Los mordiscos en los niños o el arte de morder en la guardería

mordiscos_ninos_320.jpgEstoy encantada con la guardería donde acude mi niño. Además, la profe que tiene este año está también muy contenta con él y su progreso. La verdad es que no es para menos ya que, en general, no es un niño que dé problemas: come muy bien, duerme bastante y del tirón, no suele quejarse, ni llorar. Por eso me sorprendió tanto el otro día cuando llegué a buscarle y estaba llorando desconsoladamente. La profesora me explicó que llevaba todo el día peleando con él porque se había estado dedicando a perseguir a niños de la clase para morderlos. El día anterior ya me había comentado que había intercambiado bocados con otro compañero. Sé que ella hace todo lo que puede: está muy pendiente del niño para que no lo haga y lo único que puede hacer si llega a morder es ponerse seria con él y enfadarse para que entienda que no puede ir mordiendo a todos sus compañeros.

Lo cierto es que a mí, como madre, se me presenta un dilema. Mi niño está frito con los dolores de los dientes. En los últimos cuatro meses le han salido 2 dientes y dos muelas y se despierta algunas noches rabioso de dolor. Lo único que al parecer le calma es morder lo más fuerte que puede cualquier cosa que le roza cerca de la boca. A mí misma me muerde un brazo o un dedo si me descuido. Está claro que no puedo dejarle que muerda a diestro y siniestro dado que hace daño y tiene que saber respetar a los demás. Y, al mismo tiempo, entiendo su desesperación y no quiero que aprenda a reprimir un impulso que le sale cuando algo en él le molesta. La cosa sería muy diferente si fuera ya un niño de colegio y mordiera con la intención de hacer daño a algún compañero. Me hago cargo de que en la guardería es muy difícil controlar la situación dado que en su clase no está él sólo, sino que hay 7 niños más. Sin embargo, tampoco creo que mi hijo tenga la madurez suficiente para entender por qué se le castiga y me da la sensación de que la conclusión a la que va a llegar es que tener ganas de morder es “malo”. Cuando lo verdaderamente perjudicial no es “sentir” esto sino “morder a otra persona y hacerle daño”.

No quiero que coja miedo a expresar su dolor o desesperación. Le doy mucha importancia a la educación emocional de mi hijo porque creo que es vital para un adulto saber qué nos molesta en cada momento y tener recursos para solucionarlo. Así pues, al igual que actúo cuando hace trastadas que no debe (abrir la puerta del horno, tirar cosas a la bañera,…), le explico que no puede morder en un tono serio y le ofrezco algo alternativo que sí pueda hacer y le enseño cómo. En este caso, le dejo mordedores a mano que pueda utilizar para paliar esa necesidad de morder algo sin que tenga que ser el brazo o la mano de otra persona. Esto es lo que yo hago en casa, pero claro, no me gusta que en la guardería le castiguen en una esquinita o le riñan y hagan llorar por este motivo.

En tu caso, ¿qué haces para evitar que tu hijo muerda a otros niños?, ¿has tenido problemas en la guardería?, ¿utilizas mordedores para calmar el dolor de encías?

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: Ainhoa Uribe

20 pensamientos en “Los mordiscos en los niños o el arte de morder en la guardería

  1. Gerexia

    Hola

    Soy madre de una personita de 19 meses, acaba de empezar la guarderia, y ya le han marcado dos veces en una semana, una en el brazo y otra en la cara, la misma persona. No sabeís con que impotencia lo recogo cuando veo que tiene un mordisco y no os imaginais lo que nos esta costando la adaptacíón, tanto a él como a mí. Empezó muy bien los dos primeros días pero cada vez lo lleva peor, no quiere ver la guarde ni de legos. Ayer lo recogi y estaba tranquilo, pense que ya, ya se estaba adaptando. lo llevo hoy a la mañana y para mi sorpresa entra más tranquilo que los dias anteriores pero al recogerlo otra vez está desesperado y con la marca de los dientes de su compañera en toda la cara. Mañana estoy a la expectativa, haber como vamos y salimos, no se que hacer. Ya se que hoy te muerden y mañana muerdes, que es cosa de la edad, pero no quiero que aprenda ese tipo de conductas asociandolas al logro de objetivos, y espero que las profesionales del centro sepan reprimir este tipo de conductas agresivas. Mañana será otro día en el mundo real.

  2. la doble de kely

    tienes toda la razon kely cuando eras niña de 18 meses eras una libertina e inadaptada social, gracias a dios te aislaron y espero que sigas aislada por que comentarios como los tuyos son los que hacen un mundo de personas aberrantes.

    p.d. aislate con tu hija ya que tus comentarios son mas bajos y libertinos, nada comparados con una mordida de bebe

    AHHHHH COMO DIJO JESUS ¡DEJAN QUE SE ACERQUEN LOS NIÑOS A MI, POR QUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS¡¡¡

  3. Carol_nikon

    Gracias por tu comentario Pilar, desde luego nada mejor que la experiencia de una profesora, los métodos que utilizas me los apunto, jajajaja, que de momento no, por que mis mellizos solo tienen 5 meses y aún no les ha dado por morder, pero todo se andará, asi que tomo nota, gracias.
    Luis, pobre niño, jajajajja.
    Un beso a todos.

  4. luis

    Ayer mi hijo de 1.5 años me mordió en casa. Voy a pedir que lo aislen en algún sitio, posiblemente en el mismo que a Kely, para que deje de maltratarme.

  5. pilar chimeno

    La verdad que algunos comentarios están demás. Yo soy maestra de guardería de niños de 1-2 años que es cuando más mordisco se producen, por dos motivos; 1º por la salida de los dientes y el otro como yo le llamo la ley de la selva, que es quiero tu juguete te muerdo y me lo das. Este último es muy habitual, ya que no tiene adquiridos las normas sociales. Desde luego no es para aislar a un niño ni castigarlo, aun algunos padres ven castigos donde no lo hay. Yo simplemente lo que hacía a parte de vigilarlos todo el tiempo, era enseñarles un trozo de papel blanco como si fuera un diente y les decía que si seguía mordiendo ese era su diente que se le había caído por morder a sus amigos, puede que os parezca cruel, pero funcionaba y nadie tenía traumas de ningún tipo. Otro método era sentarlos en una silla dentro de la clase a pensar que eso no se hace y que si lo hace se queda sin jugar ya que los demás niños no quieren jugar con él si les hace daño (de ésta manera el niño adquiere hábitos de comportamiento social). Por ultimo, deciros que los niños de esa edad, la mayoría si sabe lo que está bien y lo que está mal, lo digo por propia experiencia. Un beso, y no hay que preocuparse tanto, los niños son más sencillos de lo que nosotros creemos y a veces le complicamos las cosas por darles tantas vueltas

  6. SONIA IDALIA RIOS IBARRA

    Tengo una bebé de 1.9 meses que ingresó a la guardería desde los 6 meses y hasta ahora ha presentado llanto al despedirnos en la guarderia, siempre le digo que nos veremos en un momento, que sólo es un rato el que estará ahí, que va a jugar con sus compañeros; las señoritas nos apoyan animando a mi niña a entrar en el aula y eso me tranquiliza. Creo que los niños detectan, sienten la anguatia de nosotras al dejarlos y por eso ellos se inquietan y lloran; además si reforzamos lo del lllanto pues más se agrava el momento. En fin, cada día hay algo nuevo con mi niña y sigo aprendiendo a pesar de que tengo 2 nenas más que son adolescentes y que fueron experiencias muy diferentes; espero estar educando lo mejor posible ya el tiempo lo dirá.

  7. Carol_nikon

    Hola Neizanyabe:
    Yo también tengo mellizos y van a ir a la guarde este año por primera vez, solo tienen cinco meses, los llevo porque creo que el trauma es menor que si empiezan a ir de más mayores, y también por nuestros horarios de trabajo, el caso es que, seguramente, ellos también vendrán algún día con arañazos o mordiscos, a lo mejor este año no porque son muy pequeños, pero sí el año que viene, pero otras veces serán ellos los que muerdan, arañen o empujen a otros, dices que las otras madres son muy comprensivas, pero es que esa es la actitud lógica, claro que cuando es tu niño el agredido te sienta mal, es normal enfadarse, pero otro dia puede ser tu hijo el agresor, son cosas de niños, y ya está, no hay que darle más vueltas, ninguno es malo, son niños y punto. Lo que hay que hacer es enseñarle que eso no está bien y darle una alternativa, mordedores o algo así.

  8. neizanyabe

    Hola, tengo mellizos y en la guarderÍa y son los mÁs pequeños de edad 14 meses (aun gateaban a los 16 meses andaron), les dio por morder yo les regañaba pero la maestra me decÍa que eran pequeños para castigarlos, a mí no me gustaba que mordieran pero la maestra decía que cuando querían algún juguete o algún niño se lo quería quitar al ser más pequeños que los demás y no andar pues se defendían mordiendo. Ellos también han llegado con algún mordisco a casa, pero eso es casi normal son bebés, ahora tienen 22 meses y ya se les ha pasado lo de morder, cuando vayan a la guarderia en sept. veremos a ver como va el curso.
    nota: yo me sentía muy mal cuando me decían que mis peques habían mordido a un compañero, pero las madres de los compañeros me decían que era normal que son pequeños, son muy comprensivas.

  9. Carol_nikon

    Me parece Kely que, y no te ofendas, te has pasado de lista, mira, cuando una madre deja a su hijo en la guardería es, en la mayoría de los casos, por que sus horarios de trabajo le impiden tenerlo en casa.
    Y aunque no fuera así, el relacionarse con otros niños de su edad es igual de importante para su desarrollo emocional que el expresar sus frustraciones o su malestar por cualquier motivo.
    También te diré que cuando un niño termina de echar todos los dientes de leche ya está en edad escolar, no de guardería.
    Me parece una barbaridad que hables de libertinaje cuando se está hablando de un bebé de 18 meses, la solución, como ya han dicho está en darle una alternativa al niño para aliviarle el dolor y explicarle que eso es lo que ha de morder cuando sienta dolor, es muy fácil machacar la personalidad de un niño para toda la vida con actitudes como la tuya.
    En la guardería los niños se muerden, se empujan y se quitan los juguetes, todos en general, no hay un solo niño que no haga algo de eso, son niños por dios, y no me digas que el tuyo/os no lo hacen porque no me lo creo.
    Según tu, cuando lleguen a edad escolar, donde los empujones pasan a ser peleas, por que son niños mas mayores, ¿qué hay que hacer?, ¿no llevarlos al colegio?, te recuerdo que es un derecho constitucional y una obligación en este país y creo que en todos.

  10. Kely

    Pues yo creo que lo que tienes que hacer es mirar un poco por los demás niños en lugar de tanto por la libertad (casi libertinaje) emocional del tuyo (tu hijo), que creo que si tanto te preocupa que exprese sus emociones, que lo haga contigo en tu casa y no en una guardería con otros niños, ya que esa expresión emocional implica el sufrimiento emocional y físico de otros niños. No entiendo a madres como tú, eso de dejar a los hijos en la guarderia y luego desesperarse por el desarrollo emocional de su hijo… Pues tenlo contigo, mejor desarrollo emocional no lo vas a encontrar en manos de ninguna otra persona y mucho menos en manos de otros niños de la guardería.
    A la guarderia le puedes llevar cuando sea más mayor, es decir cuando le hayan salido por lo menos la mayoría de los dientes, verás como si que continúa allí su desarrollo emocional sin maltratar por lo menos con mordiscos a otros niños. Todo tiene sus etapas y creo que en la etapa de la denticion si tu hijo muerde y no sabes o no puedes controlarlo ni tu ni la profesora de la guarderia, lo deberías criar, cuidar y darle todo el amor y los mordedores en casa.
    Tan malo es que un niño en la guardería contagie una gastroenteritis, la varicela, la gripe, piojos… etc etc, como que muerda y creo en todos esos casos deberian realizar desde la guarderia la \

  11. cristina

    Estoy totalmente de acuerdo con Luis, hubiera escrito lo mismo, pero ya lo dejó el bien claro.
    De verdad Yolanda, no le quiero ofender, pero comentarios como los de usted me asustan. Soy maestra y madre, los niños de tres años en alguna ocasión también se han mordido, sería incapaz de aislar a ningún niño, no creo que sea necesario para nada.

  12. clau

    Hola, entiendo sus inquietudes, mi pequeña tiene 1 año 3 meses y la crio en casa. Pero también con lo molesto de los dientes uso una pomada para evitar la molestia y en un tiempo comenzó a morder cuando se frustraba, al quitarle algo que tomó por error o al cambiarla, entonces comencé a explicarle un poco que no debía hacerlo, aún estamos en el proceso porque ellos no entieden que están haciendo mal, pero comprenden el sí y el no. Quizás es difícil eliminar del todo esta conducta, pero si es probable disminuirla.

  13. luis

    Yolanda, con todos mis respetos, menudo comentario. Exigir que se aisle a un niño de 18 meses no creo que sea lo más adecuado. Nunca se me ocurriría exigirlo (mi hijo ha llegado varios días con varios mordiscos y/ heridas). En todo caso exigiría que los/las monitores/as estuviesen pendientes para que los daños fueran los menos posible.

    Igual tú tienes unos niños (que yo llamaría bebés con 18 meses) con un grado de desarrollo tan elevado como para entender que si les recluyen es que han hecho algo mal. Pero en general eso no es lo habitual. Los niños experimentan y hay que dejarles que experimenten y corregirles para que sepan lo que está mal y lo que está bien. Pero no limitarles la experimentación y aislarles.

    Si con 18 meses exiges aislamiento, no quiero imaginar qué exigirás cuando sea consciente de sus actos.

  14. Ainhoa

    Pues sí algún día ha vuelto con mordiscos y no por eso he pedido que aíslen a quien le ha mordido. Sí pido que a quien muerda se le haga ver que ha hecho daño y que no puede hacer eso. Efectivamente el aprendizaje social consiste en aprender a canalizar los impulsos pero dando alternativas de descarga porque si no, imagino que todos nos volveríamos locos. Lo que yo hice cuando mi hijo empezó a morder es llevarle un mordedor a la guardería. No sé si se lo habrán pedido a más niños pero como comenta Asun me parece muy buena idea

  15. Yolanda

    Estimada mamá:
    Tu hijo debe aprender que no se debe hacer daño a los demás independientemente del grado de dolor o frustración que se sienta. Y cuanto antes lo aprenda mejor. Lo que está aprendiendo al morder a otras personas no es a expresar su dolor o desesperación, sino a paliarlo a costa del dolor de los demás. Y si bien es muy importante que el niño aprenda a reconocer lo que le molesta en cada momento y a tener recursos para solucionarlo, igualmente valioso para él es aprender autocontrol y que hay cosas que no tienen solución o que tienen una solución tan perjudicial para los demás que lo mejor es no ponerla en práctica. Si fuese tu pequeño el que viene mordido a casa todos los días agradecerías, e incluso exigirías, que el pequeño responsable fuese aislado por las cuidadoras de la guarde.

  16. Profe

    Hola. Soy, como mi propio nombre indica, profesora de un grupo de 1-2 años. El tema de morder es complicado, yo lo vivo cada día. Lo primero que quiero dejar claro es que es imposible controlar a 14 niños (en mi caso) que no se muerdan ni se peguen; por lo que, mamas, no os enfadeis, pues, es bastante posible, que vuestro hijo/a morderá a un compañero tarde o temparno. Hay nenes que son más propensos a morder, otros, nunca lo llegan a hacer (los que menos). Para ello existen dos motivos: como ya habéis dichoo, por un lado, el crecimiento de los dientes, que les desespera tanto que no saben que hacer (he visto en ocasiones que se muerden a si mismos para calmarse), pero por otro lado, hay muchos niños, que lo utilizan para hacer daño al prójimo, no lo dudéis. Se defienden o atacan a los demás niños de esta manera.

    Espero que mi experiencia os haya ayudado a aclarar algunas dudas.

    1. Imeldo

      Déjame contarte algo, querida profe, para mi que soy padre no es mi problema, que tengas 14 o 25 niños a tu cargo eso es un problema de orden de ustedes, debes de entender que nuestros hijos son para nosotros lo mas importante que hay y les dejamos en las guarderías con toda la confianza, ya que supongo soy profesionales, por lo tanto ami, vuelvo a reiterar no me interesa si tienes X niños a tu cargo, solo me interesa que mi niño entra bien al colegio y quiero que salga por lo menos de la misma manera, para eso os preparáis imagino, por esa misma regla de tres, yo no atiendo bien a un cliente porque tengo muchos, si se quejan que les sirvan de consuelo. Muestro mi desacuerdo porque mi niño tiene 18 meses, y ha llegado a casa varias veces con mordeduras de niño, mi hijo es uno de esos niños muy tranquilos y no agrede a nadie, imagino que sera por la armonía que se respira en casa, pero cuando lo veo llegar a casa así, no te puedes imaginar lo impotente que me siento, disculpa que sea tan tajante espero que entiendas el sentir de un padre que te habla desde su corazón.

  17. GREMIJ

    Yo creo, que también es importante mostrar límites… porque al conocer mis impulsos voy a saber a quien daño al mostrarlos…
    Realmente en ese se basa la civilización… que desde pequeños sepamos canalizar adecuadamente los impulsos, y no que salgan en bruto, dañando a terceros

  18. Asun

    En la guardería a la que iba mi hija (este año ya empezó el cole) hicieron la prueba con mordedores. Cuando había algún niño o niña que pasaba una época dedicándose a morder nos pedían a los padres que le lleváramos un mordedor. Normalmente era por tema de salida de dientes o porque pasaban alguna etapa de tensión que descargaban mordiendo. A mi hija le coincidió con el nacimiento de sus primos y dejar de ser nieta única y realmente funcionaba. Al menos lo demás niños se libraban de sus mordiscos.

  19. estanjana

    Pues yo creo que debes enseñarle que si tiene ganas de morder que muerda algún juguete o mordedor, en la guarde tienen juguetes que son blanditos para morder. Y aunque le dejes demostrar sentimientos, con lo que estoy de acuerdo, yo tambien le dejo libertad, pero no es bueno dejarles demasiada, hay que enseñarles que pueden y que no pueden hacer.
    El mío es el más pequeño de la clase y cuando viene mordido por algún niño me cabreo mucho porque ponte en el otro lado, si tu hijo es castigado y sufre por ello, el otro niño que es mordido sufre todavía más sin motivo ninguno

Los comentarios están cerrados.