«La cadena del silencio», un documental sobre el bullying

 

Hacerte el vacío, marginarte, insultarte son algunas de las situaciones que caracterizan al bullying o al acoso escolar. Este tipo de situaciones se producen en el ámbito escolar, en los pasillos del colegio, en el recreo, en el autobús, en clase…

El acoso no siempre es visible. Cuando saltan las alarmas, solo asoman algunas de sus consecuencias, como no querer ir al colegio o tener miedo. Sin embargo, esto solo es la punta del iceberg. El maltrato hace tiempo que empezó y el nivel de autoestima ya es muy bajo: «no te escuchas», «eres inútil», «no te das cuenta de ese dolor». Tu voz interior y tu intuición se pierde. 1 de cada 4 jóvenes son víctimas de estos abusos, según la OMS.

El documental La cadena del silencio, emitido por la 2 TVE, profundiza en las causas de esta terrible lacra, que la mayoría de las veces se sufre en silencio.

En el programa, dos jóvenes explican su experiencia como víctimas y señalan que a día de hoy todavía tienen secuelas. Su testimonio es desgarrador, pero también admirable por su forma de afrontarlo. Ambos jóvenes esperan que su experiencia sirva para ayudar a otras personas, que están sufriendo lo mismo.

¿Solo existe un tipo de acoso? El acoso escolar y el ciberacoso

Hoy en día el acoso escolar se ha trasladado a las redes sociales. Es lo que se conoce como ciberbullying o ciberacoso. Esto significa que lo que antes estaba acotado al ámbito escolar los 5 días de la semana, ahora se extiende a los demás días de la semana durante 24 horas del día. Esto es así puesto que las nuevas tecnologías nos permiten estar permanentemente conectados.

Si conmovedor es el testimonio de estos dos jóvenes valientes que han dado la cara para denunciar este tipo de situación, desgarradora es la historia de dos niñas de 10 años que se han suicidado como consecuencia del acoso continuo que habían sufrido en sus respectivos institutos.

En el programa, vemos la imagen de unos padres destrozados, que no entienden por qué nadie hizo nada y que reconocen que a las propias jóvenes les costaba contar lo que les estaba pasando. «Lo viven cómo una humillación y acaban pensando que les acosan por algo, que en fondo los acosadores tienen algo de razón», señalan.

¿Qué hacer para evitar este tipo de situaciones?

Algunos sectores de la sociedad «han cogido el toro por los cuernos». En lugar de adoptar la típica actitud de «esto siempre ha ocurrido» en los colegios, han puesto en marcha una serie de acciones para luchar contra el acoso escolar.

  • Por un lado, «Protégeles» es una asociación formada por psicólogos, abogados y orientadores que ofrece servicios a los padres y a los niños acosados para que aprendan a defenderse, incluso llegando a los tribunales.
  • Por otro lado, un psicólogo de Barcelona ha puesto en marcha una experiencia piloto que ya se ha extendido a otros colegios para eliminar el acoso de los centros. La idea es muy sencilla: reúne a alumnos de 1º de ESO (alumnos tutorizados) con alumnos de 3º de ESO (alumnos tutores) y les explica qué es el acoso y cómo deben actuar cuando son testigos de este tipo de abusos. La consigna principal es: NO AL SILENCIO. Los niños de 3º de ESO asumen la responsabilidad de cuidar del niño de 1º de ESO. Para estos últimos son como una especie de hermano mayor al que pueden acudir si tienen algún problema, algo más fácil que acudir a un profesor. De esta manera, toda la comunidad educativa está implicada.

Los expertos señalan que el acoso se reduce cuando existe la colaboración entre compañeros. ¡Ojalá sea verdad!

Rompe el silencio, una web que te ayuda

Carla Herrero ha sufrido acoso escolar. Hoy es la fundadora de Rompe el silencio, una web que permite expresar los sentimientos que experimenta cualquier persona que sufre cualquier tipo de maltrato. También ofrecen asesoramiento y da charlas en los colegios para explicar en qué consiste esta forma de violencia.