¿Es necesaria la preparación al parto?

26

Actualmente y desde hace varias décadas, la inmensa mayoría de las mujeres embarazadas, especialmente las que están en su primer embarazo, acude a clases de preparación al parto. Sin embargo, ¿esto ha sido así siempre?, ¿son tan necesarias? En Elbebe.com te lo contamos.

La mayoría de las embarazadas acude a clases de preparación al parto. Sin embargo, estos cursos de preparación al parto no han existido siempre. Es más, en muchos países no existen en absoluto las clases de preparación al parto. Aun así, las mujeres dan a luz sin más problemas que las que acuden a este tipo de clases.

Parir es un acto natural, fisiológico, que toda mujer es capaz de llevar a cabo de manera instintiva. Nuestra naturaleza está preparada para concebir, gestar y dar a luz. Esto quiere decir que todas las mujeres son capaces de dar a luz sin necesitar una preparación formal previa.

La fisiología de la mujer está preparada para que ésta sepa adoptar la postura y el ritmo respiratorio adecuados para dar a luz, si se le permite hacerlo en libertad y con la intimidad que necesita.

Sin embargo, la mayoría de las embarazadas acude a clases de preparación al parto. Esto no es un hecho casual ni mucho menos.

¿Por qué muchas embarazadas asisten a clases preparto?

Hoy en día, en nuestro medio, los embarazos y pospartos cada vez son menos frecuentes. El embarazo se ha convertido en una situación atípica, casi excepcional. Las mujeres tienen contacto limitado con otras mujeres que están embarazadas, lactando o criando.

Por ello, el embarazo y el parto se experimentan como una situación desconocida. La información que las mujeres tienen obtenida a partir de la experiencia de otras mujeres es escasa.

No han estado en contacto con embarazadas de manera continuada y prolongada en el tiempo, por ello no poseen la experiencia de transmisión cultural que sí poseen mujeres de otras culturas en las que la maternidad y la crianza son situaciones frecuentes y dar a luz forma parte del día a día de las mujeres.

De esta manera, las mujeres de nuestra cultura necesitamos obtener esa información que no nos satisface nuestro medio social. Así, libros sobre embarazo, maternidad y crianza se convierten en grandes aliados de las mujeres gestantes.

Del mismo modo, las clases de preparación al parto cobran sentido en un contexto en el que dar a luz se experimenta como un hecho excepcional, a veces, único y del que no se posee demasiada información popular.

Asistir a clases de preparación al parto puede ayudar a reducir el miedo o el estrés que algunas embarazadas experimentan a medida que se acerca el momento de dar a luz. Asimismo, puede reforzar la seguridad en sí mismas de las mujeres para enfrentarse al parto.

En las clases preparto, las mujeres toman contacto con otras mujeres embarazadas. Este contacto es importante durante la gestación. Pues permite a las futuras madres compartir experiencias, sensaciones, dudas, expectativas y temores.