EmbarazoEcografía del segundo trimestre: ¿qué revela la ecografía de las 20 semanas?

Ecografía del segundo trimestre: ¿qué revela la ecografía de las 20 semanas?

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

Entre las semanas 18 y 22 de embarazo, todas las embarazadas deben hacerse la ecografía del segundo trimestre. Generalmente, esta ecografía es una prueba muy esperada por los futuros padres porque ofrece mucha información sobre el estado de salud del feto. Además, esta ecografía revela el sexo del bebé, si su postura durante la prueba permite que lo se observe.

La ecografía del segundo trimestre de embarazo es una ecografía muy importante porque en ella se obtiene mucha información sobre el estado de salud del feto.

Además, es en esta ecografía cuando se puede conocer el sexo del bebé, si su postura durante la prueba lo permite. Esta información suele ser muy esperada por los futuros padres.

¿Cuándo se realiza la ecografía del segundo trimestre?

La ecografía del segundo trimestre debe realizarse entre la semana 18 y la semana 22 de embarazo. Esta prueba ha de realizarse en durante este período del embarazo po varias razones:

  • El feto tiene un tamaño lo suficientemente grande como para que se vean bien sus órganos y sistemas, pero a la vez es lo suficientemente pequeño como para poder moverse con soltura dentro del útero.
  • En este momento del embarazo, la mayor parte de los órganos y sistemas del feto están desarrollados y pueden verse mediante la ecografía.
  • La cantidad de líquido amniótico es elevada, lo cual permite una buena visualización en la ecografía

¿Qué mujeres deben realizarse esta ecografía?

Te puede interesar  Un análisis de sangre para detectar anomalías cromosómicas en el feto

Esta prueba se recomienda de forma rutinaria a todas las embarazadas.

¿Qué finalidad tiene esta ecografía?

Esta ecografía se realiza para observar diversos aspectos:

  • Estimar las medidas del feto para descartar retrasos en el crecimiento.
  • Detectar anomalías morfológicas del feto, si las hubiese.
  • Valorar el grado de bienestar fetal. Esto se realiza a través de la observación de los movimientos corporales del feto, sus movimientos respiratorios, sus patrones cerebrales y de flujo sanguíneo, etc.

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados