«Si crees en mí, te sorprenderé», una historia de superación sobre el Síndrome de Down, protagonizada por Anna Vives

Si crees en mí te sorprenderéSi crees en mí, te sorprenderé es una historia de superación, protagonizada por Anna Vives, una chica de 28 años con Síndrome de Down, y escrita por el periodista Francesc Miralles.

«Veo detalles comunes en mi propia vida. Tienes una gran memoria, mucha ironía, eres muy ordenada y algo cabezota. ¿Verdad, Anna?«, señaló Vicente del Bosque, padrino de excepción de la presentación del libro en Madrid. Del Bosque también es padre de un niño Down, Álvaro. Sabe mejor que nadie que los padres de los niños Down tienen mucho mérito y que los niños necesitan mucha comprensión y mucho afecto. Y continuó: «El libro desprende un gran amor, un humanismo extraordinario y recoge los valores más importantes que debe tener una sociedad: esfuerzo, trabajo en equipo, ilusión y amistad«. Anna, sin dejar de sonreir en ningún momento, agarró la mano de Vicente Del Bosque, buscando su apoyo. El entrenador de la selección española se mostró muy cómplice con Anna. Y en su despedida, para mostrarle su cariño, le dio un gran abrazo y un enorme beso.

Anna nació en un parto de trillizos. Tiene una memoria prodigiosa para las series de televisión, le encanta bailar y es una trabajadora puntual y responsable en la Fundación Itinerarium. De hecho, es la creadora de una tipografía muy especial: la que utilizó Jorge Lorenzo en las frases Constant like hammer (Constante como un martillo) y Smooth like butter (Suave como la mantequilla), que imprimió en el casco con el que ganó el Gran Premio de Cataluña. Y la que también utilizaron los jugadores del F.C. Barcelona para escribir sus nombres en las camisetas que utilizaron en el trofeo Joan Gamper, que por cierto, también ganaron. Anna admira al Barça y a Iniesta. A Anna le gustan las letras, los rotuladores de colores y los archivadores. Anna hace lo que le gusta. Anna es feliz.

Sumando capacidades. Éste es el mensaje que quiere trasmitir Marc, hermano y gran apoyo de Anna, el Día Mundial del Síndrome de Down, que se celebra el 21 de marzo. Y recordarnos que gracias al apoyo de la familia, las personas con Down son capaces de todo, incluso de escalar el Himalaya. Porque lo que parece inalcanzable, nos provoca pánico. Pero sin miedo, todo se vuelve posible. «La tipografía de Anna, es una tipografía social, que expresa el trabajo en equipo. Anna no es ningún héroe. De hecho, solo el 5% de las personas con Down tiene trabajo. Debemos centrarnos en las capacidades que todos poseemos, no en las discapacidades que todos también poseemos«, recalcó Marc.

Conseguir la integración social de las personas con síndrome de Down es todavía una asignatura pendiente. Para conseguirlo, solo es necesario creer en ello. Entonces, se hará realidad el Efecto Pigmalión, que consiste en hacer lo que los demás esperan de nosotros, seamos Down o no. Si utilizamos un lenguaje negativo para referirnos a alguien o no confiamos ni creemos en las capacidades de ese alguien, esa persona fracasará en lo que se proponga. Y al contrario, cuando alguien ve algo especial en nosotros, confía en nuestras capacidades y nos anima a conseguir metas y seguir hacia delante, no lo defraudaremos: lo conseguiremos.

Las palabras son mágicas, para bien o para mal. ¿No lo creéis? ¿Os acordáis del «Podemos» que utilizamos para animar a la selección española, ganadora de la Eurocopa o del Mundial de Fútbol, o del «Yes, We Can» que utilizaró Obama en las elecciones a la presidencia de EE.UU.?

Atentos, mirad lo que nos enseña Anna…

Información sobre el libro:

Miralles, Francesc (2014). Si crees en mí, te sorprenderé. Barcelona: Planeta.

Precio de venta: 17,50 €

La tipografía de Anna:

Anna ha creado una tipografía que puede descargarse. Con la descarga estarás ayudando a todo el colectivo Down. Los beneficios conseguidos con las descargas se destinan a fines sociales. Así, todos, sumamos capacidades. Encúentrala en www.annavives.net