Prurito o picor en la piel en el embarazo

30

Algunas embarazadas sienten picores en la piel. Estos picores suelen localizarse en el abdomen, los muslos y el pecho. El prurito se debe a una pequeña alteración del hígado, provocada por la acción de los estrógenos. Consulta a tu ginecólogo si sientes esta molestia, sobre todo si el picor es muy intenso y se produce en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Puede deberse a un trastorno grave llamado colestasis intrahepática.

Algunas mujeres notan durante el embarazo picores en la piel, sobre todo en el abdomen, el pecho y los muslos.

El prurito suele deberse a una pequeña alteración del hígado provocada por la acción de los estrógenos.

Por lo general desaparece espontáneamente después del parto.

Algunos remedios para aliviar los síntomas, aunque no suprimen el prurito totalmente, son:

  • Utilizar ropa de algodón holgada.
  • Utilizar cremas y jabones de avena.
  • No tomar el sol.
  • Tratar de no rascarse, pues de lo contrario el picor empeora.

En cualquier caso, consulta a tu ginecólogo si notas esta molestia.

En algunos casos este picor, si es muy intenso y se localiza en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, puede deberse a una mayor afectación hepática.

Podría tratarse de colestasis intrahepática, un trastorno grave y poco frecuente que se produce cuando la bilis no fluye libremente por los conductos del hígado.

Puede ocasionar problemas al futuro bebé.