Dos mellizos prematuros se dan la mano cuando están juntos

Poco sabemos sobre las emociones humanas y la necesidad de contacto que tienen los bebés recién nacidos. Pero sí sabemos que cogerse de la mano, dar un abrazo a tiempo, susurrar unas palabras de consuelo proporcionan una fuerza inmesa que permite superar las dificultades, seas o no un bebé recién nacido, nacido o no a término.

Algo parecido es lo que les debió ocurrir a Kristiana Micaela y Kristian Ian, dos bebés mellizos que nacieron antes de tiempo, a las 28 semanas de vida, en el Nonash Medical Center de Melbourne, Australia. Pesaron poco más de 1 kilo. Y para sorpresa de muchos, ha ocurrido algo emocionantemente humano: se dan la mano cuando están juntos.

Sus padres fueron (y son) testigos de este inaudito momento cuando practicaban los cuidados de tipo canguro, que en bebés prematuros se conoce como Método de la Madre Canguro (MMC). Este método, desarrollado en 1979 por los doctores Rey y Martínez, ayuda a mejorar la termorregulación de los prematuros, favorece la instauración de la lactancia materna y fortalece el vínculo madre/padre e hijo, fundamental para su desarrollo.

El mayor reto al que se enfrentan los bebés prematuros es el de la supervivencia. Estos bebés nacen con complicaciones graves relacionadas con la inmadurez de sus órganos. Sus familias viven estos momentos con muchos nervios y angustia. Y precisamente por ello, Anthea Jackson, la madre de K. Micaela y K. Ian, filmó el momento en que su pareja practicaba el MMC mientras sus bebés se cogían de la mano. El vídeo lo compartió en Facebook para lanzar un mensaje de apoyo a todos los padres que viven una situación tan estresante como ésta.

Días más tarde compartía un segundo vídeo donde ella sostenía a los bebés en brazos y sus bebés volvían a darse la mano. Lo acompañaba del siguiente texto: «mis dos ángeles cogidos de la mano como si nacieran para esto«. Los vídeos se han hecho virales en las redes y han conseguido más de dos millones de visualizaciones. Anthea aprovecha este canal para compartir la evolución de «sus pequeños ángeles». Publica imágenes y vídeos cuando los bebés tienen hipo, bostezan, sonríen o cuando se miran por primera vez. Y por supuesto, cuando llega «la hora de los abrazos».

A nosotros estos bebés nos emocionan y nos enternecen. Desde aquí les deseamos una pronta recuperación. Estamos seguros de que con esa fuerza… así será.