El cambio del pañal es un buen momento para jugar con el bebé

El cambio del pañal al bebéEl cambio del pañal es un momento de contacto físico y visual con el bebé. La frecuencia con la que limpiamos su culito depende de varios factores, como la edad y el tipo de alimentación que le ofrecemos. Al principio, cuando el bebé es recién nacido, solemos cambiar el pañal antes o después de cada toma, entre 6 y 8 veces al día. Cuando es un poco mayor, los padres comprobamos la frecuencia de la mancha, y cambiamos su pañal cada vez que lo necesita.

El cambio del pañal además es una buena ocasión para dedicar a nuestro bebé unos minutos de juego. En este tiempo podemos aprovechar para acariciarlo, hablarle mirándolo a los ojos, enseñarle algunos objetos. Si el bebé es pequeño, y muy movido, podemos entretenerlo con algunos trucos como darle unos besos en la barriga, y quitarle la ropa lo más rápido posible. Si el niño es un poco mayor, podemos cantar juntos o, si estamos con alguien más, leerle un cuento mientras lo dejamos con el culito al aire libre, ya que le irá muy bien.

Los padres también podemos hacerle algún masaje o acariciándole sus piernas y piececillos rollizos. Este tipo de situaciones se convierten en una excelente terapia contra el estrés. Así, siempre que tengamos tiempo, podemos aprovechar estos momentos para hacer reír a carcajadas a nuestro hijo.

Autora: M. Abalo

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Deja una respuesta