Día de la Madre: 5 frases famosas de TODAS las madres

Ser madre no es una tarea sencilla. No existen instrucciones. No existen manuales para ser mejor madre (y si existen, la teoría es una cosa y la práctica es otra distinta…). Cada madre es de una forma y cada hijo también. Y SÍ existen muchas dudas, muchos miedos, muchas incertidumbres y mucha intuición por quererlo hacerlo bien y por querer hacerlo mejor.

Pero a pesar de las clasificaciones (a los periodistas nos encantan) y de los tipos o estilos de crianza (los psicólogos los adoran), todas, absolutamente todas, tenemos algo en común… las famosas frases de madre.  Y si no, recuerda cuando tú eras hija. ¿Cuántos consejos/órdenes te ha dado (y te sigue dando) tu madre? ¿Cuántos das tú ahora a tus hijos?

5 frases famosas de TODAS las madres

 1. Abrígate, que hace frío

Para una madre, no hay chaqueta, jersey o rebeca que abrigue lo suficiente, a pesar de que haga un calor de muerte. ¡Un abrigo nunca está de más! Y no estoy hablando de una madre gallega, asturiana o cántabra, que también. Las madres tienen un sensor especial para detectar los cambios de temperatura. Si una madre dice que hace frío, es que hace frío y punto.

2. Bébete el zumo antes de que se vayan las vitaminas

Existe la falsa creencia entre las madres de que las vitaminas del zumo desaparecen en cuestión de minutos. Qué digo minutos, ¡segundos! Y no hay madre que no apure la ingesta de este poderoso brebaje: –Hijo, vamos, bébete el zumo deprisa, que se van las vitaminas-. Y el pobre niño, apunto de atragantarse, engulle todo lo rápido que puede la mágica poción. Sin embargo, podéis estar tranquilas, la vitamina C se conserva en el zumo hasta 12 horas después.

3. ¿Te has lavado los dientes?

Y de repente… el bebé se convierte en un niño que ya es autónomo y hace las cosas por sí mismo. Y nosotras, como madres, nos convertimos en su sombra, en su azote… Y pasamos de ayudarle a cepillarse los dientes a perseguirle por toda la casa para comprobar que lo ha hecho solito. ¿Te has lavado los dientes, verdad? ¡Abre la boca! 

4. ¡Átate los cordones! Te vas a caer…

Las mamás también tenemos una habilidad especial para detectar cordones desabrochados. ¿Estará en nuestra naturaleza de madres? No podemos evitarlo. En cuestión de segundos pasamos del ¡Átate los cordones! (orden) al Te vas a caer (advertencia) y al Como te caigas, vas a cobrar (coherencia y consecuencia). Todo muy ordenado y muy lógico.

5. Como se entere tu padre, te vas a enterar

Las mamás actuales estamos sobrecargadas. Trabajo+hijos+casa+familia+amigos. Hacemos lo que podemos. Y lo queremos hacer bien. Pero cuando nos sentimos saturadas, caen sobre nuestros hijos rayos y truenos. Y solemos acordarnos del padre de la criatura, que lo utilizamos siempre en nuestro beneficio para conseguir que nuestro hijo nos haga caso. Y funciona.

¿Qué frases de madre echas de menos?

En este artículo solo hemos recogido algunas, pero hay muchas más. ¡Aquí mando yo!, ¿Te quieres estar quieto de una vez?, Eso no es nada, será un dolor de crecimiento,… Si echas de menos alguna, participa con nosotros enviándonos vuestras frases de madre.


Fondo imagen: Superfamous