Aborto espontáneo y querer quedarse embarazada rápidamente

Cuando sufrí un aborto espontáneo, hace ya más de dos años, tanto los profesionales que me atendieron como las personas que se encontraban conmigo durante aquella época me hablaban constantemente de un nuevo embarazo.

Los ginecólogos me recomendaban plazos para volver a empezar a buscar un embarazo y mis seres queridos me animaban diciendo que, tras un legrado, las mujeres suelen quedarse embarazadas rápidamente.

Me repetían constantemente dichos populares del tipo: “Mujer legrada, mujer embarazada” o “mujer movida, al año parida”.

Esta respuesta de mi entorno hacía eco en mí, transmitiéndome que un nuevo embarazo era la solución al malestar emocional que estaba experimentando después de haber perdido mi embarazo.

Efectivamente, yo quería quedarme embarazada de nuevo. Tenía que esperar tres meses según me había recomendado mi ginecóloga. Pero durante esos tres meses, en mi mente y en las palabras de las personas de mi alrededor todo se centraba en conseguir poder comenzar a buscar ese nuevo embarazo.

Sin embargo, ahora, que ya ha pasado tiempo y he podido elaborar y asimilar la pérdida que sufrí, creo que centrarse en la ilusión de un nuevo embarazo inmediatamente después de recibir la noticia de que se ha sufrido un aborto trata de enmascarar la pérdida.

En cierto modo, se está tratando de restar valor a esa pérdida. Se le transmite a la madre que “no pasa nada”, que ya vendrá otro. De ese modo, parece que la pérdida es un vacío que se llena con otro embarazo, así de sencillo.

Sin embargo, esto no es así. Evidentemente, quedar embarazada de nuevo tras un aborto es una gran alegría para los padres. Pero la pérdida la tienen que elaborar igualmente.

Decir que un nuevo embarazo borra el dolor de la pérdida es como decirle a una mujer que ha perdido a su pareja que no se preocupe, que enseguida conocerá a otra persona y tendrá pareja nueva.

Todos sabemos que esto no es así, que las pérdidas duelen. Pues en el caso de las pérdidas gestacionales sucede lo mismo, duelen como las demás, requieren un proceso de duelo, independientemente de que se consiga pronto un nuevo embarazo.

Creo que ser conscientes de la pérdida y de que hay que atravesar un duelo ayuda a las mujeres a elaborar y asimilar una pérdida gestacional. La información desvalorizante que nos llega del exterior nos confunde y dificulta el proceso de duelo.

No obstante, es obvio que un nuevo embarazo devuelve la ilusión y la alegría a los padres que sufrieron un aborto. Pero creo que son dos procesos emocionales que se influyen entre sí pero que son diferentes. Aunque se consiga un nuevo embarazo temprano, el duelo por la pérdida gestacional ha de elaborarse en algún momento.

¿Qué opináis vosotras sobre el duelo por la pérdida y el nuevo embarazo?

Autora: Mónica Serrano

Más artículos sobre el aborto en Elbebe.com:

Más artículos sobre el aborto en Secretos de una Madre:

2 pensamientos en “Aborto espontáneo y querer quedarse embarazada rápidamente

  1. Julieta

    Es un procesos muy doloroso y yo creo que la idea de un nuevo embarazo al principio ”tapa” heridas pero luego las saca a flote por que uno esta muy suceptible a la perdida del actual.. ese miedoo no te lo saca nadie,,, es muy dificil!

  2. Marina

    Supongo que los abortos espontáneos son una reacción natural cuando el embarazo a la larga va a ser problemático. Es verdad que el cuerpo es sabio. Gracias por la información.

Los comentarios están cerrados.