4 claves de Kumon para tener éxito en los estudios

Kumon, método de aprendizajePara conseguir que los niños sean más autónomos en sus estudios y mejoren sus capacidades y habilidades, hemos descubierto el método Kumon, un método de aprendizaje que nos encanta porque se centra en los verdaderos protagonistas, los alumnos.

Kumon es una organización educativa que nació en los años 50 en Japón, en Osaka. Todo empezó cuando un padre, profesor de matemáticas, decidió ayudar a su hijo con el aprendizaje de diferentes materias de forma autodidacta. Debido a su enorme éxito, sus centros hoy están repartidos por todo el mundo. En España hay más de 200.

Kumon utiliza un sistema de aprendizaje distinto y muy novedoso. Cada alumno empieza por lo que mejor sabe hacer. Y a partir de ahí, el alumno va mejorando sus capacidades mediante la práctica diaria de las matemáticas y de la lectura. Los programas de Kumon están especialmente indicados para cualquier niño a partir de los 2 años. Y la implicación de los padres en los estudios de sus hijos es fundamental.

Estos programas permiten descubrir el potencial de cada niño y mejorar los resultados en la escuela. Mediante sus métodos de aprendizaje, el niño adquiere mayor constancia, autoestima y confianza en sí mismo para resolver fácilmente las dificultades que se le presentan en el colegio. Y por extensión, estos valores ayudan a conseguir de forma óptima y satisfactoria todas las metas que los alumnos se hayan propuesto conseguir en la vida.

4 claves de Kumon para tener éxito en los estudios

1. Ser constante

La metodología de Kumon se basa en el aprendizaje constante y en el entrenamiento diario mediante una orientación individualizada. Los niños hacen diferentes ejercicios, cuidadosamente elaborados y adaptados a sus ritmos de aprendizaje. ¿Su objetivo? Conseguir metas diarias para que los niños tengan un cambio de actitud más positivo hacia los estudios.

2. Estudiar todos los días

Para avanzar cada día más, es fundamental estudiar todos los días en lugar de tener sesiones de estudio más largas cada cierto tiempo, es decir darse los famosos «atracones». El método Kumon inculca hábitos diarios de estudio. La práctica diaria de ejercicios ayuda a que los niños se concentran mejor y ganen seguridad en sí mismos.

3. Practicar la lectura

El método Kumon considera esencial la lectura. Sus programas abarcan desde su aprendizaje hasta el análisis crítico de los textos. Su objetivo es que el alumno adquiera un amplio abanico de estrategias y habilidades de competencia lectora. Y que los niños sean capaces de interpretar la información que leen en textos complejos y convertirse en lectores competentes. Y para eso es fundamental… ¡leer con frecuencia!

4. Realizar ejercicios de cálculo

El método Kumon favorece el desarrollo intelectual mediante el cálculo diario. Enseña a los niños a contar y a resolver ejercicios de cálculo integral. ¡Todo ello sin calculadora! Además, proporciona agilidad mental y numérica.

¡Matrícula a tus hijos en Kumon y reserva aquí tu plaza!

Kumon: centro de formación y aprendizaje para niños

Deja una respuesta