Educar a los niños: “Porque yo lo mando”

“Te he dicho un millón de veces que no se juega con la pelota en la cocina”. Creo que podría enmarcar esta reprimenda con letras de oro porque la repito unas veinte veces por día en una escala de tonos que oscila, del reposado de la primera hora a la absoluta crispación en la pre-cena.

A veces creo que mi pequeño salvaje de 4 primaveras me escucha como quien oye llover, que utiliza el mecanismo del “piloto automático” cuando lanzo mis peroratas (lo sé: yo hago lo mismo con mi madre, así que no se lo puedo reprochar), y de hecho, no le afecta lo más mínimo que a su mamá se le vaya hinchando la vena de la sien como un globito verdoso a punto de reventar.

Las amenazas le resbalan y los castigos deben de ser demasiado livianos porque el chaval no da su brazo a torcer. Por ello el otro día pegué un respingo cuando responde ante mi enésima protesta: “¿Y por qué?”. En principio traté de enfocarlo como un claro avance: habíamos evolucionado del monólogo al diálogo, pero mi sorpresa fue supina cuando ante el rotundo “Por que yo lo mando” va y me argumenta: “Eso no es una razón mami. Dime una y dejo la pelota”.

De pronto sufrí un retroceso salvaje hasta mis años de infancia para imaginarme en tal situación frente a mi padre: en principio admiré el descaro del pequeño (jamás se me hubiera pasado por la cabeza no obedecer a la primera), aunque también tuve serias tentaciones de castigarle sin tele por haber contestado a su mamá. Por suerte, mi neurona sensata no andaba de vacaciones y se paró a reflexionar: ¿y por qué no me va contestar el niño si la pregunta es de lo más racional?

Respiré profundo antes de responder “Porque se estropean los azulejos, cariño”, en un ejercicio de madurez que todavía me asombra. Dicho y hecho: el niño cogió la pelotita y se fue a su cuarto para estrellar otro ratito el balón contra la magullada pared. Siempre me quedará el consuelo de pensar que estoy entrenando a un mini Messi en potencia.

En tu caso: ¿Crees que es más efectiva la educación del “porque yo lo mando” o la que trata de razonar con el niño? ¿Cómo reforzar la autoridad en estos casos?

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios

Autora: Cecilia Frías

11 pensamientos en “Educar a los niños: “Porque yo lo mando”

  1. Eva María

    Al nuestro (tiene 6 años y medio) siempre le hemos explicado claramente las cosas, desde bien pequeño. Cuando le hemos reprendido por algo le hemos explicado el porqué. Pienso que es más fácil que obedezca si entiende porqué le digo algo, que no hacerlo porque sí. Le ayuda a entender de este modo lo que está bien y lo que está mal. Y siempre ha funcionado, aunque es cierto que a veces explicar el porqué (de una orden) es algo complicado. Pero obramos así en todo, razonando con él. Y con feedback positivo cuando la situación así lo ha requerido.

  2. karol

    hola, la verdad es q yo a mi niño q tiene tres años le suelo explicar las cosas de forma sencilla, y la verdad q me entiende aunque aveces tenga q dar mas de una explicacion. lo bueno o malo segun se v ea es q mi niño habla desde los 18 meses y lo hace correctamente y es muy espavilado lo q contribuye a q sea mas reflexivo y me busque cuestiones a la explicaciones q yo le doi, lo q hace q alguna vez ante mis respuestas me conteste con unas cosas q ya no puedo revatirle mas. por ejemplo: q mi amigo se quede a dormir, ,mi negativa es no y mis peros muchos, porq no tiene pijama, porq tiebne q darse el baño, porq tiene q dormir con sus padres etc. etc, a lo q el responde “si yo tengo muchas pijamas, aqui se puede dar un baño,q sus padres duerman aqui tambien”, y un largo etc, etc.pero creo q es lo mejor q podemos hacer es darle explicaciones coherentes.

  3. eva

    El mio tiene 4 años y medio. Yo siempre intento explicarle el porquè de las cosas, pero desde hace unos meses, si el se empeña en que quiere hacer algo, por mucho que yo le explique, vuelve a repetir: ya mamá, pero es que yo quiero… Y no importa quantas veces le diga que no puede ser porqué, es tarde, o está lloviendo, o tiene que comer, o se puede romper, o…….lo que sea. El insiste en decir pero es que yo quiero…
    Me pone de los nervios!!!!!!!!!!!!!

  4. rosa

    Creo que por norma general deben explicarse los motivos por los que deben obedecer,ahora bien,el niño debe saber que hay normas que se tienen que cumplir porque si,porque asi están establecidas,porque yo como madre o el colegio o la guarderia o cualquier otra pewrsona institución así lo ha decidido y debe respetarlñas y cumplirlas,las entienda o no,su obligación es asumirlas.
    Por ello me reitero,explicaciones desde luego pero las normas se acatan las entiendas o no,te gusten o no

  5. Suelmart

    Estoy contigo Carmen. El mío tiene dos años y se tira el dia diciendo el Pol no quiere, el Pol quiere y llega un momento que estas a sus servicios y todo el mundo se mueve alredor de lo que el Pol quiere y no quiere. Pues yo le digo sabes quien manda aquí: La Mama….

  6. CRISTINA

    POR SUPUESTO QUE A LOS NIÑOS HAY QUE DARLES SIEMPRE UNA EXPLICACION DE TODO.YO TENGO DOS NIÑOS DE 4 Y 7 AÑOS Y JAMAS LES HE DICHO LA FRASE POR QUE LO DIGO YO.ME GUSTA EXPLICARLES LAS COSAS CON PALABRAS QUE ELLOS ENTIENDEN AL IGUAL QUE ME GUSTABA QUE HICIESEN CONMIGO A SUS AÑOS.SE QUE A VECES TE DESESPERAN POR TENER QUE REPETIRLES UN DIA Y OTRO DIA LO MISMO,PERO TODOS HEMOS SIDO NIÑOS Y HEMOS SIDO IGUALES,AUNQUE NO TAN LISTOS COMO LO SON AHORA.

  7. carmen

    Creo que el niño tiene que saber quien es el que manda y tiene que tener una imagen de autoridad. Pero también creo que hay que dialogar con el niño cuando el empieza a cuestionar las cosas. Creo que hay que tener un termino medio entre la disciplina y la permisividad. Aunque a veces es dificil o nos escedemos en la disciplina y eso hace que el niño se revele o en permitirle demasiado el niños se cree que puede hacer todo lo que el quiera.

  8. Hippocampus

    Todos nacemos con una racionalidad excepcional, irracionales nos hacemos con el tiempo a base de muros emocionales forjados con frases como “porque yo lo digo” y acciones como que nuestros seres queridos no nos vean cuando lo necesitamos.
    Hemos traído unos seres a este mundo que tienen más hambre de conocimiento y comprensión que de alimento. El problema comienza cuando no nos damos cuenta de que se nos grabo a fuego la frase “come, come…” y no les miramos directamente a los ojos para darles lo que necesitan.
    Los adultos somos muy imperfectos. Cuando no entiendas que pasa a tu alrededor “PARA” ponte a su altura, mírale a los ojos y deja que vea los tuyos. Tenemos que vernos para entendernos.

  9. solange

    tienen toda la razón me pasa con una vecina se le reprende por algo y ella enseguida reprocha XQ XQ XQ y eso q tan sólo tiene 2 1/2. a veces me causa enojo por q en nuestros tiempos no se le podia responder así a nuestros padres, pero es cierto los niños de ahora demandan mucha información.
    oh Dios como se comportará la mía????

  10. Canastillas

    No creo que sea una buena idea educarlo de una forma autoritaria lo mejro es hacerle comrpender las cosas educar nos imponer educar es guiar a nuestro hijo pero tiene que coger personalidad aprender a decidir saber que als cosas tienen consecuencias el prioblema de hoy en dia esque les mimamos tantisimo que no saben que hacer en la vida

  11. Esther Zurita

    Definitivamente los niños de ahora, preguntan y desean recibir una respuesta coherente y convincente, y los mas adecuado es responderles con criterio y fundamentos, el mio es un revolucionario y ahora con sus 3 años todo es xq? para que? xq ? xq? … y no basta con decirle xq si … ahora a los padres no nos queda de otra q explicar las razones …
    Ya no basta con que digas a la mami se le obedece .. xq pensandolo bien aveces ni yo obedezco a la mia …

    ASI que coherencia con lo que decimos y respondamos a nuestros hijos con amor y con fundamentos y se sorprenderan como esas pequeñas fieresitas reaccionan.
    Mi mamá me dijo hace poco .. yo no se xq le debes dar tanta explicación .. el debe obedecerte y punto. QUIZAS ANTES ERA ASI .. espero el como un niño inteligente tiene el derecho de saber. Y tu el deber de explicarle.

Los comentarios están cerrados.