Las rabietas infantiles se considerarán un trastorno mental en 2013

Rabietas infantiles ¿Quién no ha visto llorar desconsoladamente a su hijo tras un arrebato o escucharlo chillar enfurecido fruto de una rabieta, pataleta o berrinche? Probablemente la mayoría de padres con niños de entre 1 y 2 años, aunque también con niños de más edad.

Esta circunstancia, que hasta el momento se consideraba un hito del desarrollo, se convertirá en mayo de 2013 en un trastorno mental. Pero ojo, cuando se produzca al menos 3 o más veces a la semana durante al menos un año.

¿Cuál es la razón de este inesperado y sorprendente cambio? La culpa la tienen las modificaciones que la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) tiene previsto introducir en su Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM por sus siglas en inglés).

El DSM es conocido como la «biblia de la psiquiatría» y utilizado por todos los profesionales de la salud mental para diagnosticar trastornos mentales en occidente. A pesar de que este manual se revisa periódicamente desde 1952, no se ha hecho ninguna modificación importante desde 1994, año de publicación de la cuarta edición.

Las rabietas serán un trastorno, pero no la dislexia

Entre las modificaciones que tienen previsto realizarse en la quinta edición del DSM encontramos algunos trastornos que dejarán de serlo, como la dislexia, la adicción a Internet o el síndrome de Asperger, que pasará a ser un subtipo de autismo.

En cambio, sí son trastornos las rabietas, la adicción a la comida y a los juegos y el acaparamiento compulsivo (dificultad para desprenderse de las posesiones independientemente del valor que tengan).

Las rabietas, berrinches, pataletas se conocerán como Trastorno de Desregulación Disruptiva del Estado de Ánimo cuando se produzcan 3 o más veces a la semana y se prolonguen durante un año en niños con episodios de irritabilidad y arrebatos de conducta.

Los cambios recogidos en la quinta edición del DSM están dando mucho que hablar entre especialistas de la salud mental, afectados y familiares. Una de las razones principales es que estas modificaciones van a influir en el carácter o no de enfermedad y en el tratamiento terapeútico y farmacológico futuros.

Las rabietas, un trastorno del estado de ánimo polémico

La comisión de expertos que elabora el manual argumenta que considerar las rabietas como un trastorno evita el sobrediagnóstico del trastorno bipolar. En cambio, otros especialistas en salud mental no están de acuerdo con esta apreciación por varias razones:

Este nuevo diagnóstico no tiene en cuenta la relación que se establece entre padres e hijos y que influye directamente en el comportamiento del niño. «Saber cómo interactúa un padre o una madre con su hijo es un punto fundamental a la hora de lograr un cambio en el ambiente familiar. Este tipo de etiquetas no beneficia al niño que las recibe ni mejora en nada sus posibilidades de tratamiento«, señalan los expertos en psicología infantil Aitta. Para ellos lo lógico sería hablar de una mala relación familiar que habría que cambiar.

La nueva definición podría desembocar en la medicación del niño y responder así a los intereses de las compañías farmaceúticas. De hecho, para algunos especialistas el nuevo manual propicia el sobrediagnóstico, algo que en este caso se pretendía corregir.

En tu caso: ¿consideras que las rabietas deberían considerarse un trastorno?, ¿qué te parecen los cambios?

Autora: M. Abalo

Más artículos sobre las rabietas en Elbebe.com:

Otros artículos sobre las rabietas en Secretos de una Madre:

12 pensamientos en “Las rabietas infantiles se considerarán un trastorno mental en 2013

  1. MªAngeles

    Yo tengo dos hijos. El mayor es Asperger y el pequeño no.
    El pequeño tiene más rabietas que las que tuvo el mayor y en cambio son totalmente diferentes. Con eso digo todo. No creo que una sola rabieta diga mucho, ni dos, ni todos los días antes de dormir, porque significa que tiene sueño, o porque quiere un juguete y le tiene su hermano, o porque haces más caso al mayor… pueden ser muchos factores..incluso envidia, pero de ahí a un trastorno.
    Y en cambio ser asperger deja de serlo….venga ya.
    Qué tipo de medicamento nos quieren meter ahora, no basta con lo que se embolsaron con la famosa vacuna por la gripe aviar?

  2. Jeza

    Estoy totalmente en contra de la sobremedicación. Opino que lo mejor es
    enseñar al niño a comprender sus estados de animo y a los padres también. Ojalá hubiera algún gobierno en este mundo que no se deje influenciar por las farmacéuticas.

  3. claudia

    Rabieta si todos tenemos rabietas hasta los adultos aveces, recuerdo que cuando pequeña me daban rabietas y mi papa me miraba y solo con eso era medicamento para quedarme quieta y razon que lo que estaba haciendo estaba mal y no era aprobado por el, claro esta otra enseñanza pero no por eso quedamos traumados o en un internado de locos, considero que en este tiempo si los niños están mas irritantes inquietos y ahora se les califica como hiperactividad es compleja este trastorno pero por que un niño salte y quiere jugar por que un auto de color rojo le llamo la atencion un niño de 4 años por que aun son bebes!!!! y se les tilda como hiperactivo y si hacen una rabieta tienen un trastorno, por favor convengamos que son guaguas, los quieren medicar parq eu no sean un problema en el jardin o el los colegios!!! esta bien si tambien estoy de acuerdo que hay situaciones en las cuales si es complejo y hay que tratar pero creo que hay que mirar muy objetivamente esto. nuestros niños medicados, creo que hay que cambiar como padres nuestra forma de crianza es tare d elos padres y acompañarles en esta aventura de crecer.

  4. Natalia

    Increible, no se me ocurriría medicar a mi hija para «erradicar» las rabietas, es más creo que es completamente normal que las tengan, aprenden a gestionar la rabia, algo que muchos adultos no conseguimos a lo largo de nuestra vida

  5. Angela

    Me parece una barbaridad que cataloguen como trastornos las rabietas por muchas que sean a la semana.
    Creo que se solucionan con la aptitud de los padres y la maduración que van adquiriendo los niños. No creo que ningún niño tenga que ser medicado por ello.

  6. María

    ¿¿¿3 o más veces a la semana??? ¿Qué se prolonguen durante un año?¿Y eso les parece un trastorno? O los especialistas de la Asociación American de Psiquiatría tiene unos niños buenísimos o con lo cabezón y caprichosete que es, si viviéramos en USA con mi hijo no es que lo medicaran ¡es que lo internarían en alguna institución!
    En fin, Un poco exagerado, en los libros americanos que tratan de crianza de niños las rabietas (tantrums) son de lo más normal. De hecho suelen denominar los dos añitos «los terribles dos (años)» precisamente por las rabietas y luego hay niños que empiezan antes, otros más tarde, algunos tienen un carácter más bonachón y casi no tienen, otros pequeños son más guerreros y dura más la cosa…
    Bien está, observar el comportamiento de los niños para descartar dolencias si la cosa se va de las manos pero a veces da la impresión que se espera que todos los niños sean EXACTAMENTE iguales y el que se sale de la media ya está condenado y siempre ha habido niños distintos, también es bueno respetar la diversidad si esta no proviene de ninguna disfunción.

  7. Mari

    Las rabietas no son más que una parte del desarrollo de la personalidad y hay que enseñar a nuestros hijos a enfrentarse y afrontar esas frustraciones que las desencadenas. Cuando se calman y se habla de lo ocurrido y de lo que esperamos de ellos en siguientes situaciones se fortalece el vínculo y la comunicación entre padres e hijos. Para nada me parece un trastorno mental. Tengamos en cuenta también el punto de vista de nuestros niños cuando tienen la rabieta y actuar desde el sufrimiento que esta detrás de este comportamiento sin ceder por supuesto pero con mucho cariño y comprension

  8. Bego

    Sin ser especialista en la materia, pero si mamá de un niño de 4 años, que en su día tuvo alguna rabieta, me parece desproporcionado etiquetarlas como trastorno mental, ya que son una parte del proceso de aprendizaje del niño, que, suele ir ligado a la forma de relacionarse el niño con sus papás (o cuidadores principales), ya que aparecen cuando no consiguen lo que quieren, no saben cómo conseguirlo,… y cómo respondemos los adultos ante ello, es determinante para que éstas vayan a más o poco a poco vayan desapareciendo: poniendo límites, siendo coherentes con las normas, cumpliendo con lo que decimos, dando mucho refuerzo positivo cuando hay que darlo,… en fin, muchas formas de afrontar las rabietas y que sin duda cuesta esfuerzo hacer!!! Esperemos que no se abuse del tema medicación para «erradicarlas»…..

  9. Mirian

    Me parece asqueroso que quieran utilizar a los niños para vender mas medicamentos, aún mas cuando ello puede hacer que se pongan realmente enfermos cuando sean mayores por meterles en su cerebro algo que no necesitan y luego podrián volverse dependientes de ciertas sustancias. UNA ABERRACION

  10. Raquel

    Las rabietas son la manera que tienen los niños de llamar la atención y conseguir lo que quieren. Es una conducta completamente normal que requiere un aprendizaje por parte de los padres para corregirla. Eso me han enseñado todos los profesionales para corregirlas en mi hijo. Poniendole la etiqueta de trastorno, multitud de medicos y padres desesperados (porque las rabietas requieren mucha paciencia que no todos los padres tenemos) recurriran a la «comoda» medicación y flaco favor le haran al niño y a ellos mismos..

  11. Angelica

    Me parece una gran manipulación por parte de organizaciones médicas que buscan sus propios intereses, que no se mira por el bienestar del niño , al contrario, se le está poniendo la etiqueta de enfermo para que obliguen a los padres medicarlos.

  12. paula

    OMG!! que sera lo proximo? en fin…esto no tiene sentido alguno, las rabietas forman parte del desarrollo y proceso del niño, punto peloton, que se dejen de tonterias

Los comentarios están cerrados.