El Mobile World Congress niega el acceso a una madre lactante con su bebé de 5 meses y la acusan de poco profesional

 

No sé que os parecerá a vosotros, pero a nosotros indignante. No encontramos otra palabra mejor para calificar este hecho. El pasado jueves 25 de febrero de 2016, Esther Yuste intentaba acceder al recinto del Mobile World Congress (MWC), que se celebra en Barcelona, con su acreditación correspondiente. Hasta que le negaron el acceso al recinto por ir acompañada de su hijo, un bebé de 5 meses. Ante la negativa, Yuste señaló: » No es un niño, es un bebé lactante, que no se mueve ni llora. No lo llevo al congreso por capricho, sino por necesidad de conciliar vida profesional y familiar«. Tras esto, sentenciaron: «entrar con un bebé en el congreso es muy poco profesional«.

Precisamente profesional es lo que no debe de ser la azafata que la atendió o cualquiera que sea el cargo que ocupe el responsable del acceso al recinto… porque Yuste tiene un brillante curriculum: ha estudiado dos carreras y un MBA por la universidad de Columbia en Nueva York. Es Directora de Estrategia y Partnerships de una empresa española de Business Intelligence y Big Data, que cuenta como clientes a varias empresas del Ibex.

Luego no quieren que se hable de Bescansa y de su bebé en el Congreso. ¡Madre mía! Nadie se pone en el lugar de las madres lactantes. Un bebé lactante necesita a su madre cada 3-4 horas para alimentarse. Los bebés no son monstruos. Los bebés no limitan la vida de una mujer, sino que la enriquecen. Ser madre, no significa ser peor profesional. La capacidad de esfuerzo no disminuye, sino que aumenta. Pero el mundo en el que nos movemos no lo ve así: un bebé parece que molesta. ¿A quién? Desde luego al MWC parece ser que sí.

El incidente no se queda ahí. Ante la imposibilidad de acceder al recinto, Yuste llama a su marido, Francisco Hernández Marcos, que se encontraba en una reunión y que también tenía acceso al interior del recinto. El padre se quedó con el niño en las inmediaciones del lugar, del cual también sorprendentemente lo echaron, hablándole de malas formas. Nadie, en ningún momento, les explicó que había que solicitar por escrito una autorización para acceder con un menor. Detalle bastante importante, por cierto. Tras el suceso, Hernández relató los hechos en un post que publicó en su blog y los comentarios y las muestras de apoyo no se han hecho esperar en las diferentes redes sociales con la etiqueta #MarinaEntraAlCongreso.

Marcos explica además que esta experiencia contrasta con otras anteriores cuando su bebé era más pequeño. Cuando éste tenía 2 meses viajaron con Avianca a Colombia. La compañía se deshizo en atenciones. Ocurrió lo mismo con Air Europa cuando viajaron a otro congreso a New York. Incluso, el 4YFN, congreso paralelo al MWC, les permitió la entrada con el bebé tras negársela 3 veces hasta que un supervisor les dijo: “Hay veces en la vida que más que seguir las reglas hay que guiarse por el sentido común. Pasad“.

Hasta el momento, la publicación ha conseguido 108.000 visitantes (el MWC fue visitado por 100.000 aproximadamente). El post ha sido Trending Topic 2 veces en España en Twitter. Y ha sido compartido más de 18.000 veces en Facebook. Han conseguido 161 comentarios. La Fira de Barcelona se ha puesto en contacto con los padres para investigar los hechos. Algunos patrocinadores le han contestado en Twitter. LactApp, que también estuvo en el congreso, escribió un post en su web, La sala de lactancia más inutilizada del mundo, criticando la actitud de MWC. Paradójicamente había una sala reservada para dar el pecho en el interior del recinto. Otras madres han contado que a ellas les ocurrió lo mismo. La periodista Carme Chaparro y otras personalidades, como Cristina Cifuentes, también han mostrado su apoyo a la familia. En Elbebe.com obviamente también lo hacemos. Y nos parecen muy tristes noticias como ésta, que poco ayudan a la conciliación laboral y familiar. Una pena.