La dislexia es una disfunción principalmente neurológica, no visual

362

La dislexia es un trastorno neurológico que afecta al 5-10% de la población. Un estudio reciente, realizado por la Universidad del País Vasco, señala que su origen se debe principalmente a una disfunción neurológica, no visual, como históricamente se creía. También señala que la dislexia no tiene cura pero que con un tratamiento correcto y adecuado, la capacidad lectora del niño puede mejorar. Por último, este estudio advierte que idiomas como el inglés o el francés presentan índices más altos de dislexia que el castellano o el euskera.

La dislexia es un trastorno neurológico relacionado con el aprendizaje de la lectura y de la escritura, es decir con la lectoescritura.

Este trastorno claramente da la cara en el ámbito escolar, pudiendo sospecharse cuando el niño está aprendiendo a leer y a escribir. Y más adelante, con el aprendizaje de otras materias.

A diferencia del resto de niños, que también pueden mostrar cierta dificultad para aprender a leer o escribir dado que es una habilidad compleja, los niños con dislexia continúan teniendo dificultades en los siguientes años.

Los niños disléxicos suelen tener dificultades para repetir frases, aprender canciones o comprender conceptos opuestos, como derecha-izquierda o delante-detrás.

Suelen confundir letras como la «b» y la «d«. Tardan más tiempo en comprender los textos. Pero también suelen cometer errores relacionados con la escritura, alterando el orden de las letras de una palabra y escribir, por ejemplo, «letar» en lugar de letra.

Los niños con dislexia sienten que no son capaces. Les cuesta mucho más trabajo aprender conceptos que sus compañeros aprenden con normalidad y mayor rapidez.

Algunos alumnos no saben que tienen dislexia. Sin embargo, lo que sí se sabe es que 4 de cada 10 alumnos que abandonan el colegio tienen dislexia. Por lo tanto, es un trastorno muy relacionado con el fracaso escolar.

En este artículo sobre la dislexia y la percepción visual:

La dislexia, ¿está relacionada con un problema de percepción visual?

La dislexia es una disfunción principalmente neurológica, no visual.

Los lectores con dislexia tienen una red neuronal para la lectura diferente al resto, a la de los normolectores y a la de aquellos que presentan alteraciones de la motilidad (movilidad) ocular.

Esto es así según el trabajo de la investigadora de la Universidad del País Vasco, Ibone Saralegui, realizado en colaboración con el oftalmólogo, Ricardo Martínez. 

Para llegar a esta conclusión, los expertos evaluaron mediante resonancia magnética funcional (en inglés, fMRI, functional Magnetic Resonance Imaging) la red neuronal relacionada con la lectura en niños con dislexia que no habían recibido un tratamiento específico.

«La dislexia es la dificultad que presentan algunos niños para adquirir las destrezas lectoras, dificultad que les impide alcanzar con normalidad los aprendizajes relacionados con la escritura, independientemente de sus otras destrezas cognitivas, tales como la inteligencia, el razonamiento o la memoria», explica Saralegui.

La dislexia, ¿tiene cura?

La dislexia no tiene cura. En su aparición intervienen varios factores. Tiene un alto componente hereditario y otro componente neurológico. Saralegui señala que una de sus principales causas es una alteración en la ruta fonológica para la lectura de los niños.

Existen dos tipos de rutas para aprender a leer: la ruta fonológica y la ruta léxica. La primera es el resultado de traducir las letras en sonido. La segunda es cuando reconocemos una de las palabras que hemos interiorizado, leído, e incorporado a nuestro vocabulario.

Esto es verdaderamente significativo porque aunque este trastorno no desaparece en la edad adulta, sí que es posible seguir un tratamiento para mejorar la dislexia. Pero, ojo, no vale cualquiera. De hecho, para la autora del estudio, en los casos de las alteraciones de la ruta fonológica, las terapias visuales y auditivas no son adecuadas en el tratamiento de los niños con dislexia.

«Muchos padres van a la consulta del oftalmólogo o del logopeda pensando que, tras un buen tratamiento, su hijo va a dejar de ser disléxico. Pero un niño es disléxico siempre. Eso sí, con un tratamiento precoz y correcto, puede mejorar notablemente su habilidad lectora y su capacidad de comprensión«, señala la autora.

¿Existen niños disléxicos en todos los idiomas?

El estudio se ha realizado con niños castellanoparlantes. Sin embargo, para la autora, estas conclusiones podrían extrapolarse indistintamente al castellano y al euskera. Estos dos idiomas son lenguas transparentes. Tienen un nivel de semitransparencia muy parecido.

Las lenguas transparentes son aquellas en las que el grafema coincide con el fonema, es decir, en los que a una letra le corresponde, por lo general, un sonido.

Las lenguas opacas, por el contrario, como el inglés, francés…, un grafema (la letra A, por ejemplo) puede pronunciarse de varias formas (‘a’, ‘ei’…).  En la lectura, el primer paso es este ensamblaje entre los fonemas y los grafemas.

Las lenguas opacas presentan, por tanto, un problema añadido: hay que aprender varios fonemas para un mismo grafema. «Por eso, en dichas lenguas se duplica, casi, el porcentaje de niños disléxicos. En las lenguas transparentes y semitransparentes hay una menor incidencia de la dislexia, y ésta se presenta más tarde, aunque el problema de comprensión persiste», concluye la investigadora.

¿Quieres saber si tienes dislexia?

Luz Rello, investigadora posdoctoral en la universidad Carnegie Mellon (Pittsburgh, Pensilvania, EE.UU), ha desarrollado Dytective, un juego que sirve para construir una herramienta de detección de la dislexia. Los ejercicios tienen una base científica y están diseñados para cualquier edad a partir de los tres años. Si quieres participar en el estudio, entra en www.dytective.com.

*Este artículo es divulgativo. En ningún caso sustituye la opinión de un médico. Para cualquier duda, consulta a tu especialista.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.