¿Cómo dar el pecho a gemelos o a un bebé adoptado?

La lactancia en situaciones especiales, como en caso de tener gemelos, querer reanudar una lactancia interrumpida (relactación) o dar el pecho a un bebé adoptado es posible. Los expertos en lactancia pueden informarnos sobre cuál es la mejor manera de hacerlo.

Dar el pecho a gemelos

Como los pechos ajustan la producción de leche a las necesidades del bebé, en el caso de gemelos o mellizos, se produce similar adaptación. Las madres de gemelos pueden llegar a producir más de 2 litros de leche al día.

GemelosLa dificultad está en el tiempo y las manos. El tiempo, porque se puede pasar el día dedicada a amamantar. Las manos, porque además hay que hacer otras cosas.

Por eso, la solución más sencilla es dar el pecho a ambos a la vez. Pero es imprescindible tener ayuda. Se puede poner a los dos por delante, cruzando sus cuerpos, o ambos hacia atrás, con sus cuerpos por debajo de los brazos.

Para consejos adicionales, conviene recurrir por adelantado a un experto en lactancia.

Relactación o reanudación de la lactancia interrumpida

Si los pechos se prepararon durante el embarazo para fabricar leche, cualquier mujer que haya estado embarazada alguna vez puede volver a dar el pecho a un bebé aunque lleve días, meses o años sin hacerlo.

El secreto está en el mecanismo de producción de la leche. El estímulo repetido del pezón desencadena la producción de prolactina y oxitocina y éstas de leche.

Si el bebé succiona periódicamente o se utiliza una bomba sacaleches, ese estímulo del pezón logra la producción de leche en unos pocos días.

Hace falta decisión y apoyo por parte de la familia y algún experto en lactancia, pero es posible.

Mientras vuelve a subir la leche, el bebé puede recibir leche artificial mediante vaso, cuchara, jeringa o un dispositivo «suplementador» de lactancia.

Es muy interesante conocer la posibilidad de reanudar la lactancia en aquellos casos en que sea recomendable para el bebé recibir leche humana en vez de artificial.

Por ejemplo:

  • Bebés con intolerancia a las proteínas de leche de vaca (en vez de usar una fórmula de soja o un hidrolizado, mucho más caros y de peor sabor).
  • Cuando el bebé ha estado enfermo o separado de su madre por un tiempo, el pecho de la madre ha dejado de ser estimulado y, como consecuencia, produce menos leche, pero este proceso no es irreversible. Si el bebé estuvo enfermo, la madre sentirá la satisfacción de hacer algo verdaderamente especial por su hijo.
  • Si era ella la enferma, volver a amamantar puede ser un estímulo, un refuerzo de su autoestima y un encuentro placentero con su bebé.

Dar el pecho a un bebé adoptado

Algunas mujeres que adoptan un bebé desean sentir el vínculo especial de dar su propio pecho. Si la mujer ha estado alguna vez embarazada será más sencillo. Si no lo ha estado, aún existen posibilidades de lograrlo.

Es necesario contar con:

  • Grandes dosis de entusiasmo y voluntad.
  • La ayuda y el apoyo de su pareja, de su pediatra y de un experto en lactancia.
  • Puede ser necesario utilizar alguna hormona estimulante durante unas semanas antes de empezar.
  • Antes de recibir al bebé se deberá estimular los pechos varias veces al día con un sacaleches.
  • Cuando le den el bebé, habrá que ponerle a menudo al pecho, proporcionándole también suplementos de fórmula infantil mediante vaso, jeringa o un suplementador de lactancia.

Quizá ese bebé no llegue a alimentarse al 100% con leche de su nueva madre, pero tendrá todo su cariño.