Elevación mamaria después de ser madre

9

No es de extrañar que sean muchas las madres que decidan someterse a una elevación de mamas u otro tipo de operación pecho.

La apariencia de los senos afecta positiva o negativamente a la autoestima y el amor propio de las mujeres, ya que es uno de sus principales signos de identidad. De hecho, se estima que al menos un 50 % de las mujeres se operan tras dar a luz.

¿Qué debes saber sobre las operaciones del pecho después del parto?

No solo por el parto, sino también por la lactancia, el pecho se cae, pierde su forma original o incluso se reduce el tamaño por la pérdida de elasticidad. ¿Tienes preguntas sobre la elevación mamaria tras el parto? Te damos todas las respuestas.

¿Cuándo es el mejor momento para operarse?

Esta es sin duda la primera pregunta que pasa por la mente de cualquier madre. De lo que dependerá la respuesta es de si darás de lactar o no. El cuerpo sabe cuando la leche se utiliza o no, y cuando no se hace deja de subir y el pecho tarda mucho menos en recuperar su forma original. Por tanto, se podría decir que si alimentarás a tu hijo de esta forma, debes esperar a que concluya el periodo de lactancia, mientras que si no, el tiempo se acorta y a los dos o tres meses podría ser conveniente someterse a la operación.

¿Se me estropea la operación si me quedo embarazada nuevamente?

La respuesta es sí.  Por ello, los profesionales de la salud recomiendan someterse a una elevación de mamas cuando se haya decidido no tener más hijos, ya que tanto el embarazo como la lactancia afectan a la forma, la elevación y elasticidad del pecho.

¿Puedo interrumpir la lactancia para adelantar la cirugía?

Para quienes no puedan o no quieran dar el pecho, hay fármacos que aceleran el proceso de devolver al pecho a su estado basal. No obstante, no es recomendable frenar la lactancia si ya ha comenzado ni tampoco interrumpirla a no ser que exista un problema de salud.

¿Cuánto debo estar de reposo?

Esta es otra de las preguntas más comunes, pues ahora hay un pequeño ser dependiente de ti. La elevación de mamas no es una cirugía complicada y no conlleva un proceso de reposo ni intenso ni largo.

Los siguientes días a la operación se notan leves molestias que impedirán que levantes objetos pesados durante al menos cuatro semanas. También se recomienda evitar el ejercicio.

Teniendo esto en cuenta, es más recomendable esperar a recuperarte del todo y que tu bebé sea un poquito menos dependiente (aunque lo seguirá siendo) para hacerse la elevación de mamas.

Si tu pecho se ha quedado mal tras el embarazo y el parto, la mastopexia te permite recuperar su forma original y tu autoestima.