La magia de aprender jugando con los padres en cualquier lugar

Esta mañana presencié un momento mágico entre un padre y su hija. En una simple parada de autobús, camino hacia el cole, ajenos al ajetreo de la ciudad, absortos el uno en el otro, el padre explicaba a su hija cómo funcionaba el mundo. La niña escuchaba impresionada, pero inmediatamente después quiso ser ella la que daba explicaciones. 

El padre explicaba a la niña de entre 3 y 4 años la posición del sol respecto a la tierra con una arrugada bolsa de plástico. —¿Entiendes? — preguntaba el progenitor a su hija. Y la niña lo miraba ojiplática y asentía fascinada, tipo «mi papá es el mejor«.

Al terminar la explicación, la niña reclamó mayor protagonismo. Ahora quería ser ella la «profe». Y al padre no le quedó más remedio que seguirle el juego. Así se intercambiaron los papeles. Él sería el alumno y ella la maestra. —¡Tienes que hacer las fichas! —ordenaba la pequeña. Y el alumno obedecía sin rechistar. —¡Dáte prisa! —señalaba la impaciente «profe».

Esta escena… ¡me fascinó! Me encantó cómo el padre interactuaba con su hija, cómo le seguía el juego y le prestaba toda su atención. Me gustó que se produjera en un lugar cualquiera, en este caso en una parada de autobús, pero podría haberse dado en un ascensor, en la calle dando un paseo o en una pescadería…

Me gustó como padre e hija disfrutaban el uno del otro jugando, aprendiendo. Porque no debemos olvidar que el juego es el principal instrumento de aprendizaje para nuestros hijos desde que son bebés. Y me hizo reflexionar sobre el hecho de que no existe un juguete mejor para los niños que la atención y dedicación que les prestamos los padres.

También me pareció una delicia la niña, en plena edad del pensamiento mágico y del juego simbólico. Entre los 3 y 5 años, los niños están inmersos en un mundo de fantasía e invención. Son capaces de asumir otros roles (como el de profe-alumno) y cualquier cosa puede existir para ellos. Así, una bolsa de plástico puede ser un sol y un simple gesto con la mano el planeta tierra.

En tu caso: ¿dedicas tiempo a jugar con tus hijos?, ¿has vivido alguna anécdota graciosa?, ¿qué es lo que más te gusta cuando juegas con ellos?

Autora: M. Abalo

Otros artículos sobre el juego en Elbebe.com:

Otros artículos sobre el juego en Secretos de una Madre: