El estómago del bebé recién nacido: ¿Qué cantidad de leche materna toma el bebé?

1732
Tamaño del estómago del bebé y lactancia materna

Muchas madres creen que no tienen suficiente leche o que su bebé recién nacido no mama lo suficiente. Y se agobian. Sin embargo, cuando nacen, los bebés tienen un estómago muy pequeño, similar al del tamaño de una cereza. Poco a poco se va agrandando y la cantidad de leche que toman es mayor.

Muchas madres se estresan con la lactancia materna a demanda porque creen que no tienen suficiente leche para dar de mamar a su bebé, sobre todo al principio. Y creen que su leche no vale nada, no alimenta.

Esto es una creencia completamente errónea, ya que solo un porcentaje pequeño de mujeres tiene una baja producción de leche (p. ej. puede ocurrir en mujeres con estrés, anemias severas, hipotiroidismo, cirugías mamarias).

La primera leche que producen es el calostro, que contiene todos los nutrientes fundamentales para el bebé.

    Durante los primeros días, los bebés maman frecuentemente, entre 8-12 tomas al día, repartidas entre el día y la noche.

      Los bebés recién nacidos no necesitan grandes cantidades de leche, puesto que su estómago es muy pequeño.

      Con el paso de los días, el estómago aumenta de tamaño y la sensación de hambre del bebé también es mayor.

      Para vuestra tranquilidad, fijaos en la imagen superior en la relación entre el tamaño del estómago y la cantidad de leche que necesita consumir un bebé. ¡Es muy poco!

      ¿Cuándo suelen agobiarse las madres?

        ¿Tendrá hambre otra vez?

        Algunos bebés maman más deprisa y otros más despacio. Otros son más inquietos y otros excesivamente pausados.

        Muchas madres se agobian cuando sus bebés maman unos minutos, se quedan dormidos y se despiertan porque tienen hambre. Durante la lactancia… se vuelven a quedar dormidos.

        Esta situación se conoce como «Cluster Feeding» (en español no tiene traducción); pero sería como decir que el bebé se alimenta por picoteos.

        Y genera mucha inseguridad en la madre lactante porque duda de si lo está haciendo bien o de si su bebé está suficientemente bien alimentado.

        Para tranquilidad de los padres, lo más importante es evaluar el número de veces que mama el bebé, no el tiempo que separa las tomas.

        Un consejo: ofrece el pecho frecuentemente al bebé cuando muestre signos de querer mamar. Lo sabrás por sus gestos: chupetean, mueven las manos hacia la boca,…

        ¿El bebé ha perdido peso?

        Durante los primeros días también es normal que los bebés alimentados con leche materna pierdan algo de peso. De hecho, los bebés pueden perder hasta un 5% de su peso.

        A partir de entonces, los bebés empiezan a engordar.

        El peso no es un factor tan relevante y no hay que agobiarse en exceso.

        La velocidad de crecimiento no es lineal en todos los bebés: unos crecen muy rápido y otros menos. Unos bebés son más gorditos y otros más delgados, pero sanos.

        Lo verdaderamente significativo es que el bebé incremente de peso de forma regular.

        Las 6 primeras semanas el incremento de peso promedio por día de los bebés es de 20-30 gr.

        Un consejo: observa el tono muscular de tu bebé y su comportamiento después de las tomas. Si su tono muscular es laxo y tras la lactancia se muestra irritable e incómodo, conviene que lo consultes con el pediatra.

        ¿Cuántas veces hace caca?

        Los padres suelen obsesionarse con las deposiciones. Sin embargo, lo verdaderamente importante es el pis. Los bebés recién nacidos mojan entre 5 ó 6 pañales al día.

        El patrón de deposiciones del bebé es muy variable. En líneas generales, suelen realizar deposiciones después de cada comida.

        Un consejo: observa la conducta del niño después de la tetada para saber si la leche de la madre es suficiente o no. Si después de mamar llora y busca el pecho de nuevo, quizás haya que comprobar si la técnica de lactancia es adecuada.

          ¡Evita los suplementos!

        No hay que precipitarse a dar suplementos, pues no siempre son la solución a los problemas, y pueden interferir gravemente en la lactancia materna.

        Los bebés que toman suplementos duermen más y maman menos. Este hecho hace que se estimule menos la producción y secreción de leche.

        Antes de recurrir a los suplementos, prueba a poner más tiempo al bebé en el pecho.

        También, para que el pecho tenga más estímulo puede funcionar recurrir a los extractores de leche.

        En cualquier caso, si tienes dudas sobre la lactancia materna y la evolución de tu bebé, consulta al médico, pediatra o a la asesora de lactancia.

        *Este artículo es divulgativo. En ningún caso sustituye la opinión de un médico. Para cualquier duda, consulta a tu especialista.

        Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.