Vuelta al cole para los niños y vuelta al trabajo para los padres

FamiliaSoy consciente de que la vuelta al cole se nos hace cuesta arriba a la mayoría de los padres: que cuando recuerdas esas jornadas de playa y chiringuito, esos paseos en bici, las cenitas de verano… la realidad te abofetea con sus rutinas cotidianas.

Pero no sé si es que este año he regresado más positiva o también más descansada que en vacaciones anteriores (huelga decir que con los niños tan pequeñitos todavía arrastraba pañales, biberones y más de alguna noche en vela). Lo cierto es que vuelvo a casa y me congratula reencontrarme con mi mullida cama, esa mancha de rotulador que jamás logré quitar de la pared o el sofá que todavía conserva el hueco de mi forma, como para convencerme de que no me ha olvidado; el armario con mis cosas… (será que me estoy haciendo vieja o tal vez que el apartamento que alquilamos este año era una auténtica tortura!).

Los niños, aterrizan en sus cuartos abalanzándose sobre sus gastados juguetes como si los vieran por primera vez, y desprenden un entusiasmo solo comparable al de la mañana de Reyes. Les gusta su espacio, lo reconocen y eso les da seguridad (y a mí tranquilidad el verlos tan felices). Es verdad que el verano nos ha regalado alguna que otra picadura, también la visita de toda una familia de piojos (¡qué se le va a hacer!), muchas siestas, toneladas de cuentos… pero ya no hay lugar para la nostalgia porque ellos solo se alimentan del presente: empiezan las clases y se reencuentran con los colegas.

En definitiva, comienzo septiembre con ilusión: me gusta volver al trabajo (sí, y lo digo por lo “bajini” para que no me oiga mi jefe) tras treinta intensos días de bonita convivencia. Adoro a mi familia, pero he de reconocer que también me encanta perderla un ratito de vista.

En tu caso: ¿te ha costado retomar la rutina?, ¿se te hace eterna la vuelta al colegio?, ¿cómo llevas el regreso al trabajo?

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: Cecilia Frías

Un pensamiento en “Vuelta al cole para los niños y vuelta al trabajo para los padres

  1. ferran marti

    el primer viaje de mi hijo naturalmente fué desde la clinica hasta nuestrra casa, para nosotros és poco pero para el supongo que sería muy largo, el nerviosismo que teníamos mi mujer y yo quedo patente desde el momento en que entramos en el coche.

    un mes antes cambiamos de vivienda, pero con los nervios me fuí directamente a mi anterior casa y al llegar nos miramos mi mujer y yo y nos pusimos a reir porque ninguno de los dos nos dimos cuenta de que nos estamos equivocando de dirección.

Los comentarios están cerrados.