Escucha aquí algunas canciones de Yo Soy Ratón, música infantil apta para padres

Manu Rubio, Yo soy Ratón
Manu Rubio en un concierto como Yo Soy Ratón

Manu Rubio (1975, Madrid) es papá de una preciosa niña de 1 año, que cuando puede, sigue a su papá de concierto en concierto. De su experiencia como educador, nació Yo Soy Ratón, su proyecto musical personal, que pretende lanzar un mensaje de RESPETO y COMPRENSIÓN hacia la infancia. Fresca, pegadiza y energética, su música gusta a los niños, pero también a los padres. Su personal estilo para abordar temas sin artificios, que conectan con los más pequeños, hacen de Yo Soy Ratón una propuesta musical imprescindible para todas las familias. En Elbebe.com lo entrevistamos.

Pregunta: ¿Cómo podríamos definir tu música?

Respuesta: A mí me gusta el eslogan de “música infantil apta para adultos”, aunque también podría definirla como “música adulta apta para niños y niñas”.

Lo que intento es no infantilizar la música o las letras bajo la idea de que los niños y las niñas no sabrían apreciarla o entenderla de otro modo. ¡Claro que son capaces!

Los niños y las niñas son capaces de entender, apreciar y disfrutar absolutamente cualquier estilo musical o disciplina artística.

Eso sí, cada uno a su nivel, exactamente cómo sucede con los adultos.

P: Casi un juguete, The pinker tones, Alondra Bentley, Yo Soy Ratón… Todos tenéis en común que sois grupos de calidad que se dirigen a adultos, pero también a las familias con hijos. Ya era hora, ¿no?

R: Pues sí, la verdad es que cada vez hay más gente cansada de tener que sufrir la música de sus hijos cada mañana en el coche de camino al cole.

Y a la vez, una nueva hornada de músicos dispuestos a ofrecer una alternativa de calidad que guste a todos, que ayude a compartir y no a separar.

Pero en el cine infantil ya lleva tiempo pasando esto, ¿no?, ahora la mayoría de las películas de dibujos están pensadas para que las disfrute la familia entera. Como debe ser.

P: Afortunadamente los padres actuales no solo ofrecen a sus hijos música infantil sino que intentan transmitirles sus influencias musicales. ¿Se trata de una moda pasajera de padres “bohemios versus gafapastas”?

R: Pues no sé si se tratará de una moda pasajera. Eso el tiempo lo dirá.

Pero desde luego, más que intentar transmitir a tus hijos tus propias influencias musicales, yo creo que deberíamos ofrecerles la mayor variedad artística posible; que experimenten con el arte, que pinten, que bailen, que toquen y que escuchen todo tipo de música.

Creo que haciendo esto y por su puesto, respetando finalmente su criterio, veremos cómo los niños y las niñas desarrollan un espíritu crítico que les acompañará toda la vida.

P: ¿Por qué crees que se ha producido este cambio?

R: Por un lado creo que las crisis hacen que se dispare la creatividad y cada uno lo aplica a lo que sabe hacer.

En el ámbito musical, me consta que muchos de los músicos que ahora estamos apostando por renovar la música infantil, venimos de formar parte de otros proyectos de música “adulta” y esa influencia, se refleja en lo que hacemos ahora, aportándole calidad musical.

Por otro lado, las familias que están acostumbradas al repertorio infantil más comercial y que de repente se topan con uno de estos grupos, si tiran del hilo descubren que existe una creciente oferta artística de calidad para sus hijos, tanto en lo musical como en otras artes. Además de festivales y encuentros familiares como Malakids, donde familias enteras encuentran un punto de encuentro.

P: ¿Cómo son los niños como público?

R: Los niños son transparentes, cuando no les interesa lo que escuchan o ven, les pierdes sin más.

Esto ha golpeado mi ego más de una vez. Pero lo bueno de su inocente sinceridad, es que si los sabes escuchar, te muestran lo que funciona y lo que no de tu espectáculo.

P: ¿En qué se diferencian de los adultos?

R: En mi caso, que intento involucrar a los adultos en el concierto, veo que los hombres parecen más reacios a abrirse en público.

Aunque al final, ver a tu hijo disfrutar es un regalo que hace que nada más importe y la mayoría termina desmelenándose.

P: Teniendo en cuenta que muchos padres llevan a sus hijos a tus conciertos porque les gusta tu estilo musical, ¿quién se lo pasa mejor durante las actuaciones: padres, niños o ambos por igual?

R: Mi respuesta a esta pregunta va a ser una reflexión sobre qué es pasárselo bien.

Parece que pasárselo bien en un concierto está relacionado con bailar y cantar.

Sin embargo, en mis conciertos hay niños que bailan, otros que no se atreven a acercarse, pero tampoco me quitan el ojo, otros que se sientan a medio metro y, aunque no mueven un músculo, veo como su cara brilla.

Y ante la pregunta de… ¿hay unos niños que se lo pasan mejor que otros? Yo opino que no, que sencillamente cada uno vive el concierto a su manera. Y para mí eso es lo bonito.

Pero en realidad con los adultos pasa algo parecido. Yo mismo, cuando voy a un concierto, sea de música clásica, de salsa o de ska, soy de los que se sienta y no pestañea, esa es mi forma de disfrutarlo.

P: En “canción protesta” lanzas un doble mensaje a los niños y a los padres. Explícanos un poco más la letra de esta canción.

R: A ver, Canción Protesta es, por un lado, la segunda canción del disco. Por otro, el título del álbum y por otro, el estilo musical de muchas de las canciones.

Para mí estas dos palabras son la esencia del disco, lo que quiero que quede al final.

La canción en sí narra en primera persona tres vivencias de un niño/a con sus padres, tres escenas que no le han hecho sentir bien.

Aunque los padres, sin duda, actúen con la mejor intención. La primera habla del sentimiento de abandono, la segunda de sentirse engañado y la tercera de no sentirse comprendido.

¿Cuál es tu objetivo con tus letras?

Mi objetivo es, por un lado, que los niños encuentren un espejo en el que vean reflejados algunas de sus emociones.

De modo que se digan a sí mismos, “ah, que no estoy loco, que esto no me pasa a mi solo” con la esperanza de ayudarles a rebuscar en ellas y finalmente expresarlas.

Es muy importante que los niños expresen sus emociones.

Y por otro lado, pretendo invitar a los padres y a las madres a buscar buenas herramientas para la educación de sus hijos.

Y en esto me incluyo, porque está claro que todos amamos y haríamos lo que fuera por nuestros hijos.

Pero la verdad es que nadie nos ha enseñado a ser padres y no es nada fácil.

Cada uno de nosotros trae su propia mochila llena de vivencias y costumbres muy arraigadas.

Y también está el día a día que pesa mucho y nos hace insensibilizarnos y olvidarnos de lo frágiles que son los más pequeños y de que en gran medida, por duro que suene, en nuestra mano está darles alas o quitárselas.

La canción que despierta más pasiones es…

Bueno, sin duda el hit del disco es la canción de Caca.

Yo creo que gusta mucho porque, de algún modo, es una palabra prohibida y aquí se grita con todas sus letras y con la boca muy abierta.

También creo que a muchos niños de aproximadamente 3 años, que están en el proceso de control de esfínter o acaban de superarlo, esta canción puede ayudarles a afianzar este gran logro.

Desde luego es uno de los momentos más divertidos de mi concierto, padres e hijos unidos por la caca. Como diría mi madre, ¡¡¡menudo cuadro!!!

Y tu favorita es…

Quizá no tenga canción favorita, pero sí es cierto que la canción de Lola o Noah, tiene un significado especial para mí ya que la compuse cuando mi mujer y yo supimos que íbamos a ser papás.

Son los dos nombres que teníamos pensados en caso de que fuera niño o niña y la canción habla de las inseguridades que le vienen a uno al conocer la noticia; ¿seré buen padre?, ¿nos llegará el dinero?, ¿es ahora un buen momento?…

Inseguridades que van y vienen, que no te dejan dormir y que hacen que compongas canciones para expresarlas.

Próximos conciertos: ¡Toma nota!

Sábado 28 de Noviembre, 11:00 horas. Escuela Infantil Reggio (calle San Juan de Ortega 20, Las Tablas, Madrid). 5 euros por persona

Viernes 4 de diciembre. Concierto incluido en la programación de la semana cultural de Lozoyuela, Sierra Norte de Madrid.

Sábado 19 de Diciembre, 13:00 horas. Como parte de la programación de actividades familiares navideñas de San Sebastián de los Reyes, Madrid.

Más información en Yo Soy Ratón

 

Deja una respuesta