Trucos de magia para niños pequeños

263

La magia es un arte que consiste en hacer creíble lo imposible. Fascina a adultos y a niños. A partir de los 4 años, los niños empiezan a sospechar que detrás de la magia puede haber truco. Antes de esa edad, no. La magia es magia, sin más. Para que podáis entrenar desde casa, os explicamos cómo hacer algunos trucos de magia sencillos de entender para niños pequeños. Entre truco y truco, no olvidéis pronunciar alguna de las palabras mágicas, como ¡Abracadabra!

Para ayudar a vuestros hijos a convertirse en auténticos magos, queremos explicaros algunos trucos fáciles de entender para niños de 3 a 5 años, que suele ser la edad en que comienzan a entender y valorar lo mágico que hay en la magia.

Hasta los 2-3 años, los niños no diferencian la realidad de la fantasía. Encender una luz o mezclar dos colores y que resulte otro (rojo+amarillo=naranja) es igual de mágico. En cambio, a partir de los 4 años, se produce un desarrollo madurativo importante.

Y los niños empiezan a sospechar que detrás de la magia hay truco. Por esta razón, los 4-5 años es un momento precioso y único para enseñar a tus hijos algunos trucos de magia. Pero ojo, no os confiéis porque …

… ¿es fácil hacer magia para niños? 

Los niños en general son un público difícil. Alguno de los mejores magos del mundo y de la historia (sin ir más lejos el genial y reconocidísimo internacionalmente cartomago y mago Juan Tamariz) suele rehusar actuar si en la sala hay niños.

Otros en cambio, como Jorge Blass, otra de las figuras internacionales de la magia, empezó su carrera ligada a los niños.  

El hecho de hacer magia con niños forma y entrena a los magos. Permite prever lo imprevisible, conducir la actuación o truco hacia donde quiere el mago y explotar la capacidad de seducción para captar su atención.

Consejos previos para hacer magia con niños 

  • A estas edades, han de ser juegos o trucos cortos, directos, sin necesidad de recordar lo que pasó hace unos minutos pues su capacidad de atención es aún limitada, incentivando la participación voluntaria y usando objetos cotidianos que ellos conozcan (telas, cuerda, papel, pelotas…).
  • Aparte de crear una atmósfera especial (aprender unas palabras mágicas, usar un disfraz, materiales mágicos, música misteriosa de fondo..), también ayuda dotar a la actuación de un toque cómico y sencillo para adaptarnos a su edad.
  • Por último, a estas edades funciona muy bien un recurso clásico del mago: el mago fallón, que necesita de la empatía y de la ayuda de los niños para hacer magia. Esto engancha a los niños al hacer que se sientan más protagonistas. ¡Comenzamos!

Trucos de magia para niños

Todos los trucos se realizan con materiales cotidianos y económicos. Esto da mayor credibilidad al truco en sí.  A veces un aparato muy sofisticado da apariencia de encerrar algún secreto, algo imposible en cosas de andar por casa. ¡Y este no es el efecto que queremos!

1. El globo atravesado, un truco de magia fácil pero impresionante

Este truco es muy fácil de realizar, pero no por ello poco impresionante. Causa un fuerte impacto en el público y es especialmente acertado para la magia infantil.

Materiales: un globo y una aguja, pincho o alfiler.

Preparación: inflar el globo. 

Actuación: tras inflar el globo, preguntamos a nuestro público qué sucede cuando pinchamos un globo con un elemento punzante. El público probablemente dirá que el globo explota. A continuación, cogemos nuestro objeto punzante y lo atravesamos por el globo, insertando la punta por la zona que se indica en las imágenes.

El globo que no explota: trucos de magia para niños

Y… ¡el globo no explota! Una vez más la magia nos sorprende con el arte de lo imposible.

Este truco ha sido cortesía del mago Antxon, de Animaciones Aeiou Bilbao.

2. Hilo roto y recompuesto, un truco de magia sencillo y espectacular

Este truco lo hace el mismísimo Jorge Blass y produce un gran efecto sobre los escenarios.

Materiales: hilo de hilvanar. 

Preparación: sacamos de la bobina unos 60 cm de hilo y en ese punto empezamos a enrollar otros 50 cm en nuestro dedo, creando un «burruñito» como diría el gran Juan Tamariz. Sin romper el hilo volvemos a enrollar el burruñito y los 60 cm de hilo en la bobina, como si nadie hubiera desenrollado nada. 

Actuación: mostramos la bobina de hilo normal y pedimos que nos digan basta cuando quieran que paremos de sacar hilo (realmente forzamos haciéndonos los despistados o ralentizando el ritmo hasta que llegamos al burruñito). En ese punto ocultamos el burruñito entre los dedos índice y pulgar y dejamos el resto de los 60 cm colgando. 

Contando alguna historia como que el hilo es la amistad que se va rompiendo, vamos rompiendo el hilo despacio y claramente. Incluso los niños disfrutarán rompiéndolo ellos mismos y sabiendo así que está roto.

Unimos los pedazos entre sí junto al hilo que quede y que pretendemos unir, pero no. Es en ese momento cuando baja la atención del público y damos el cambiazo (ocultamos los trozos de hilo roto entre dedos índice y pulgar y sacamos a la vista el burruñito que estará dentro de esos 60 cm de hilo).

Ahora, con mucha magia y misterio, incluso soplando el burruñito, vamos separando los dos cabitos para que el burruñito se desenrolle y se muestre así que el hilo roto se ha recompuesto. ¡¡Magia!!

Truco de magia para niños: hilo roto y recompuesto

3. Las 3 cuerdas iguales o la pesadilla del profesor, un truco clásico de la magia

Materiales: una cuerda, preferentemente de algodón, que ha de ser blanda y tener un meñique de grosor.

Preparación: se necesita una cuerda de 12 cm, otra de 50 cm y otra de 89 cm aproximadamente y se presentan al espectador colgando de la mano, agarradas por la palma y el pulgar.

Actuación: tenemos 3 cuerdas iguales… Bueno, casi iguales… Mirad, estaba un poco dormido hoy pero ya veréis cómo son iguales. Cogemos el cabo que cuelga de la cuerda corta y con uno de sus cabos rodeamos a las otras dos.

Ahora ponemos el cabo que cuelga de la mediana al lado de la corta y por último el que cuelga de la larga al lado. Tiramos de los dos cabos de la larga y de la mediana y… ¡¡magia!! Si lo dejamos caer parecen 3 cuerdas iguales.

Ahora hacemos una contada falsa haciendo un cambiazo de una de las libres por la doble y será mucho más inverosímil. Para terminar hacemos el primer proceso al revés y las cuerdas volverán a ser diferentes.

Truco de magia para niños con cuerdas

4. Gag perrito mágico, una broma para distraer al público

En toda buena actuación de magia debe haber un contrapunto, un gag, una broma o varias para destensar al público, relajar de la propia tensión de pillar al mago y también para precisamente distraerles y confundirles. Uno que funciona extremadamente bien es el de perrito mágico.

Tras hacer 2-3 trucos, el público dará por hecho que se trata de otro juego sorprendente y se partirán de risa. ¡Garantizado!

Trucos por cortesía de Animaciones Aeiou

Todos estos trucos han sido ofrecidos por los Magos infantiles Aeiou que ofrecen servicios de animadores infantiles en toda España. 

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.