Una foto de un bebé refugiado gana el World Press Photo

 

Esta terrible foto es el fiel reflejo del drama que viven los refugiados, desgraciadamente protagonistas indiscutibles del año 2015. Warren Richardson, un fotógrafo australiano freelance, logró captar como un hombre entregaba un bebé a otro hombre en la frontera de Hungría y Serbia.

La imagen ha sido seleccionada entre 82.951 imágenes de 5.775 profesionales del fotoperiodismo de 128 países. Las normas de este concurso son estrictas: las imágenes deben reflejar la realidad sin retoques de ningún tipo, que estén fechadas y contextualizadas.

A nosotros la foto nos parece impactante. Si dijésemos que nos gusta, mentiríamos. No nos gusta el sufrimiento humano, y menos el de un bebé o el de una familia. No obstante creemos que es un reflejo contemporáneo de la época que nos ha tocado vivir. Al fotógrafo, ¡enhorabuena!

Deja una respuesta