Riley, una niña de 5 años, quiere algo más que princesas

Riley es una dulce niña de 5 años, increíblemente madura para su edad. El pasado año fue la protagonista de un vídeo que se convirtió en viral. Su enfado parte de un extendido estereotipo: los juguetes de color rosa son para niñas y los juguetes de otros colores son para niños. ¡No es justo que todas las niñas compren princesas y todos los niños compren superhéroes!, afirma indignada en mitad de unos grandes almacenes.

Su padre, cámara en mano, le pregunta por qué piensa eso. Y la niña responde: «porque las niñas quieren superhéroes y los niños también. Las niñas quieren cosas rosas y los niños también«. A lo que el padre añade: «Los niños quieren ambas cosas, ¿por qué crees que lo hacen? Porque las empresas tratan de engañar a las niñas para comprar cosas de color rosa en lugar de las cosas que los niños quieren, señala la niña indignada. El padre se queda pensativo y añade: ¡interesante cuestión, Riley!

Riley es una chica muy lista. Nos encanta su perspicacia. Nos ha sorprendido su capacidad crítica, impropia de una niña tan pequeña. Y en el fondo, nos sorprenden sus interesantes reflexiones. Con sus palabras pretende decirnos que en nuestras decisiones de compra no sólo influyen nuestros pensamientos, también influyen elementos como las empresas jugueteras, la publicidad y/o el marketing. Y esto, se mire por donde se mire, ¡no es nada justo! ¡Bravo por Riley!