El Día del Padre. ¿Por qué es importante la figura del padre para los bebés y niños?

51

El Día del Padre es una celebración que forma parte de nuestra tradición cultural. Es una forma de que los niños homenajeen a sus padres. La relación padre-hijo es un pilar fundamental para el buen desarrollo emocional del niño. Esta relación debe cultivarse desde el nacimiento. Así, es esencial que los padres participen en el cuidado y en la educación de sus hijos desde el principio.

El 19 de marzo se celebra en España el Día del Padre, una fiesta muy especial para todos los padres que tienen hijos.

Este día tan especial es un buen momento para que los niños homenajeen a sus papás y para que los padres disfruten de las muestras de cariño de sus hijos.

En la actualidad, los padres se involucran en la educación y en el cuidado de los niños con más frecuencia que antes, pero todavía no lo suficiente. Muchos de ellos están presentes en la crianza de los niños, siguen de cerca su evolución y comparten estas tareas con sus parejas…  Pero, ¿todos?

Si eres de esos padres que se resiste a colaborar, este puede ser un gran día para empezar a cambiar algunas cosas. Quizás algún padre no haya tenido aún la «oportunidad» de cambiar un pañal, contar un cuento, tararear una nana para que el bebé duerma tranquilo, visitar el zoo con su hijo/a, acudir a un teatro de títeres o preparar una merienda. ¿Por qué no hacerlo hoy?

El día del padre es una ocasión perfecta para fortalecer la relación entre padres e hijos y hacer algo especial, único, diferente. No hay que olvidar que las celebraciones son siempre un motivo de alegría para las familias, sobre todo para los más pequeños.

Este día nos recuerda la importancia de la figura paterna a lo largo de la historia de la humanidad. Tradicionalmente su imagen estaba más relacionada con la manutención de la familia, la seguridad, la imposición de la disciplina, que con las emociones. Hoy, sin embargo, reconocemos el papel del padre en el campo de la educación infantil y en el desarrollo afectivo y emocional de los bebés y niños.

Un padre puede estar distanciado de la madre, pero no de su hijo. Por esta razón es tan importante mantener y reforzar el vínculo y la relación de respeto con él en las situaciones de separación familiar. A ningún niño debe privársele del sentimiento de admiración y amor hacia su padre para que crezca seguro y confiado.