La leche es la mejor bebida para evitar la deshidratación en los niños que practican deporte, más que el agua o las bebidas isotónicas

La mejor bebida para combatir la deshidratación en los niños que practican deporte es la leche, incluso más que otras bebidas que hasta ahora se pensaba que eran imprescindibles para la hidratación infantil, como el agua o las bebidas isotónicas. Ésta es una de las conclusiones de un estudio reciente realizado por investigadores canadienses de la universidad de McMaster a niños de entre 8 y 10 años.

La deshidratación es la pérdida excesiva de líquidos del cuerpo, que pueden ser agua o sales minerales (electrólitos) como el sodio, potasio, cloro… Cuando un niño está deshidratado, ya sea por enfermedad o como consecuencia de la práctica de una actividad deportiva, se muestra irritable, cansado, con la boca seca, la piel fría y los ojos hundidos, entre otras manifestaciones. Esta situación puede producirse incluso antes de que aparezca la sed.

Beneficios de la leche para los niños deportistas

Para el científico y principal investigador del estudio Brian Timmons, director del Child Health and Exercise Medicine Program, la leche aporta muchos beneficios a los niños que practican deporte, ya que es una bebida rica en proteínas, carbohidratos, calcio y electrólitos. Cuando los niños hacen ejercicio, el consumo de leche reemplaza rápidamente el sodio que perdemos por el sudor mejor que otras bebidas, lo que ayuda a evitar la deshidratación infantil.

El investigador canadiense también advierte que la hidratación es fundamental antes y durante la práctica deportiva, así como en los meses más calurosos de verano, momento en el que por las condiciones del clima sudamos más.

Por otra parte, la leche ayuda al cuerpo a conservar sus fluidos durante la práctica de ejercicio y aporta las proteínas necesarias para el desarrollo de los músculos, lo que la hace la bebida perfecta para los niños deportistas.

¿Cómo hidratar a los niños que hacen deporte?

Los científicos consideran que los niños deben hidratarse antes, durante y después de hacer ejercicio intenso. Por ejemplo, podemos tomar líquido antes de iniciar un partido de fútbol, durante el transcurso del mismo (aproximadamente cada media hora) y después de terminar la actividad. “Los niños activos y los adultos normalmente no beben suficiente agua para estar preparados durante el ejercicio”, indica el director del estudio, B. Timmons. Esta circunstancia favorece que tanto niños como adultos se deshidraten más rápidamente.

Los expertos también señalan que algunas de las consecuencias de una «hidratación deficiente» son un descenso del rendimiento físico y un aumento de la velocidad del corazón. También, los niños que no se hidratan adecuadamente corren mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas o padecer ictus.

En tu caso, ¿qué tipo de bebidas ofreces a tus hijos para que estén hidratados después de una actividad física intensa?, ¿tu hijo ha manifestado deshidratación después de practicar deporte? Cuéntanos tu historia.

Autora: M. Abalo

Un pensamiento en “La leche es la mejor bebida para evitar la deshidratación en los niños que practican deporte, más que el agua o las bebidas isotónicas

  1. Tomas Guillermos

    mi esposo tiene un gimnasio y mi bebe de 1 año tres meses se la lleva alli jugando y haciendo deporte con su papa si toma leche 4 veces al dia no es necesario comprarle sueros con electrolitros?

Deja una respuesta