Alimentación infantil en verano: ¡Mi niño me come mucho!

introduccion_alimentacion_solida_316.jpgHa llegado el calor y todos cambiamos de hábitos. Y con más motivo, los niños. Ellos son más sensibles a las modificaciones en el horario, la temperatura, la luz, etc.

Con el calor, lo que más se ve afectado es la rutina en la alimentación. Por lo general, los niños sienten menos necesidad de comer alimentos sólidos y más de ingerir líquidos. Por lo que oigo a otras madres, esto es lo más habitual. Sin embargo, mi niño me tiene totalmente despistada. Siempre ha comido mucho y muy bien. Ya tiene 17 meses y hace ya unos cuantos que empezó a comer sólidos.

En un primer momento, yo pensé que al llevarle más tiempo masticar la comida, su apetito iba a disminuir. Pero lo cierto es que una vez que se ha acostumbrado al proceso de masticación, no ha disminuido la cantidad que come ni las ganas de probar cosas nuevas. Y desde que ha llegado el calor, ha aumentado la cantidad de comida que ingiere, tanto al mediodía como en la cena. Intento ofrecerle comidas frescas e incluso el biberón se lo preparo prácticamente frío, ya que pasa mucho calor comiendo. Se lo termina prácticamente todo. Y momentos después, cuando nosotros comemos o cenamos siempre nos pide probar de lo que hemos cocinado. Todo el mundo me insiste en que tener un niño que come bien es una bendición y que lo contrario es un infierno.

Por otro lado, no es un niño delgado pero tampoco tiene un peso preocupante. Está en la media de lo esperable para su edad. Pero claro, en mi familia sí existe una cierta tendencia al sobrepeso y me preocupa que mi hijo pueda llegar a padecerlo. Así que en la medida de lo posible, intento no tentarle con comida y por supuesto, trato de que todo lo que coma sea natural y casero. Sé que el mayor riesgo está en las comidas preparadas. También la pediatra me ha insistido mucho en este punto. Pero al margen de lo que ingiera cuando come, son muy importantes los hábitos de alimentación. Para ello, soy bastante estricta y no le ofrezco comida fuera de los horarios establecidos para comer, así como tampoco intento que repita cuando se termina lo que tiene en el plato.

Con la llegada del verano, es más habitual que organicemos cenas en casa o que vengan invitados a tomar algo a media tarde. Especialmente estos son los momentos que me preocupan, pues observo que no es capaz de contenerse con la comida y quiere probar absolutamente todo lo que hay encima de la mesa, aunque acabe de cenar. Está claro que es muy pequeño para distinguir si tiene hambre o no y le puede su curiosidad. Pero no quiero dejar pasar la ocasión sin educarle en unos buenos hábitos alimenticios, rutina en los horarios de comida y alimentación variada y equilibrada. Sé que el último objetivo lo cumple él solo sin ayuda. Así pues, como madre, tendré que ser más insistente en el resto. En cualquier caso, me da la sensación de que… ¡todavía me queda una larga tarea por delante!

En tu caso, ¿tu hijo tampoco se sacia después de comer?, ¿te preocupa el sobrepeso?, ¿eres estricta con sus horarios y rutinas? 

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: Ainhoa Uribe

11 pensamientos en “Alimentación infantil en verano: ¡Mi niño me come mucho!

  1. Pedro

    Pudiste resolver la situación con tu hijo?, que hiciste al respecto?, es que tengo mi hijo de 5 años y también veo que le gusta mucho comer y he notado que esta subiendo de peso, me gustaría que me platicaras tu experiencia para tener una idea de como abordar la situación de mi hijo. Espero puedas platicarme. Gracias!!

  2. luz

    Hola! mi hija tiene 13 meses, nunca ha demostrado problema para comer… el tema es q ultimamente no para, parece como si nunca se saciara! el problema es q estoy notando que por la noche tiene gases, se despiesrta llorando los despide y sigue durmiendo,,,, luego a la mañana antes de levantarse hace caca muuuuy abundante, sera que esta comiendo de mas??? soy bastante estricta en cuanto a los alimentos que ingiere, mayormente come todo casero, cereales integrales, carnes y mucha fruta y verduras,,, espero opiniones!

  3. Virginia

    Hola a tod@s! Mi hijo tiene actualmente 15 meses y come casi como un adulto! Si bien trato de que sean en su mayoría frutas y verduras de estación no le niego una buena carne al horno. En el desayuno come 1 banana, 1 manzana, media naranja y 1 zanahoria con 2 cucharadas de avena hecho puré. Almuerza y cena la misma cantidad que su hermana de 7 años. A la tarde toma un biberón de leche sin azúcar y otro para irse a dormir. En la tarde también come alguna galletita dulce casera o compradas pero con bajo contenidos de grasas que también lo sustituyo a veces por una barra de cereales. Se darán cuenta que mi bebé come un disparate! El pediatra me dijo que no me preocupara hasta que el niño no tuviera sobrepeso, el cual aún no ha presentado. Lo único que me da miedo es que se le \

  4. barbara

    Hola, pues a mí me pasa igual con mi niño se lo quiere comer todo, es más se bebe el biberón y quiere más, me preocupa mucho porque solo tiene 1 año y me da miedo que el día de mañana tenga sobrepeso, yo y mi pareja no podemos comer delante de él porque se le nota la ansiedad por la comida, si nos comemos un bocadillo delante de él se come hasta las migas que caen al suelo jajajaj es demasiado, así que no te preocupes, no eres la única,1 saludo

  5. Ainhoa

    Yo opino como Julia creo que en el fondo los bebés tienen una buena conexión con su cuerpo y saben administrarse. Lo que pasa que a veces, a aquellos que comen mucho, la atracción de los estímulos les supera y comen aunque no tengan ganas. Pero si comen poco, yo no me pelearía. Claro que hay que estar muy pendiente de que coman (al menos un poco) a sus horas para ir creándoles el hábito y si no hablan todavía como para pedir de comer, ofrecerles cada cierto tiempo pero evitar que la hora de la comida se convierta en un suplicio para todos: madres, padres y niños porque entonces esto genera más ansiedad que otra cosa

  6. izan

    Hola

    Mi bebé de 9 meses y medio está pasando una época que no come mucho, el potito que le hago yo casero se lo come todo al mediodia pero lleva una época que no quiere ni el biberón con cereales y yo lo achaco a los dientes y al calor, había pensado en darle algún complejo vitamínico pero he leído que no son buenos porque les abre el apetito pero dejan de crecer…que opináis vosotras de esto??

    gracias

  7. maribel

    No veas como te entiendo ana, mi hija tiene 13 meses y desde los 3 apenas come, pesa 7 kilos y medio y es desesperante darle de comer….

  8. Julia

    Hola Ainhoa,

    Te entiendo perfectamente. Podría haber escrito yo tu artículo. Mi hijo tiene 13 meses y se comporta igual que el tuyo. No para de comer, abre los armarios y se saca lo que puede (cacao, picos, hasta consigue abrir envases). ¡Ya no sé donde guardar la comida!
    Lo paso realmente mal en casa de mis suegros. Muchas veces me preguntan por el peso del niño y creen que ha perdido peso y no come lo suficiente. Incluso me culpan de dejarle con hambre dado que quiere todo lo que ve.
    Tengo muchas amigas que me quieren tranquilizar y les encanta lo mucho que come. ¡Hoy en día nuestros hijos no pasan hambre! Veo a mis amigas intentando engañar a sus peques para que coman más y me echo a llorar. Yo respeto siempre a mi hijo. Cuando en raras ocasiones no quiere más no le obligo. Creo que cada niño sabe lo que necesita y como por arte de magia aunque no comen nada sigue creciendo, ¿no?

  9. ana

    Hola, pues ese es mi caso y no sabÉis lo que os envidio, tengo una niña de 4 años y otra de 9 meses y las dos me han salido iguales, y no me refiero al aspecto sino a la comida, no comen nada, la mayor empezó a comer mal a los seis meses, por las mañanas se comía 50 de pappilla y por las noches igual y a fuerza de estar más de una hora entreteniendola, la única comida que hacía bien era la de mediodía, y la pequeña que yo creía que no iba a ser como la mayor ya se ha maleado y come incluso peor porque ésta no quiere comer nunca en las primeras cucharadas ya se da por comida, así que ya veis el quitar comida es fácil pero dar si uno no quiere no os podeis imaginar lo mal que se pasa

  10. jacky

    Hola!
    Yo también tengo problemas con mi hijo, tiene 5 años y es un niño que come mucho y esto a decir verdad me preocupa un montón porque veo que está engordando más de lo normal, el tuyo tiene sólo 17 meses y creo que lo tienes más fácil, lo cierto es que la gente también me dice que es muy bueno que coma porque hay muchos niños que son de poco comer y que sus madres sufren por esto, pero yo no pienso igual porque el siempre que ve comida quiere comer aunque haya comido recien él quiere siempre mas, y esto me hace sufrir mucho porque me duele quitarle la comida aunque siempre termino quitándosela y trato de darle siempre comida muy sana sin grasas, y el pan que le doy es integral, siento mucha impotencia con todo esto, si alguien puede ayudarme lo agradecería mucho.
    Un saludo.
    Jacky Zambrano.

  11. Mainada

    El verano implica además de la llegada del calor la ruptura de muchos de los hábitos de los bebés, puesto que los propios horarios de los padres suelen ser diferentes… y al final todo influye.

    Lo importante en estos casos es, tal y como se comenta en el artículo, atender las necesidades nutritivas del bebé y sobre todo atender a las posibles deshidrataciones que se dan en esta época.

    Un saludo,
    Mainada

Deja una respuesta