Día de la Madre: el elogio de la madre imperfecta

No encuentro mejor homenaje para celebrar este Día de la madre que dedicar la reflexión de hoy a desmitificar ese modelo de progenitora tierna, abnegada y profesional que nos intenta vender la sociedad para frustración de la mayoría.

Soy consciente de que en infinidad de ocasiones no soy una buena madre: mis vecinos pueden dar cuenta de las amenazas y chantajes con que castigo a mis pobres vástagos a fin de que recojan sus juguetes o se laven los dientes antes de ir a la cama (obviamente, porque lo hago a voz en grito y los tabiques de mi casa parecen papel de fumar).

El otro día, sin ir más lejos, me olvidé de recoger a mi pobre Álex de la clase de pintura. Por suerte solo fueron diez minutos de retraso, pero el pobre niño tenía una carita de susto cuando despendolada, crucé la puerta del centro, que todavía no me lo he perdonado. Esa noche no podía conciliar el sueño al recordar mis comentarios autosuficientes de cada verano, cuando los telediarios nos anuncian la tragedia de algún padre que ha olvidado a su bebé en la sillita del coche… “A mí nunca me podría pasar”.

¿Qué os puedo descubrir sobre el agotamiento de llegar a casa tras las ocho horas de oficina? Solo sé que entonces, el nivel de paciencia desciende hacia límites que rondan la injusticia, que cualquier excusa es buena para justificar el exabrupto, que el jueves pasado mi despiste llegó a su cenit cuando le puse a la niña vestidito justo el día que se iba con la clase de excursión a la granja (y encima llovía). Entre tanto, confieso que he perdido la tarjeta de crédito, y que nadie me interrogue sobre cuando ni dónde porque estoy in albis. A lo mejor me la han quitado mis chicos para jugar a las cajeras.

Por mi agotado cerebro navega a sus anchas la última neurona que me resta, suficiente sin embargo para defender a las exhaustas mamás que al igual que la que firma estas líneas, adoran a sus pequeños por encima del bien y del mal, dedican la totalidad de su escaso tiempo libre al ocio y felicidad de sus cachorros, velan por sus revisiones médicas, acuden a las tutorías con los profesores… y además, ejercen su trabajo con la mayor profesionalidad posible aunque para ello deban quitarse horas de sueño o hacer malabarismos de cualquier otra clase.

¡¡Mi más cariñosa felicitación a todas las mamás porque sinceramente, nos lo merecemos!!!

En tu caso: ¿qué tipo de madre te consideras?, ¿cómo te gustaría celebrar el Día de la Madre?

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: Cecilia Frías

42 pensamientos en “Día de la Madre: el elogio de la madre imperfecta

  1. maite

    q fuerte me siento tan identificads. Aun no se me olvido mi niña en ningun sitio pq no ne da tiempo ni a sacarla. pero eso si. cuando tengo tiempo todo entero es para ella. demasiado me pierdo ya por el trabajo. animo a todas pq tiene du recompensa

  2. Vicente Reyes

    En realidad las madres no son perfectas, cuando las miramos como mujeres, pero tienen la perfección de Dios porque entre tantas imperfecciones saben hacer las cosas perfectas, si no es así, como pueden regalar al mundo al ser más perfecto de la creación como es el ser humano, como pueden con una flor regalar belleza o con una caricia tranquilidad, con un simple soplido pueden curar una herida sangrante en la rodilla o sin espadas solo con palabras cariñosas espantar a fantasmas y monstruos que aterran no sólo a los hijos sino también a los esposos.

    Claro que las madres son imperfectas, son ¡IMPERFECTAMENTE PERFECTAS!

    Feliz Todos los días de las madres. (370 días al año….)

  3. Lucía

    Yo tengo 2 hijos, creo que la clave para disfrutarlos es asumir que tu vida es un caos y que no puedes con todo. No exigirse.

    Para Mónica: tener niños es UNA TRABAJERA que no veas, no hay trabajo más absorvente que ser madre, dura 24 horas los 365 días del año. Mi obligación NO es leerle un cuento todas las noches por mucho que lo recomienden, mi madre nunca me leyó un cuento para dormir, y aquí estoy tan feliz (entre otras cosas) y habiendo sido una buena estudiante.

    Si además de trabajar fuera de casa, también trabajo en casa y con los niños todo el año, ejerzo mi derecho a protestar cuando me vea superada o me invada el estrés.

  4. Elimar

    Feliz Dia para todas, aunque un poco tarde, pero día de la madre es cada día. Mi reflexión después de haberlas leído a todas, muchas trabajadoras y profesionales, es que, si buscamos calidad y excelencia en nuestros trabajos, cuanto más a la hora de criar un hijo. Y es que ellos -nuestros hijos- nos ponen el listón bien alto. Aprendemos con y de ellos. No existe la madre perfecta, pero si la que busca ser mejor cada día, sin culpas, pero sin justificaciones. Tal vez lo peligroso sea querer ser heroínas, tirar para delante con todo, en vez de separar lo urgente, prioritario e importante y luego delegar un poco, para que nos quede tiempo y espacio para ejercer calidad de madres y seguir siendo personas. Mucho se ha mitificado a la madre que lo da todo y se olvida de si misma. Eso si que es peligroso. Y una cosa más, se han puesto a analizar que lo realmente agotador y lo que más tiempo lleva, es ser ama de casa y no madre…?. O tal vez las 8 horas de trabajo, que algunas hacen para comer, pero algunas otras porque no queremos posponer o renunciar a profesión y estatus de vida. Finalmente, lo difícil de criar viene cuando tratamos de encajar a nuestros hijos en nuestro agitado -y exigente- ritmo de vida, cuando debería ser al revés, que nosotros nos adecuemos a su mundo de niños. Eso sí que seria dejarse cambiar la vida.

  5. marta

    puff, leer tu post creo que ha sido de lo mejor que me ha podido pasar hoy, gracias, porque lo último que pensé anoche antes de dormir es lo frustrada que me siento a veces por no ser una madre perfecta, o al menos, no ser como lo pintan los libros, las revistas u otras madres abnegadas. Yo también grito a mi niña, me desquicio, me desespera y me revoluciona y me muero de rabia por ser así el tiempo que paso con ella, en vez de de que sea un tiempo para disfrutar juntas. Yo también era de las que daba consejos a otras madres (antes de serlo) de que había que hablar bien a los niños, con calma, con argumentos, etc, de hecho soy pedagoga, pero el día a día es muy distinto. A pesar de todo, por supuestísimo que la quiero con locura.
    Felicidades mamás

  6. KARLA

    Soy la mamá mas imperfecta del mundo, trabajo todo el día y me pesa mucho dejar a mi bebé al cuidado de mis papás, en mi caso no tengo otro remedio, el papa de mi peque no se hizo responsable, pero aun así, asumo lo que venga cada día y todo por que sé que mi hijo lo merece, a pesar de ello todo el día pienso en mi bebé y estoy al pendiente de él; le doy todo el amor que tengo porque JERÓNIMO ha sido la bendición más grande de mi vida, lo volvería a tener pese al sufrimiento que me dio su su papá.
    Jero te amo mi bebé, gracias a ti soy MAMÁ y en mi caso soy yo la que tuvo la gran fortuna de ser tu madre.
    Feliz Día

    1. Esther Zurita

      Que lindo lo que escribes Karla, yo también soy madre soltera … y Miangel es mi mayor bendición .. aunque aveces lo imperfecto de mi desea darle una tanda .. o un grito para que no me estrese …. pero luego lo pienso respiro … vuelvo a respirar y lo beso … Llamalo aunque sea una vez al día … eso hace saber a los niños que estas pendiente de él. Cuéntale como te fue en la oficina .. comparte con él y amalo mucho.

  7. CAROLINA

    ¿Y el papá, aunque sea imperfecto, donde está? Yo también soy mamá trabajadora y mi marido papi trabajador y compartimos, ni yo soy super-woman ni el papa-ausente, yo creo que la clave está ahí, no llego a todo ni falta que me hace, Jorge y yo somos un gran equipo, no permitamos que papá sea el actor secundario, ni es bueno para nosotras, ni se lo merecen ellos.

  8. lali

    Nadie nos enseña a ser madre, no hay donde aprender a serlo, el amor nos va guiando y bien o mal siempre intentamos hacer las cosas lo mejor que podemos. Yo quisiera felicitar a todas aquellas personas que aunque no hayan parido, ¡Sí…! han sido tan madre como cualquier otra desde la gran labor de contribuir en la educación y el cuidado de cualquier niño ¡FELICIDADES A TODAS ELLAS!

  9. Mela

    ¿Y de las mamás actuales qué? esas que quieren participar y aprender con sus hijos. Seguramente a ellos, hoy en día, les asuste más el futuro que el coco o un simple estornudo. Cuando abro sus libros de texto me doy cuenta que yo también tengo aún mucho que aprender. No pretendamos que nuestros hijos, menores de edad, trabajen más que sus progenitores.

  10. La niña de Shrek

    Para Mónica, sinceramente Feliciades por ese regalo que son tus hijos/o-a, mi más cordial enhorabuena por ese privilegio. Para Sonia, mi pésame y todo el coraje que necesites para superar la tristeza y aún así guardar el recuerdo de tu hija. Y para la autora del escrito, está claro que la inspiración sopla por doquier pero la que está en guardia, pone por escrito lo que nos ronda a todas o casi todas por la cabeza. Gracias por tu esfuerzo. Y adelante con nuestra tarea de aprender de y con nuestros hijos. El mío tiene 3 años y me muestra el inicio de todo, el porqué y el cómo vivir.
    Un beso a todas

  11. MARIA

    Mi madre también perdió los nervios alguna vez, no fue capaz de mantenerse siempre firme en las reglas, nos mimó mucho (a mí y mis cuatro hermanas), y no me leía un cuento todas las noches para irme a dormir, (no le daba tiempo a todo éramos 5), pero yo creo que era perfecta, y que ninguna madre lo podría haber echo mejor. Ojalá yo pueda hacerlo igual.
    Muchas felicidades para todas.

  12. ASUN

    Pues yo creo que todas nos merecemos ser felicitadas, no un vez al año, sino todos los días, porque estoy segura que aun con todas nuestra imperfecciones todas lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos.
    De acuerdo que no siempre lo hacemos bien, pero lo intentamos día a día y cada vez que la situación se os escapa de la mano y perdemos los nervios luego nos arrepentimos, e intentamos hacerlo mejor la próxima vez ¿o no? Educamos aprendiendo, y no creo que existe el manual perfecto, cada uno lo va encontrando con el \

  13. RAQUEL

    Cómo me alegro de haberos leído a TODAS. Tengo una hija de 22 meses y esperando otra. Estoy pasando, de nuevo, por una depresión y he tenido que volver a mi medicación. No trabajo. Pero me siento la madre más imperfecta del mundo y veo como todas las demás pueden con todo y, encima, trabajan.

    Os felicito a todas, trabajadoras y no trabajadoras porque me habéis hecho ver que la imperfección existe y lo que yo siento y vivo con mi hija es \

  14. Silvia

    Marta, nadie está descalificando a las mamás que no trabajan, en absoluto, cada una tiene sus circunstancias y estoy segura que a todas nos gustaría estar las 24h del día con nuestros hijos porque es lo más bonito que hay.
    Yo antes no trabajaba y ahora desgraciadamente tengo que trabajar, te aseguro que antes estaba mucho mejor al lado de mi hijo, no lo dudes, no tenía ansiedad ni estrés, ni estaba tan echa polvo como ahora, y aun así estoy al 100% con mi niño de 7 meses.
    Y no estoy descalificando en absoluto a ninguna mamá. No malinterpretemos las palabras porque aquí estamos para aprender unas de otras.

    Felicidades otra vez amigas…

  15. vanesa

    Que razón llevas amiga!!!! Y que diferente se ve todo antes de ser mama! Cuando estás embaraza y crees que podrás llevarlo todo, el trabajo, los amigos, la casa, tu pareja, los niños y encima te dará tiempo de ir al gimnasio! jejeje
    Pero bueno, esto de ser mamá, por lo menos para mí, es el trabajo más sacrificado, altruista y hermoso que existe.
    Felicidades a todas!!!

  16. MALU

    Pero existe la MAMÁ PERFECTA???, la verdad lo dudo pero si para haber perfección debe existir la imperfección, pues sin duda toda madre suele ser la MEJOR DEL MUNDO para cada uno de sus hijos que es lo más importante, un beso y saludo a todas las madres trabajadoras…

  17. Sara

    /continuación… y aunque no puedan comprender que a veces se nos «oiga» demasiado, nos perdonan al momento, aunque nosotras nos lo continuemos reprochando, porque lo hacemos. Esa es nuestra mejor recompensa y felicitación íntima, y sus besos, sonrisas y abrazos.
    Pero no está mal que también se nos reconozca desde fuera, así que chicas, mamis imperfectas, ¡¡Felicidades a todas en nuestro día!!

  18. MARTA

    FELICIDADES A TODAS LAS MADRES, LAS QUE EJERCEMOS TODO EL DÍA DE MADRES TAMBIÉN SOMOS IMPERFECTAS EVIDENTEMENTE, PERO TAMBIÉN SE NOS PUEDE FELICITAR POR HABER DEJADO UN TRABAJO (EN MUCHOS CASOS BUENO) PARA DEDICARNOS EN EXCLUSIVA A NUESTROS HIJOS (EN MI CASO MI HIJA Y ES LA MEJOR DECISIÓN DE MI VIDA QUE NO ME COSTÓ NADA TOMAR).
    YA ESTOY UN POCO HARTA DE QUE SE CALIFIQUE DE HEROÍNAS A LAS MADRES QUE TRABAJAN FUERA DE CASA COMO SI LAS DEMÁS FUÉRAMOS MENOS.
    NO HAY NADA MÁS AGOTADOR QUE ESTAR 24 HORAS CON UN NIÑO, PERO ES EL CANSANCIO MÁS FELIZ QUE EXISTE Y LOS NIÑOS NECESITAN ESTAR CON SUS MADRES.
    CADA UNA TOMA SU DECISIÓN Y NO ES NI MEJOR NI PEOR.

  19. Marianuchi

    Felicidades mamás!!!
    Los comentarios son tan variados como personas hay en el mundo. Pero he de decir que aunque uno se haya propuesto ser diplomático y pedagógico con su hijo no siempre se consigue, y que aunque no queramos los gritos y los momentos de tensión siempre van a existir porque es propio del niño buscar hasta donde puede estirar y también es propio de las madres ponerle freno y hay muchas ocasiones en las que el niño ha sobrepasado el límite. Y eso desgraciadamente forma parte del aprendizaje tanto de la madre como del niño. Así que no nos carguemos de culpas que no son nada constructivas. Y adelante !!! UN BESO ENORME Y FELICITACIONES EN NUESTRO DÍA QUE NOS LAS MERECEMOS PORQUE TAMBIÉN SE LAS MERECÍAN NUESTRAS MADRES!!

  20. Vevana

    Enhorabuena! Me imagino que has exagerado para que nos perdonemos alguno de nuestros defectos… pero se entiende el mensaje perfectamente. MÓNICA, ser demasiado exigente puede ser peligroso. VANESSA, pues el libro que yo tengo se llama: Como ser una madre NO perfecta. Es verdad. Existe. Y lo recomiendo.

  21. SILVIA

    FELICIDADES¡¡ a todas las mamas que aman a sus pequeños;que hay mas perfecto que lo imperfecto del querer?

  22. Elvira

    Hola Cecilia gracias por publicar tu nota y compartirla con nosotras las Madres Imperfectas…. El de atender a los hijos no es cuestión de obligación sino de responsabilidad, nosotras pedimos tenerlos, para darles nuestro amor, yo tengo una y tiene discapacidad motora, entonces yo debo de ser doble imperfecta no crees?, pero yo opino lo contrario, ella para mí es mi doble motor de día a día, y por ser madre tenemos muchas más cualidades, y somos casi como la mujer maravilla, ya que podemos hacer varias cosas a la vez, y solo nosotras tenemos ese don… LES DESEO A TODAS FELIZ DíA DE LA MADRE !!!!!!

  23. maria

    Yo también soy imperfecta, todas lo somos, y como madres también, sobre todo si tienes que ser madre, esposa, hija, hermana y encima…trabajadora
    Si sale a las 8 de la mañana y se vuelve a las 8 de la tarde, no se puede ser buena en nada, y menos perfecta

    felicidades a todas las imperfectas!!!!

  24. MONIKAI

    Mónica, chata, somos humanas …

    Y aunque lo hayamos decidido nosotras el ser madres, tenemos derecho de vez en cuando a quejarnos, digo yo! Y que conste que no me arrepiento, pero la vida te cambia por completo. Yo tengo tres (´6 años, 4 años y 1 año).

    FELICIDES A TODAS !!!

  25. maura

    Pues yo solo llevo 5 meses y medio como madre con lo que no tengo mucha experiencia y está claro que nunca le he gritado a mi bebé, ni he olvidado nada pero hay veces que me saca de quicio … pero me controlo y pienso que es mi vida, la cosita que tantas veces imaginé y que tanto deseaba tener junto a mí y no se merece un grito por mi parte por estar haciendo algo lógico … así que yo entiendo todo lo que escribes y que conste que me encantó el escrito pero particularmente sobre todo espero ser siempre una madre cariñosa que siempre le hable a su hijo con cariño y paciencia como se merece mi pequeño.

  26. Vanessa

    Mónica estoy completamente de acuerdo contigo perdonarme las demás pero no creo que el chillar, chantajear … sea un motivo de felicitaciones.
    Creo que las madres perfectas no existen partiendo de esa base todas somos imperfectas y claro que todas nos merecemos millones de felicitaciones (y no solo un día) pero no creo que esas felicitaciones deben de ser, cuando les gritamos, chantajeamos, manipulamos o olvidamos (porque eso está mal echo) y los niños no lo saben apreciar por eso creo que una buena felicitación es mamá, eres la mejor del mundo pero sabes que podemos hacerlo mejor ( sin gritos, chantajes y castigos ) que sólo nos hacen sentir fatal con nuestros pequeños.
    Un saludo para todas las mamás y que paséis un genial día de la madre en compañía de vuestros niños y de vuestras respectivas mamás (si gozáis de esa suerte).

  27. Sara

    Hola super mamis!! y digo super mamis por no decir super womens, que es en realidad lo que somos. Estoy de acuerdo con Mónica en que cuidar de nuestros hijos es nuestra obligación, pero también lo era de nuestras madres, abuelas y demás, y en la mayoría de casos para ellas el cuidado de sus hijos y de la casa eran sus únicas labores. En nuestro caso la cosa cambia, porque en los tiempos que corren, en que cada vez más mujeres delegan su tarea de madre en los abuelos o canguros en pro de una vida profesional más reconocida u otras incluso ni tienen hijos, habemos otras, como dice Silvia, que hacemos filigranas para pasar el mayor tiempo posible con nuestros hijos, esforzándonos sobre humanamente para no pagar con ellos las fustraciones del día a día. Ellos saben que les queremos y aunque no puedan comprender que a veces se nos \

  28. carmen

    Me siento reconocida en este texto la verdad e incluso leyendo los comentarios se me cayó una lagrimita, yo también acudiré en su ayuda le pase lo que le pase, aunque sea una viejecita con bastón, el amor de un hijo todo lo puede. Muchos besos a todas

  29. Silvia

    Mónica, cariño, regálate los oídos de vez en cuando, que no pasa nada…
    Yo también soy del club de las madres imperfectas, y estoy muy orgullosa de serlo, tengo a mi niño, trabajo fuera de mi localidad (lo cual me resta más tiempo para estar con él), soy ama de casa también, amante y además me tomo mi tiempo, sólo para mí, porque yo lo valgo.
    A veces me siento mal por mis circunstancias, porque no puedo estar todo lo que quisiera con mi niño, pero realmente cuando estoy con él trato de que sea lo más intenso posible y me llena tanto a mí como a él.
    Felicidades a todas las madres, porque nos lo merecemos, porque hacemos lo que sea por nuestros hijos, y además les enseñamos que no somos esclavas de ellos y que también tenemos una vida.
    En un futuro os lo agradecerán, os lo aseguro. No os sintáis culpables por tomaros una cervecita con las amigas de vez en cuando. Eso es salud para vosotras y para ellos.

    Un abrazo a todas.

  30. carmen

    La verdad es que ser madre es duro pero a mí me compensa mucho y yo creo que no es cuestión de reconocernoslo un día sino todos los días. Cuando mi hijo me sonríe y me dice : Tata… (Es que tiene 14 meses y le gusta llamarme así) o cuando se acurruca en mis hombros, se me cae la baba y para mí ése es el día más grande. Está bien que se nos recuerde un día pero yo creo que no depende de poner fechas sino de los momentos y días que compartimos con ellos. Y sí, no soy perfecta pero ellos tampoco lo son y a nosotras nos lo parecen, o no??

  31. Elena

    Muy, Muy bueno Cecilia… Lo que me he podido reír… Me siento muy reconocida… Gracias y enhorabuena.

  32. Ursula

    Reconozco que yo no soy madre trabajadora, pero también te digo que para mí eres una heroína de las que ya no quedan. Lo único que puedo añadir es ánimo y enhorabuena.

  33. karen

    Hola, la verdad es que comparto lo de la madre imperfecta, se que son nuestros hijos, pero merecemos una felicitación y un reconocimiento a nuestra labor. Porque no sólo somos madres, somos mujeres trabajadoras, que después de haber trabajado fuera de casa llegamos a casa y seguimos trabajando; nos ocupamos de las necesidades de nuestros hijos, que no les falte de nada y además ponemos lavadoras, cocinamos, limpiamos etc. etc. Y a todo esto agrégale que somos amigas, esposas, amantes, y todavía nos queda tiempo para nosotras. Somos imperfectas y exquisitas pero que damos todo por nuestros hijos y las personas que queremos.

  34. vanessa

    Me regalaron un libro para ser la mamá perfecta. En su primera página había un listado de 10 cosas que yo cumplía a rajatabla….jejjejejejje Eran las 10 cosas que nunca debía haber hecho para ser una mamá perfecta. Me da igual, cuando Violeta tiene una pesadilla, aunque tenga 40 años, casada y con hijos, prometo meterme en su cama y hablarle para tranquilizarla…¡¡Desde la puerta no me puede oír bien!!
    Doy gracias todos los días por tener conmigo a mi hija y por haber tenido la madre que tuve, que puede que no fuese perfecta, pero era la mejor. TE QUIERO MAMÁ.

  35. Sonia

    ¡Hola!

    Cecilia, me ha encantado tu reflexión para el día de las madres, con ese toque de humor… ¡qué trabajito cuesta mantener la calma con ellos!

    Este Día de las Madres será muy difícil para mí, porque por desgracia, será el primero que pasaré sin la mía, que falleció hace unos meses… Por eso os quiero animar a tod@s l@s que tenéis a vuestras madres cerca, que no os olvidéis de ellas…

    ¡Habrá una forma más bonita que celebrar el día de las madres junto a tu madre y a tus hijos! Nuestra madre nos quiere de la misma forma que nosotras queremos a nuestros hijos…

    ¡Feliz Día de las Madres! Un abrazo, Sonia

    PD: Mis paredes también son de papel de fumar. Por suerte, todas mis vecinas tienen también niños. Así no parezco yo la única loca del edificio!!!

  36. loli

    Que verdad más grande todo lo que nos dices en tu escrito, pero lo más asombroso de todo es que siempre sacamos fuerzas de donde no las hay para tirar para delante de todo el carro y pedimos muy poco a cambio, ya solo con ver las sonrisa de tus peques cada mañana, se olvida todo lo demás, las malas noches, el llegar echa polvo de trabajo, los constipados, las rabietas, en fin, que como yo digo muchas veces » son gajes del oficio».

    Un besito a todas esas madres que están siempre ahí con una sonrisa y en especial a la mía que se es mi ángel de la guarda desde donde está.

  37. monica

    Me parece normal que a veces justifiquemos nuestra conducta porque estamos cansadas o irritables, porque nadie es perfecto, pero creo que aun así está mal, y no es disculpa que el resto del tiempo nos ocupemos de ellos con amor, que les llevemos al médico, que les demos de comer, que vayamos a hablar con profesores, que les leamos un cuento cada noche aunque nos caigamos de sueño…porque todo esto no es algo digno de mérito, es nuestra obligación, porque son nuestros hijos, y no les estamos haciendo un favor, si no que es nuestro deber hacerlo ya que hemos decidido tenerlos. Ser mamá es lo mejor que me ha pasado, y cuando hago todas estas cosas no creo que esté haciendo nada fuera de lo normal, sin embargo cuando chillo a mi hija, o soy injusta con ella, si creo que estoy haciendo algo mal, y que no tengo justificación.
    Lo siento, pero no creo que merezcamos una felicitación por cuidar de nuestros hijos.
    Besos para todas.

  38. Nuria Mora

    Totalmente de acuerdo…

    Yo también soy de esas madres imperfectas.

    Gracias por explicarlo así. Delicioso!!

    ¡Felicidades para ti también, Madre Imperfecta!

Los comentarios están cerrados.