¿Cómo juegas con tus niños durante las vacaciones de verano?

Muchos padres esperan ansiosos las vacaciones de verano para poder disfrutar de sus hijos. Sin embargo, observando a algunos papás en la playa me he dado cuenta de que no todos los padres parecen “entender” en qué consiste pasar tiempo con sus pequeños. ¿Quién no ha pasado horas y horas al sol construyendo un castillo de arena, que las olas tiran una y otra vez, o una simple muralla para poder hacer una mini piscina artificial junto a la orilla del mar? Las construcciones, en general, suelen ser ruinosas y nunca se acaban, ya que tanto los niños como el mar se encargan de derribarlas al más mínimo descuido.

Hay padres que juegan… ¡pero no con los niños!

Cuál fue mi sorpresa el otro día cuando, junto a mi muralla medio derruida, veo un castillo bastante grande, en lo alto de un montículo de arena con una larga rampa de subida que llegaba hasta la puerta, rodeado de un foso y un puente de acceso en construcción. El padre-artesano de tal maravilla estaba concentrado pensando la mejor manera de construir un puente sin que se cayera. Me dejó sorprendida la capacidad de este padre para construir tal castillo solo con la arena y un cubo y una pala de playa bastante normalitos. Pero al observarle un rato entendí parte del secreto…. ¡no dejaba que sus hijos se acercaran al castillo a menos de dos metros!

Los niños de unos 2 y 4 años se paseaban de la toalla a la playa trayendo cubos de agua que sirvieran al padre en su proyecto: podían ver, comentar, pero… no tocar! La misión de la madre consistía en echar un grito a los niños cuando se acercaban demasiado o cuando hacían peligrar la dura labor de su padre. Parecía que toda la familia estaba concentrada haciendo un ejercicio de equipo. En cambio, a los 10 minutos de habernos colocado cerca de ellos (nosotros éramos tres adultos, dos niños y un bebé), la hija mayor decidió abandonar el equipo e inició un acercamiento a mi hijo. Debían ser de edades similares. Ella rápidamente aportó un cubito y algunos moldes con formas (el cubo grande lo seguía teniendo su padre) y se unió a nuestra muralla derruida y nuestros inútiles intentos de que el mar no se la llevara por delante. Después de un cuarto de hora, su hermano hizo lo mismo: se alejó de su familia para acercarse a este nuevo grupito que se formaba. La madre observó la maniobra sin decir nada y el padre continuó concentrado en su labor, ahora sin interrupciones externas, las de sus hijos.

No dudo que el padre disfrutara de su tiempo en la playa haciendo un castillo digno de admiración que acaparaba las miradas de todo el que pasaba. Y seguro que cuando ha vuelto al trabajo le han preguntado “¿Qué tal las vacaciones?” y habrá dicho “pues en la playa con los niños”. Pero yo me pregunto: ¿los niños habrán disfrutado de su padre?

En tu caso: ¿cómo juegas con tus hijos en vacaciones?, ¿crees que tus hijos han disfrutado con vuestros juegos? Comparte tu experiencia en Secretos de una madre, el blog de elbebe.com.

Autora: Ainhoa Uribe

Un pensamiento en “¿Cómo juegas con tus niños durante las vacaciones de verano?

Los comentarios están cerrados.