1 de cada 3 adolescentes contacta con desconocidos en Internet

Seguridad infantil InternetLa mayoría de los jóvenes con edades comprendidas entre los 10 y 18 años utiliza Internet con frecuencia para buscar información, ver vídeos, chatear o intercambiar correos electrónicos con sus amigos… Y prácticamente todos los adolescentes tienen una cuenta en las populares redes sociales, veáse Facebook o Tuenti. Hasta aquí todo es normal. El problema surge cuando nuestros hijos, menores de edad, se conectan a Internet y proporcionan datos de carácter privado a personas desconocidas, de las que no sabemos nada, ni siquiera si son posibles pederastas o acosadores que ocultan su identidad.

Esta circunstancia se produce, sobre todo, en las redes sociales o servicios de mensajería al agregar a alguien que dice conocernos o al publicar en nuestro perfil datos personales como nuestra dirección, nombre completo, edad o número de teléfono. Ahora sabemos que uno de cada tres menores contacta con desconocidos en Internet. Esto es, al menos, lo que señala el segundo Estudio sobre el Nivel de Seguridad de Menores en la Red, que se enmarca dentro de la campaña www.menorenlared.es, organizado por Panda Security.

Los padres, por nuestra parte, estamos preocupados por este hecho, ya que lo consideramos una actitud de riesgo al no saber si las personas con las que se relaciona nuestro hijo son de fiar. Nuestro principal problema es que desconocemos cómo funcionan las redes sociales. Y en muchas ocasiones, ignoramos quiénes son los amigos de nuestros hijos o qué datos o imágenes suben a la red.

Tanto los padres como los hijos tenemos una sensación de seguridad generalizada, ya que la conexión se suele producir en un entorno tranquilo y aparentemente seguro, como en casa. Esta circunstancia, sin embargo, no nos protege de amenazas tan frecuentes como ataques de virus, correos de suplantación (mensajes que utilizan la identidad de una empresa o persona conocida para conseguir datos o contraseñas), acoso (ciberbullying) o de personas desconocidas. Para que no se produzcan este tipo de situaciones los padres tenemos la obligación de conocer los peligros de Internet para los niños.

¿Qué podemos hacer los padres para proteger a los niños?

La primera medida para proteger a nuestros hijos en Internet es hablar con ellos sobre sus gustos, saber qué tipo de páginas visitan o si tienen alguna cuenta en alguna de las redes sociales que existen en la actualidad.

Los padres debemos conocer este tipo de herramientas y su funcionamiento para valorar el peligro al que se exponen los niños. Hay que enseñarles a utilizar nombres de usuario que no revelen su identidad (utilizar pseudónimos) y crear contraseñas seguras compuestas de letras, números, letras mayúsculas y minúsculas. Esta acción impide un posible ataque de ciber delincuentes o de virus malintencionados.

Si, con frecuencia, subimos fotos a la red podemos protegerlas con una clave. De esta forma evitamos que cualquier persona pueda acceder a nuestras imágenes sin nuestro consentimiento, y sólo lo harán las personas que nosotros decidamos, por ejemplo, amigos, conocidos y familiares.

También es necesario enseñar a los niños a desconfiar de ciertos correos electrónicos o enlaces. En Internet no todo es lo que parece. En este caso, conviene abrir o pinchar sólo los correos y enlaces que proceden de fuentes seguras. Hay que desconfiar de los archivos, documentos o programas que proceden de fuentes que no conocemos y evitar ejecutarlos. La solución es eliminarlos del ordenador.

Y por último, conviene que instalemos un sistema de protección para el ordenador como los conocidos antivirus.

En tu caso, ¿sueles hablar con tus hijos sobre la seguridad en Internet?, ¿habéis tenido algún problema utilizando la red?, ¿tu hijo ha sufrido en alguna ocasión algún tipo de acoso?, ¿conoces si tu hijo tiene alguna cuenta en algunas de las redes sociales? 

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: M. Abalo

Un pensamiento en “1 de cada 3 adolescentes contacta con desconocidos en Internet

Los comentarios están cerrados.