PartoAprende a reconocer las verdaderas contracciones del parto

Aprende a reconocer las verdaderas contracciones del parto

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

En el último trimestre de gestación, algunas mujeres sienten las llamadas contracciones de Braxton-Hicks o falsos dolores de parto, que tienen la función de preparar el útero de la embarazada para el parto. Las contracciones reales se diferencian de estas en que se suceden, regularmente, a intervalos de nunca más de 5 minutos. Por ello, se recomienda cronometrar las contracciones para saber si el parto ha comenzado.

La aparición de contracciones cada vez más intensas y a intervalos regulares indica que ha comenzado la dilatación.

Son una señal inequívoca de que se ha iniciado el proceso del parto.

Al contraerse el útero, se produce un endurecimiento del abdomen que suele ir acompañado de dolor en la parte inferior del abdomen o a veces en la zona lumbar.

A medida que se acerca el parto, la frecuencia, duración e intensidad de las contracciones aumenta.

Estas contracciones son distintas de las contracciones de Braxton-Hicks o falsos dolores de parto que la mujer suele sentir en el último trimestre del embarazo.

Éstas no suelen ser dolorosas y se producen a intervalos irregulares.

Solo al final del embarazo pueden resultar molestas para la futura madre. Su objeto es preparar al útero para el parto.

Para saber si se estás ante un parto verdadero o falso, debes cronometrar las contracciones.

Si éstas aparecen a intervalos regulares, cada 5 minutos o menos, si duran entre 30 y 70 segundos y no desaparecen cuando la mujer se mueve, entonces es que ha comenzado la fase de latencia o borramiento del cuello.

Te puede interesar  Colorterapia, el poder de los colores en la habitación del bebé

Es el momento de acudir al hospital.

Cuando se está ante un falso parto, las contracciones son de carácter leve, se producen a intervalos irregulares y pasan más de 5 minutos sin que se repitan.

Además, suelen desaparecer cuando la embarazada se mueve o descansa.

Ante estas señales lo mejor es relajarse y buscar una distracción, ya que el parto aún no se ha iniciado.

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados