Dos bebés mellizos nacen en Sevilla sin una enfermedad hereditaria gracias a la técnica de Diagnóstico Genético Preimplantatorio

La técnica de Diagnóstico Genético Preimplantatorio (DGP) consigue que dos mellizos nazcan sin una enfermedad hereditaria, la fibrosis quística, de la que eran portadores sus padres. Los bebés nacieron en el hospital público Virgen del Rocío de Sevilla.

En 2007, la Unidad de Genética y Reproducción Humana Asistida del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla logró que naciesen dos bebés mellizos libres de una enfermedad hereditaria, la fibrosis quística, que afecta a las glándulas endocrinas y provoca numerosas complicaciones en los pulmones y en el páncreas.

Gracias a la técnica de Diagnóstico Genético Preimplantatorio (DGP) , los expertos consiguieron desechar el gen defectuoso de los embriones, obtenidos por fecundación “in vitro”, e implantar el embrión viable en el útero de la madre.

Los bebés nacieron en el hospital público sevillano. Se llaman Javier y Lola, pesaron más de dos kilogramos al nacer y se encuentran en perfecto estado.

El responsable de la Unidad de Genética y Reproducción Humana Asistida del hospital, Guillermo Antiñolo, indicó que esta práctica es posible gracias a la legislación andaluza. Esta comunidad es la única en España que reconoce el derecho del ciudadano al acceso gratuito al Diagnóstico Genético Preimplantatorio.

Desde que se puso en marcha esta técnica en octubre de 2005, son cuatro los bebés que han nacido libres de enfermedades genéticas hereditarias en Andalucía.

Los padres andaluces que pueden beneficiarse de esta técnica son aquellos que padecen alguna enfermedad hereditaria como atrofia muscular espinal, distrofia muscular de Duchenne, enfermedad de Huntington, hemofilia A y B o síndrome de Alport ligado al cromosoma A, entre otras.