os conozco al tiempo que vosotros me comprendéis a mi.

Más en: El llanto es una forma de comunicación

Las primeras vacunas