Remedios para la lumbalgia y prevenir el dolor de espalda en el embarazo

La acción de algunas hormonas del embarazo como la relaxina y el cambio en el centro de gravedad de la mujer son algunas causas de esta frecuente molestia de las embarazadas. Te recomendamos algunos ejercicios y posturas para prevenir los dolores de espalda, así como remedios para paliar un poco el dolor.

La lumbalgia, un dolor que aparece en la parte baja y central de la espalda, es una de las molestias más típicas del embarazo.

Causas de la lumbalgia en el embarazo

Se produce por el aumento del tamaño del útero, que altera el centro de gravedad de la mujer. Ésta modifica paulatinamente su postura (separa las piernas para equilibrarse y arquea la espalda) y provoca una mayor presión sobre los ligamentos y las articulaciones.

Esta molestia también se produce por la mayor laxitud de los ligamentos de los huesos pélvicos debida a la relaxina, una hormona que se segrega durante el embarazo para permitir el paso del bebé por el canal del parto. Los ligamentos de la columna también se ablandan, lo que supone un mayor esfuerzo para las articulaciones de la espalda. Al final del embarazo, estas molestias en la zona lumbar suelen aumentar por el mayor tamaño del útero.

Prevenir la lumbalgia en el embarazo

Para prevenir esta molestia conviene:

  • Corregir la postura y caminar, pues esta actividad física ayuda a corregir la curvatura excesiva de la espalda y fortalece los músculos del abdomen.
  • Practicar ejercicios específicos como la gimnasia para embarazadas para fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen, especialmente el ejercicio del gato.
  • Utilizar calzado cómodo para pasear, preferentemente con un tacón de unos 3-4 cm. No convienen los tacones muy altos, pero tampoco los que son totalmente planos, ya que durante el embarazo el arco de la planta del pie disminuye por la hormona de la relaxina. Esto puede provocar dolor en la planta y mala circulación de retorno.
  • Sentarse con la espalda recta pegada al respaldo de la silla o si se trata de un sofá profundo, colocar unos cojines entre la espalda y el respaldo.
  • No tumbarse boca arriba con las piernas extendidas, porque la zona lumbar se arquea.
  • Tumbarse de lado para dormir con la pierna de arriba flexionada sobre un almohadón o el colchón.

Remedios para la lumbalgia en el embarazo

  • Aplicar calor: masajes con agua templada o calor seco con una manta eléctrica.
  • Realizar ejercicios especialmente diseñados para embarazadas y para aliviar el dolor.
  • Visitar al ginecólogo, que le prescribirá el tratamiento adecuado si el dolor no remite.