¿Cómo diferenciar el Baby blues de la depresión postparto?

864

El Baby blues muchas veces se confunde con una depresión postparto. Son alteraciones que presentan síntomas similares, pero su gravedad es muy diferente. El Baby blues es un trastorno leve, transitorio que no necesita tratamiento. Sin embargo, la depresión postparto es más grave y requiere tratamiento especializado. Saber diferenciarlos es importante para poder actuar adecuadamente ante uno u otro.

El estado de ánimo de tristeza postparto o Baby blues no es una depresión postparto. Aunque es muy frecuente utilizar la etiqueta de depresión postparto para definir a la madre que se siente triste y un poco ansiosa las primeras semanas tras el nacimiento de su bebé, son dos alteraciones del estado de ánimo diferentes. Así pues, muchas veces se confunde el síndrome del Baby blues con la depresión postparto y, aunque ambos trastornos tienen similitudes, es importante saber diferenciarlos.

El síndrome del Baby blues o tristeza postparto es una alteración emocional que conlleva sentimientos de tristeza, irritabilidad, frecuentes ganas de llorar, angustia y cambios de humor.

La depresión postparto es un estado depresivo que se caracteriza por irritabilidad y ansiedad, alteraciones del apetito, sentimientos de culpabilidad, falta de concentración, incapacidad para disfrutar, alteraciones del sueño y del apetito y retraimiento. Además, puede presentar otros síntomas como sentimientos negativos hacia el bebé, incapacidad de cuidar de sí misma o del bebé y preocupación exagerada por el bebé o falta de interés hacia él.

Así pues, ambos síndromes coinciden en que presentan sentimientos de tristeza, angusta e irritabilidad, pero tienen muchas diferencias.

Diferencias entre la depresión postparto y el Baby Blues

  • La depresión postparto es un trastorno grave del estado de ánimo, mientras que el Baby blues es una alteración leve. Por tanto, la intensidad de los síntomas de la depresión postparto es mayor que la de los síntomas del Baby blues.
  • El Baby blues aparece durante la primera semana tras el parto, generalmente. Sin embargo, la depresión postparto puede iniciarse en cualquier momento durante el primer año después del parto.
  • El Baby blues afecta a un 80% de las madres, aproximadamente, mientras que la depresión postparto aparece en alrededor de un 15% de las madres. Por tanto, el Baby blues es mucho más frecuente que la depresión postparto.
  • El Baby blues tiene una duración de unos 15 días, a diferencia de la depresión postparto, que puede durar hasta un año.
  • El Baby blues no interfiere con las tareas diarias de la madre. La depresión postparto sí puede interferir con las actividades de la vida diaria de la madre e incapacitarla para llevar a cabo algunas de ellas.
  • El Baby blues no entraña ningún riesgo para la salud de la madre o del bebé. La depresión postparto sí puede llegar a ponerles en peligro en algunos casos porque puede hacer que la madre sea incapaz de cuidar de sí misma o del bebé.
  • El Baby blues remite por sí solo. Sin embargo, la depresión postparto requiere de ayuda psicológica especializada.

¿Por qué es importante saber diferenciarlos?

La importancia de saber diferenciar el Baby blues de la depresión postparto radica en que la depresión postparto es un trastorno que puede llegar a ser muy grave y requiere tratamiento especializado. Sin embargo, el Baby blues es una alteración leve que remite por sí sola. Diferenciarlos bien es esencial para actuar de forma adecuada ante uno u otro.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.