Las alergias, una molestia común del embarazo

Es común que las embarazadas sufran episodios alérgicos durante la gestación y hasta poco después del parto. La irritación de la piel y de las membranas mucosas son las reacciones alérgicas más frecuentes en el embarazo. Los agentes causantes de la alergia en embarazadas son muy variados. Visita a tu médico para que pueda determinar la causa exacta y recomendarte qué medidas tomar.

No es raro que en el embarazo la mujer pase por episodios alérgicos que antes no había tenido.

En el caso de la mujeres embarazadas que ya eran alérgicas a alguna sustancia, los síntomas pueden agravarse.

Aunque, en algunos casos las alergias previas al embarazo mejoran durante la gestación.

Las causas de las alergias pueden ser múltiples, desde el rechazo a los productos lácteos, hasta el contacto con detergentes y cosméticos, pasando por el polvo o el polen, entre otras.

La reacción más frecuente es la irritación de la piel y de las membranas mucosas.

También pueden ser síntoma de alergia los catarros, la acidez de estómago o las diarreas .

Ante cualquiera de estas molestias, la primera medida es consultar con el médico para que, mediante determinadas pruebas, determine el origen real del problema.

Probablemente el ginecólogo prescribirá remedios inocuos para no afectar el correcto desarrollo del feto. Nunca tomes antihistamínicos sin prescripción médica.

Siempre que sea posible evita los ambientes o sustancias que puedan provocarte episodios alérgicos.

Si la alergia aparece durante el embarazo, al igual que con otros trastornos típicos de la gestación, las alergias desaparecen después del parto.