Argumentos a favor y en contra de llevar una fiambrera a los colegios

Fiambrera en el colegio«La culpa de todo la tiene la crisis», dicen los expertos y entendidos en materia cuando se habla de nuevos recortes y de algunas medidas que favorecen el «ahorro» de las familias, como la que permite llevar la tartera o fiambrera a la escuela.

A mí particularmente este tema no me parece mal, pero eso sí, con bastantes matices. Si los padres también nos hemos acostumbrado a la fiambrera en el trabajo, ¿por qué no deberían hacerlo también los niños? Ahora bien, entiendo que exista debate o que se piense que esto no es más que una estratagema política para eliminar las ayudas o las becas para el comedor, como pasó con el extinguido «cheque-libro».

Cataluña fue la primera en descorchar la botella, le siguieron la Comunidad Valenciana y Madrid. La medida de permitir la fiambrera en el colegio, si prospera, se aplicará en colegios públicos de infantil y primaria, previa aprobación de los consejos escolares de cada centro.

Opiniones a favor y en contra de llevar fiambrera a los colegios

El ahorro de las familias

¿Quién puede hacer frente hoy a los casi 100 euros de gasto de comedor por niño? «Haberlos haílos», dice el popular dicho gallego. Sí, pero también hay otros muchos que, con la que está cayendo (subida del IVA, recortes en los salarios, paro…), no. Permitir llevar una fiambrera a la escuela supone un alivio para muchos padres que indudablemente este año se quedan sin ayudas para la compra de libros o becas de comedor.

Las becas para el comedor

La Federación de Asociaciones de Padres Francisco Giner de los Ríos de la Comunidad de Madrid (FAPA), que agrupa a multitud de asociaciones de padres cuyos hijos están escolarizados en centros públicos, es una de las las voces en contra que creen que esta medida, que se presenta como una ventaja para las familias, enmascara la supresión total de las becas para el comedor.

La FAPA entiende que en tiempos de crisis se deben priorizar los gastos. Pero, según la entidad, «no compartimos que se supriman las becas y ayudas para libros y material didáctico o las becas de comedor cuando se mantienen desgravaciones fiscales por escolarización en centros privados, uniformes, o clases extraescolares de inglés (…)», por ejemplo.

Los gastos del servicio

Hasta el momento, existen grandes diferencias de precio entre comunidades por un servicio que todavía no se conoce realmente bien. Cataluña piensa cobrar 3 euros por día y niño a las familias, mientras que la Comunidad Valenciana un poco menos de la mitad, 1,40 euros por día y niño. Madrid todavía no lo tiene muy claro. ¡Es cuestión de tiempo!

No entiendo por qué  tanta diferencia de una comunidad a otra. Esto me parece una desventaja. Se supone que no cobran por la fiambrera, sino por el gasto que genera el uso de neveras y microondas, así como por el uso de las instalaciones. Para algunas entidades, como la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), cobrar 3 euros es  «excesivo».

El tipo de alimentación

Hasta hace bien poco se alababa la cocina casera en detrimento de la que se hacía «fuera de casa». Ahora surgen voces en contra de esta idea debido a que puede aumentar el riesgo de obesidad infantil. Se piensa que muchas familias recurrirán con más frecuencia de lo habitual al «sándwich» o bocadillo.

La conservación de los alimentos

Las escuelas que quieran implantar esta medida tendrán que estar preparadas para una correcta conservación de los alimentos y garantizar la salubridad de las comidas caseras o bien proporcionar unas pautas sobre lo que se puede o no llevar en la fiambrera al colegio.

En tu caso, ¿qué te parece que tu hijo pueda comer de  fiambrera en el colegio?

Autora: M. Abalo

Un pensamiento en “Argumentos a favor y en contra de llevar una fiambrera a los colegios

  1. esther

    Mi hijo va a un cole público y como está en una zona desfavorecida aunque nos tocaría pagar toda la cuota de comedor no tiene plaza, pero ése es otro tema
    En principio no me parece mal, pero si es verdad que habrá muchas familias que recurran al bocata (las mismas que no respetan el planning de desayuno de los niños…) y para otras mamás será un esfuerzo extra pues por ahorrarse parte de la cuota del comedor cuando venga del trabajo tendrá que preparar una comida equilibrada para el día siguiente.
    Y sí, creo que lo que persiguen las autoridades educativas es suprimir las ayudas por comedor o el gasto que les supone pagar a las subcontratasy 3€ es un robo por usar el microondas!!!!!!!!!!!!!!!

Deja una respuesta