Las vacaciones de los niños: ¿un quebradero de cabeza para los padres?

18

Hoy en día, generalmente trabajan tanto los padres como las madres. Esto hace que muchas familias tengan dificultades cuando los niños tienen vacaciones. Muchas veces, los padres no tenemos con quien dejar a nuestros hijos. Además, queremos que los niños dediquen su tiempo libre a actividades interesantes y divertidas. Existen múltiples opciones para que las vacaciones de los niños, mientras los padres trabajamos, sean divertidas y estimulantes.

Las vacaciones escolares de los niños suponen más del doble de las vacaciones que tienen los padres.

Cuando se acercan estos días de ocio, tan ansiados por ellos, la mayor parte de los padres y madres se enfrentan a la cuestión de cómo hacerse cargo de los niños y de ocupar su tiempo libre.

¡Para muchos padres supone un auténtico quebradero de cabeza!

Con la incorporación de la mujer al mercado laboral y la imposibilidad de hacerse cargo de los niños debido al horario de trabajo: ¿quién puede cuidar de los niños durante las vacaciones escolares? En muchos casos, las abnegadas abuelas que ya lo hacen durante el resto del año, personas encargadas del cuidado de los niños o a veces nadie.

La situación ha cambiado mucho desde hace algunos años. En el pasado algunos niños se quedaban en casa generalmente a cargo de las madres y otros se iban al pueblo de la familia.

Desde edad temprana, los niños jugaban solos en la calle, disfrutaban de una libertad e independencia que hoy se ha perdido. No pasaban tantas horas dedicadas a actividades sedentarias, ya que no existía la amenaza de la televisión y de las nuevas tecnologías (videojuegos, tabletas, dispositivos móviles,..).

Hoy en día, con el fin de evitar largos periodos de inactividad en casa solos, algunos padres deciden inscribir a sus hijos en diferentes actividades para ocupar su tiempo libre, y ofrecerles así una oportunidad de desarrollar una actividad diferente y estimulante.

Algunos prefieren que sus hijos aprovechen este tiempo para profundizar en otras disciplinas como el aprendizaje de idiomas, deportes,…

A la hora de elegir la actividad, no olvides que los niños tienen que sentirse de vacaciones y que la actividad debe romper la rutina del año escolar.

Evita mostrar preocupación o crispación por cómo ocupar su tiempo durante este periodo. Los niños no deben percibir que ellos son causa de un problema.

Elige las actividades más adecuadas a su edad, a su grado de madurez y sobre todo ten en cuenta sus gustos y preferencias.