: todo sobre

Prueba temas

Cuerpo: 

Titulo del destacado

Título con enlace

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus ut tortor massa, eu faucibus libero. In id eros vitae mauris condimentum mollis ac a neque. Maecenas scelerisque lacinia elit, id aliquet mi venenatis sollicitudin.

  • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
  • Vivamus ut tortor massa, eu faucibus libero.
  • In id eros vitae mauris condimentum mollis ac a neque. Maecenas scelerisque lacinia elit, id aliquet mi venenatis sollicitudin.
Para muchos padres adoptantes, pensar el cómo y cuándo contarle a su hijo que es adoptado resulta muy angustiante. Esto se debe a la trascendencia que, generalmente, se le ha asignado a este tema. Sin embargo, la realidad es que el hecho de ser adoptado no tiene por qué ser traumático para el niño. No obstante, la manera de transmitir esta información es importante.
Explicar la adopción a los niños

Explicar la adopción al niño, le ayuda a construir su identidad personal

Publicidad

El tema de la adopción y de transmitirle a un niño su condición de adoptado, es una cuestión muy mitificada. Esto ha hecho que los padres adoptantes experimenten muchas dudas y miedos al respecto.

No obstante, el ser adoptado no tiene por qué ser un hecho traumático para el niño. Si la familia adoptante le ofrece un entorno afectuoso y seguro, el niño establecerá vínculos emocionales sanos y equilibrados que le permitirán desarrollarse adecuadamente.

El acontecimiento de revelar al niño sus orígenes (o lo que se sepa de ellos) debe entenderse como un proceso intrínseco al propio desarrollo del mismo, más que como una situación aislada temida o un episodio trascendental en su vida.

Esto quiere decir que no debe comunicarse en un momento concreto, sino que esta información se debe integrar en la vida cotidiana del niño desde que éste comience a comprender este tipo de conceptos.

Así, la información relativa a su adopción debe transmitirse de manera natural desde que el niño sea capaz de comprender el lenguaje, ampliando dicha información y añadiéndole complejidad a medida que el niño crece y madura

Así, el niño conocerá su realidad “desde siempre” y la interiorizará de manera procesual, a medida que va creciendo y comprendiendo mejor el significado.

La familia ha de realizar un trabajo continuo sobre la vida del niño y sus orígenes con naturalidad.

De esta manera, el niño podrá reconciliarse con su pasado, con sus orígenes y con su familia biológica. Esto significa que debe saber lo que sucedió de la manera más favorable para él.

Es muy importante contextualizar los acontecimientos adecuadamente para que el niño pueda, más adelante, liberarse de sentimientos de culpabilidad, temores, dudas o explicaciones incorrectas.

También es esencial que se ofrezca la información de manera que el niño pueda darle un significado positivo al abandono sufrido, la institucionalización y la posterior asignación de una nueva familia.

Así, hay que ser muy cuidadoso con la forma en que se le cuenta lo que sucedió, tratando siempre de que el niño entienda que sus padres biológicos no le rechazaron, pero no podían hacerse cargo de él debido a unas determinadas circunstancias. El niño debe recibir el mensaje de que es una persona muy importante y querida.

También es fundamental que la historia de su origen no esté vinculada a hechos dramáticos solamente. Es muy importante incluir mensajes positivos en su historia de vida para evitar que el niño se sienta fracasado.

Construyendo la identidad personal

Todo ser humano comienza a construir su identidad personal desde el inicio de su vida. En los niños adoptados, esta identidad es doble y procede de sus dos familias, la biológica y la adoptiva.

Los niños adoptados reciben su ser físico y genético de la primera, pero su identidad social procede de su familia adoptante. Es fundamental que el niño conozca su realidad desde el principio, ya que es sobre ese conocimiento básico sobre el que construirá su identidad personal.

Es recomendable trabajar el tema de la adopción con cuentos infantiles de esta temática. También pueden elaborarse en familia cuentos personalizados de su historia personal, con dibujos y fotografías.

Del mismo modo, acudir a alguna asociación de familias que tengan hijos adoptados es un recurso muy positivo para el proceso de interiorización e integración de su pasado, su origen y su realidad. El hecho de poder compartir e identificarse con otros niños adoptados es muy beneficioso para la construcción de la identidad personal propia.

Por Equipo editorial Elbebe.com

Artculos relacionados

¿Por qué decir adiós al hijo imaginario?

¿Por qué decir adiós al hijo imaginario?

Los expertos señalan que antes de iniciar una adopción, es fundamental haber dicho adiós al embarazo y parto soñado y al hijo imaginario que se había creado en nuestra mente.

El deseo de ser padres, ¿por qué adoptar un niño?

El deseo de ser padres, ¿por qué adoptar un niño?

La dificultad para concebir no es el único motivo que impulsa a diferentes modelos de familia a adoptar un bebé.

La decisión de adoptar

La decisión de adoptar

La adopción es un recurso que tiene como fin proporcionar una familia a los niños que carecen de ella.

Trámites para adoptar a un niño en España

Trámites para adoptar a un niño en España

Las familias interesadas en adoptar a un niño deben dirigirse al servicio de protección de menores de la Comunidad Autónoma en la que residan...

Reportaje I: Los niños adoptados tienen derecho a conocer su origen

Reportaje I: Los niños adoptados tienen derecho a conocer su origen

En España, desde que se aprobó la Ley de Adopción Internacional el 28 de diciembre de 2007, todos los hijos, incluso los concebidos mediante técnicas de reproducción asistida, tienen derecho a conocer sus orígenes biológicos.

Adopción y acogimientos familiares

La adopción es una forma de proporcionar unos padres a un bebé o niño que carecen de ellos. Ésta puede ser nacional (adoptar a un niño en España) o internacional (adoptar a un niño en el Extranjero). Además de la adopción también existen los acogimientos familiares.

El principal objetivo del informe de idoneidad es garantizar la protección del menor en situación de desamparo y su bienestar en su nueva familia. Se valoran positivamente la madurez de los futuros padres y la estabilidad de la pareja. Se consideran motivaciones inadecuadas para la adopción todas aquellas que proyectan en el menor un medio para solucionar los problemas de pareja, sustituir un hijo fallecido...
Informe de idoneidad: adopción nacional

Informe de idoneidad para las familias que quieren adoptar

El informe de idoneidad es el documento que acredita a los futuros padres que son aptos para atender las necesidades de los niños adoptados.

Esto es así desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/1996. Este documento es una garantía para ejercer la paternidad y se realiza en el momento de solicitar la adopción nacional.

Estos informes tienen validez de tres años. En la mayoría de las ocasiones son suficientes entre tres y cuatro charlas con un psicólogo y un trabajador social para obtener todos los datos.

En el certificado de idoneidad se valora positivamente los siguientes puntos:

  • Estabilidad y madurez emocional que permitan que el niño se desarrolle armónicamente.
  • La existencia de motivaciones y actitudes para la adopción.
  • La relación de pareja. Las parejas deben tener una relación estable y positiva.
  • Aptitudes básicas para la educación del menor.

En cambio se valora negativamente los siguientes puntos:

  • La existencias de una psicopatología en alguno de sus miembros.
  • Motivaciones inadecuadas para la adopción como la adopción como medio para resolver una patología o desajuste en la pareja, tener un heredero, medio de promover una causa social, sustituir un hijo fallecido.
  • La existencia de duelos no elaborados.
  • Desajustes graves en la relación entre los futuros adoptantes.
  • La existencia de elevados niveles de estrés sin perspectiva de cambio.
  • La oposición de adoptar de alguno de los miembros de la pareja.
  • El rechazo a asumir los riesgos inherentes a la adopción, así como la presencia de expectativas rígidas respecto al niño y a su origen socio-familiar.

¿Sabías que...?

Si estás pensando en adoptar a un bebé, debes dirigirte a los Servicios de Protección del Menor de tu comunidad autónoma. Allí te proporcionarán la información y los documentos que debes cumplimentar.

Una vez formalizada la adopción y conseguida la idoneidad, formarás parte de una lista de espera. Tras la asignación del menor, se formalizará el Acogimiento Familiar Preadoptivo, que puede ser administrativo o judicial.

El último paso lo debe dar un juez, dictando el auto de adopción que permite a la familia inscribir al menor en el Registro Civil y proporcionarle unos apellidos.

Por Equipo editorial Elbebe.com

Artculos relacionados

Requisitos para adoptar a un niño en España

Requisitos para adoptar a un niño en España

Los requisitos para adoptar a un niño en España pueden variar considerablemente de una comunidad autónoma a otra.

Adoptar un niño en España

Adoptar un niño en España

La media de espera en España es de ocho años, frente a los dos de algunos países extranjeros como China.

La decisión de adoptar

La decisión de adoptar

La adopción es un recurso que tiene como fin proporcionar una familia a los niños que carecen de ella.

¿Qué es el acogimiento familiar?

¿Qué es el acogimiento familiar?

A diferencia de la adopción, el acogimiento permite que el niño no rompa el vínculo de unión jurídico y afectivo con su familia biológica.

Adoptar un niño en España puede llegar a ser un proceso tedioso, pero los trámites son simples. Los futuros padres han de solicitar el procedimiento de declaración de idoneidad, en el servicio de protección de menores de la Comunidad Autónoma en que residan. Tendrán que someterse a un estudio psicológico y social, además de realizar un cursillo, que garanticen el bienestar del menor en su nuevo hogar.
Para adoptar a un niño en España es necesario ciertos trámites

Para adoptar a un niño en España es necesario ciertos trámites

Las familias interesadas en adoptar a un niño en España deben dirigirse al servicio de protección de menores de la Comunidad Autónoma en la que residan y solicitar el procedimiento de declaración de idoneidad. Este documento es muy importante ya que, una vez obtenida la idoneidad, garantiza que la familia es apta para adoptar.

La adopción nacional se divide en dos partes:

  • En el momento de solicitar el certificado de idoneidad, un equipo de profesionales informa a las familias sobre las opciones que disponen en cada caso y explican a los padres interesados cómo se va a desarrollar el proceso. Una vez iniciado el proceso, los padres adoptantes tienen que realizar un cursillo y después, pasar un estudio psicólogico y social para obtener la idoneidad. En algunas comunidades los evaluadores (un psicólogo y un trabajador social) analizan las circunstancias afectivas, sociales, laborales y económicas de cada familia al tiempo que los futuros padres realizan los cursillos.
  • Una vez conseguido el certificado de idoneidad, el siguiente paso es esperar a la asignación del menor. El tiempo que dura este proceso depende de la disponibilidad de menores en adopción.

En España, por lo general, el menor vive con los futuros padres en régimen de acogimiento preadoptivo, antes de que un juez dicte una resolución judicial para que la adopción del niño se formalice desde el punto de vista legal.

El objetivo es favorecer la adaptación del menor a la familia antes de formalizar la propuesta. El periodo de convivencia es aproximadamente de entre seis meses y un año. Una vez que el niño es adoptado es necesario inscribirlo en el Registro Civil.

Por Equipo editorial Elbebe.com

Artculos relacionados

¿Estás pensando en adoptar a un bebé? ¿Qué se valora en el informe de idoneidad?

¿Estás pensando en adoptar a un bebé? ¿Qué se valora en el informe de idoneidad?

La existencia de elevados niveles de estrés en la familia adoptiva, sin perspectiva de cambio, se valora negativamente al elaborar el informe.

Requisitos para adoptar a un niño en España

Requisitos para adoptar a un niño en España

Los requisitos para adoptar a un niño en España pueden variar considerablemente de una comunidad autónoma a otra.

La decisión de adoptar

La decisión de adoptar

La adopción es un recurso que tiene como fin proporcionar una familia a los niños que carecen de ella.

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

Excepto en los casos en que un juez retira la patria potestad de un menor en situación de acogida, este no puede ser adoptado por otra familia.

Las competencias en materia de adopción y acogimiento en España están transferidas a las diferentes comunidades autónomas, por lo que los requisitos pueden variar. En general, se regula la edad de los padres adoptivos en relación a la edad del menor, exigiéndose siempre que al menos uno de los padres sea mayor de 25 años. En la adopción de bebés, las parejas suelen tener prioridad.
Es necesario cumplir ciertos requisitos para adoptar en España

Es necesario cumplir ciertos requisitos para adoptar en España

En España, las competencias en materia de adopción nacional y acogimiento están transferidas a las comunidades autónomas (CC.AA.), por lo que los requisitos para adoptar a un niño pueden variar considerablemente de una región a otra.

En líneas generales, según artículo 175 del Código Civil, podemos decir que los requisitos que deben cumplir los padres para adoptar a un niño son los siguientes:

  • Uno de los dos miembros de la pareja debe tener, al menos, 25 años de edad y 14 años más que el adoptado. Cuando se habla de proporcionar unos padres a un niño que los necesita, los padres deben tener la edad y madurez suficiente para asumir ciertas responsabilidades relacionadas con el cuidado y crianza de los niños. En este caso basta con que uno de los miembros tenga al menos los 25 años de edad.
  • La diferencia de edad entre los padres adoptivos y el niño adoptado no debe ser superior a 40 años. En algunas comunidades autónomas esta cifra alcanza los 45 años. En la mayoría de los casos se establece la media de edad de la pareja. Una de las razones por las que se fija un límite de edad entre el adoptado y el adoptante es asegurar el relevo generacional. Los padres no pueden ser "abuelos" en el sentido de que tienen que encargarse del cuidado del niño con plenas facultades para ello y tener una edad que no ponga en peligro su propia supervivencia, es decir que el niño se quede "huérfano".
  • Presentar los trámites de adopción en el registro de adopciones correspondiente, así como que existan motivaciones suficientes para iniciar los trámites de adopción.
  • Reunir las condiciones psicológicas necesarias para atender al menor (esto se mide mediante un informe de idoineidad) y económicas suficientes para poder hacerse cargo del niño y de su educación. Por ejemplo, tener una vivienda apta para el cuidado del menor.
  • Convivencia mínima de la pareja de 2 años.
  • Se valora negativamente que las parejas condicionen su adopción a determinadas características del menor, como sexo, edad o procedencia socio-familiar del menor.
  • Algunas comunidades autónomas solicitan residir en la región en la que se solicita la adopción del niño.
Por Equipo editorial Elbebe.com

Artculos relacionados

Trámites para adoptar a un niño en España

Trámites para adoptar a un niño en España

Las familias interesadas en adoptar a un niño deben dirigirse al servicio de protección de menores de la Comunidad Autónoma en la que residan...

¿Estás pensando en adoptar a un bebé? ¿Qué se valora en el informe de idoneidad?

¿Estás pensando en adoptar a un bebé? ¿Qué se valora en el informe de idoneidad?

La existencia de elevados niveles de estrés en la familia adoptiva, sin perspectiva de cambio, se valora negativamente al elaborar el informe.

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

Excepto en los casos en que un juez retira la patria potestad de un menor en situación de acogida, este no puede ser adoptado por otra familia.

Tipos de acogimiento familiar en España

Tipos de acogimiento familiar en España

Hasta finales de los 70, en España sólo existían dos medidas para los menores en situación de desamparo: el internamiento o la adopción.

A la hora de tomar una decisión tan importante como la de adoptar un niño, los futuros padres deben estar dispuestos a asumir las obligaciones que ello acarrea sin olvidar que la adopción, a diferencia del acogimiento familiar, supone un compromiso definitivo. La adopción ha de hacerse pensando en el menor y debe estar motivada por el deseo de criarlo y educarlo como a un hijo biológico.
Los padres se tienen que querer a los niños adoptados como si fueran biológicos

Los padres tienen que querer a los niños adoptados como si fueran biológicos

La adopción es un recurso que tiene como fin proporcionar una familia a los niños que carecen de ella.

La familia es una de las instituciones más importantes para la construcción de nuestra identidad y bienestar psicológico. Forma parte de lo que somos e influye en la visión que tenemos de nosotros mismos y que proyectamos hacia los demás.

Con la familia, los niños desarrollan su personalidad, crecen, juegan, se divierten, descubren el mundo, aprenden a relacionarse con los demás y a vivir en sociedad.

Los Derechos del Niño, aprobados por la Asamblea General de la ONU el 20 de noviembre de 1959, establecen que todos los niños y niñas del mundo tienen derecho a una familia. Y este derecho es universal y necesario para el desarrollo de la buena infancia. 

La adopción es un acto jurídico que establece un juez y que supone la creación de un vínculo de parentesco civil entre adoptante y adoptado totalmente comparable a los vínculos naturales que se establecen entre padres e hijos. Esto significa ser padres del niño asumiendo los deberes y obligaciones que este hecho acarrea. 

La adopción no puede constituirse para asumir una carencia de los padres, como no poder tener hijos o haber sufrido la pérdida de un niño. Tampoco puede establecerse por una pretensión egoísta de los padres, como aliviar un sentimiento de soledad para sentirse acompañados. Ni siquiera se debe adoptar simple y llanamente por solidaridad con los niños menos favorecidos.

Las adopciones, una vez que se constituyen, son para toda la vida. Los niños no son un objeto, ni un producto que se pueda devolver. Ésta es una de las grandes diferencias con respecto al acogimiento, que dura (en función del tipo de acogimiento) hasta que los problemas de los padres que los incapacitaban para cubrir las necesidades de los niños se resuelven.

Por Equipo editorial Elbebe.com

Artculos relacionados

El deseo de ser padres, ¿por qué adoptar un niño?

El deseo de ser padres, ¿por qué adoptar un niño?

La dificultad para concebir no es el único motivo que impulsa a diferentes modelos de familia a adoptar un bebé.

Adoptar un niño en España

Adoptar un niño en España

La media de espera en España es de ocho años, frente a los dos de algunos países extranjeros como China.

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

Excepto en los casos en que un juez retira la patria potestad de un menor en situación de acogida, este no puede ser adoptado por otra familia.

Tipos de acogimiento familiar en España

Tipos de acogimiento familiar en España

Hasta finales de los 70, en España sólo existían dos medidas para los menores en situación de desamparo: el internamiento o la adopción.

¿Por qué decir adiós al hijo imaginario?

¿Por qué decir adiós al hijo imaginario?

Los expertos señalan que antes de iniciar una adopción, es fundamental haber dicho adiós al embarazo y parto soñado y al hijo imaginario que se había creado en nuestra mente.

El requisito legal básico para adoptar un niño en España es que ningún familiar del menor ostente su patria potestad. De los treinta mil menores que viven tutelados en instituciones públicas en nuestro país, sólo un 10% puede ser objeto de adopción. Además, a diferencia de países como China, aquí el proceso legal de adopción de un menor puede prolongarse hasta 8 años.
Adopción de niños en España

Adopción de niños en España

La mayoría de las parejas que decide adoptar opta por ser padres de un bebé. Esto no siempre es posible, al menos en España.

Primero, porque el número de bebés adoptables es escaso con respecto a la demanda. Segundo, para que la adopción nacional se lleve a cabo es indispensable que el bebé o niño tenga una situación jurídica concreta: que ningún familiar ostente su patria potestad.

Esta situación, a veces, supone un problema para los niños, ya que muchas familias biológicas rechazan, y se oponen, a entregar a sus hijos en adopción a pesar de no poder cuidarlos, educarlos o hacerse cargo de ellos. Los niños, entonces, pueden pasar años esperando a que la situación de sus padres se resuelva acogidos en un centro de menores o en una familia de acogida.

Durante ese tiempo muchos de ellos llegan a cumplir la mayoría de edad. Todos esos años, que en la vida de un adulto no son nada, en la vida de un niño son todo un mundo en los que se forja su carácter y se desarrolla su personalidad.

Las familias de acogida, por su parte, no pueden adoptarlos. Sólo es posible la adopción nacional de niños huérfanos de padres, niños que han sido abandonados o niños que sus padres han renunciado formalmente a ellos o que un juez haya retirado la patria potestad a los padres biológicos por razones graves (como los malos tratos).

En España hay cerca de treinta mil menores que viven tutelados en instituciones públicas. De estos menores sólo un 10% puede ser objeto de adopción.

Las familias que desean adoptar, por su parte, son reacias a aceptar a un niño de diez u once años. Por lo que muchas familias deciden adoptar a un bebé en el extranjero. Esto ocurre, sobre todo, porque en España el proceso legal para adoptar es largo y lento. La media de espera puede ser de hasta ocho años frente a los dos de algunos países extranjeros como China.

Por Equipo editorial Elbebe.com

Artculos relacionados

Requisitos para adoptar a un niño en España

Requisitos para adoptar a un niño en España

Los requisitos para adoptar a un niño en España pueden variar considerablemente de una comunidad autónoma a otra.

Trámites para adoptar a un niño en España

Trámites para adoptar a un niño en España

Las familias interesadas en adoptar a un niño deben dirigirse al servicio de protección de menores de la Comunidad Autónoma en la que residan...

Tipos de acogimiento familiar en España

Tipos de acogimiento familiar en España

Hasta finales de los 70, en España sólo existían dos medidas para los menores en situación de desamparo: el internamiento o la adopción.

La decisión de adoptar

La decisión de adoptar

La adopción es un recurso que tiene como fin proporcionar una familia a los niños que carecen de ella.

El tiempo que permanece un niño en una familia de acogida depende del tipo de acogimiento familiar. Existen tres tipos: el acogimiento simple, el acogimiento permamente y el acogimiento preadoptivo. En el primero, el niño permanece menos de 2 años, en el segundo su duración es indefinida y en último está menos de 1 año hasta que un juez formalice la adopción.
La duración del niño en una familia de acogida puede variar considerablemente

La duración del niño en una familia de acogida puede variar considerablemente

El niño puede permanecer más o menos tiempo en una familia de acogida, en función del tipo de acogimiento. Algunos acogimientos pueden durar 6 meses y otros años, incluso hasta que el niño cumple la mayoría de edad.

Existen tres tipos de acogimientos familiares: el acogimiento simple, el acogimiento permanente y el acogimiento preadoptivo. La mayoría de éstos no son sinónimo de adopción, salvo los preadoptivos.

Dentro del acogimiento simple también podemos enmarcar otros tipos de acogimientos temporales, como los acogimientos familiares de urgencia, los acogimientos para niños en periodo de vacaciones o los acogimientos especiales para niños con necesidades especiales o enfermos. Todos ellos son relativamente recientes.

A continuación os explicamos cuánto tiempo permanece un niño en una familia de acogida en función del tipo de acogimiento. 

En este artículo sobre tipos y duración de los acogimientos familiares:

Acogimiento familiar simple

En el acogimiento simple el niño permanece acogido en una familia hasta que la situación de su familia biológica se resuelva y pueda volver a hacerse cargo del cuidado y crianza de su hijo. Se planteó para los niños cuyas familias se encuentran en fase de estudio por problemas económicos, tratamientos de rehabilitación y/o enfermedades.

Los padres son los que autorizan el acogimiento y dan su consentimiento. Por lo general, en este tipo de modalidad, los niños siguen viendo a sus padres biológicos durante el tiempo de acogida, que no suele superar los dos años. En algunos casos, ambas familias, la biológica y la de acogida, se conocen.

Subtipos de acogimientos simples:

1. Acogimiento familiar de urgencia

El acogimiento familiar de urgencia es otra forma de acogimiento simple. Se pensó para niños muy pequeños, que no suelen superar los 6 años de edad. Los bebés o niños suelen permanecer en una familia de acogida un tiempo inferior a seis meses. Este tipo de familias acogedoras se conoce como "familias canguro" o "familias paraguas".

2. Acogimientos temporales

Los programas de acogimientos temporales también son formas simples de acogimiento. Suelen ser por un periodo corto de tiempo, como fines de semana o vacaciones. Los niños acogidos suelen proceder de zonas vulnerables, como el Sahara o Ucrania.

3. Acogimientos especiales

Los acogimientos especiales son para niños que tienen unas características especiales: mayores de 8 años, tienen alguna enfermedad o discapacidad o son de una cultura minoritaria.

Acogimiento familiar permanente

El acogimiento permanente tiene una duración mayor que el acogimiento simple, ya que no se prevé el retorno inmediato del niño a su familia de origen, bien porque no es posible (problemas de salud, enfermedad mental...) o bien porque no es deseable para la integridad y desarrollo del bebé o niño debido a problemas de adicción, condenas largas en prisión, trastornos psicológicos graves.

En este caso, las familias acogedoras tienen una mayor autonomía en el cuidado del niño. Desde que se inicia el acogimiento hasta que se resuelve la situación familiar pueden pasar muchos años. Incluso es muy probable que el niño cumpla la mayoría de edad mientras convive con su familia de acogimiento. Sin embargo, esto no implica la adopción. Las familias acogedoras son una figura parecida a la de los padrinos o tutores en la actualidad.

Durante este periodo el niño puede seguir en contacto con su familia biológica o bien con aquellos familiares que les proporcionan un clima afectivo adecuado. Sin embargo, este hecho a veces puede afectar sensiblemente a los niños, sobre todo si los roles de la familia acogedora y los de la familia biológica chocan.

Por lo general, la familia acogedora y la familia biológica no se conocen y no llegan a entablar ningún tipo de relación. Los encuentros entre padres e hijos se realizan por mediación de un técnico.

Acogimiento familiar preadoptivo

Es la primera fase de la adopción. El acogimiento preadoptivo es el periodo de convivencia entre el niño y los “futuros padres” antes de que un juez dicte una sentencia judicial que ratifique la adopción. El objetivo es favorecer la adaptación del menor a la familia y a su nueva vida. La duración de este periodo no suele exceder el año.

Por Equipo editorial Elbebe.com

Artculos relacionados

¿Qué es el acogimiento familiar?

¿Qué es el acogimiento familiar?

A diferencia de la adopción, el acogimiento permite que el niño no rompa el vínculo de unión jurídico y afectivo con su familia biológica.

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

Excepto en los casos en que un juez retira la patria potestad de un menor en situación de acogida, este no puede ser adoptado por otra familia.

Tipos de acogimiento familiar en España

Tipos de acogimiento familiar en España

Hasta finales de los 70, en España sólo existían dos medidas para los menores en situación de desamparo: el internamiento o la adopción.

La familia de acogida surge en España a finales de los años 70, como alternativa al internamiento de los menores en situación de desamparo en centros de acogida. Desde la administración pública se ha promovido este modelo de familia, por considerarse que favorece el desarrollo de niños y adolescentes. En España el acogimiento familiar puede ser simple, permanente, preadoptivo; en una familia extensa o ajena…
Existen diferentes tipos de acogimiento en España

Existen diferentes tipos de acogimiento en España

Los acogimientos familiares nacen a finales de los años 70 en España para evitar el internamiento de los niños en una institución.

Hasta ese momento sólo existían dos tipos de medidas de protección al menor: el acogimiento residencial o la adopción.

Desde entonces se ha avanzado mucho en el campo del cuidado de los menores por otra familia que no es la biológica. Hoy se cree que los acogimientos familiares ofrecen a los niños relaciones más cariñosas y afectuosas que favorecen su desarrollo físico y emocional que las que se crean en un frío centro de acogida.

Esto no quiere decir que los niños no estén bien atendidos en una institución, sino que las familias proporcionan a los niños muchos más beneficios que los centros de menores. A continuación, os explicamos los diferentes tipos de acogimientos familiares que existen en España.

En este artículo sobre tipos de acogimientos familiares:

En función de la familia de acogida 

El acogimiento familiar puede ser:

  • En una familia extensa. La propia familia (abuelos, tíos...) se encargan de acoger al bebé o niño.
  • En una familia ajena. Una familia, que no tiene ningún vínculo familiar con el niño, acoge al menor.

En función de las necesidades de cada niño

El acogimiento puede ser:

  • Simple. El regreso del niño a su familia de origen es previsible en un espacio más o menos corto de tiempo.  
  • Permanente. El menor permanece en la familia de acogida durante un tiempo indefinido.
  • Preadoptivo. Es el periodo de convivencia que se establece antes de formalizar la propuesta de adopción.

En función de quién dicta los acogimientos

Acogimientos por vía administrativa

En España, las Comunidades Autónomas, a través de los Servicios Sociales, son las que dictan los acogimientos por vía administrativa.

La familia biológica sigue conservando la patria potestad y la tutela del menor, pero cede su cuidado a la administración.

En este caso, la administración se encarga de buscar una solución adecuada para cada niño, dando prioridad al acogimiento familiar.

Los niños, por lo general, regresan con su familia biológica cuando la situación de los padres se resuelve.

Acogimientos por vía judicial

Los jueces dictan los acogimientos por vía judicial cuando la familia se opone al acogimiento o se da una situación de abandono, maltrato o explotación del menor.

En estos casos los padres biológicos pueden llegar a perder la custodia o patria potestad del menor, y existe la posibilidad de adopción a través del acogimiento preadoptivo.

Por

Artculos relacionados

¿Cuánto tiempo permanece el niño en la familia de acogida?

¿Cuánto tiempo permanece el niño en la familia de acogida?

En función del tipo de acogimiento, los niños permanecen más o menos tiempo en una familia de acogida.

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

¿Es la acogida familiar el paso previo a la adopción?

Excepto en los casos en que un juez retira la patria potestad de un menor en situación de acogida, este no puede ser adoptado por otra familia.

La decisión de adoptar

La decisión de adoptar

La adopción es un recurso que tiene como fin proporcionar una familia a los niños que carecen de ella.

Requisitos para adoptar a un niño en España

Requisitos para adoptar a un niño en España

Los requisitos para adoptar a un niño en España pueden variar considerablemente de una comunidad autónoma a otra.

Distribuir contenido