¿Crees que las recompensas son una motivación para los niños?

Tareas escolares de los niños | elbebe.com¡Qué complicado esto de educar a los hijos! Sí, ya sé que no os descubro nada nuevo, pero es que estoy hecha un lío.

Resulta que he leído que las recompensas y los castigos no funcionan, y que los niños no deben experimentar sus éxitos o sus errores como tal, sino como información que les sirve para su aprendizaje vital. Y lo más sorprendente, es que los niños que se habitúan a recibir recompensas, suelen escoger las tareas más fáciles.

Yo lo que quiero es que me expliquen cómo motivar a mis hijos para que hagan las cosas sin tener que decírselo veinte veces ni tener que recurrir a las amenazas de castigo o a las recompensas. Porque cuando leo estas informaciones, las encuentro muy sensatas, y estoy de acuerdo, pero el día a día es otra historia, ¿no os parece?

En el colegio se oye a los padres y madres decir, “si no te portas bien, no vas al cumple de mañana”, o “si apruebas las matemáticas te compramos el juego”, etc.

La verdad es que cuando recapacito, me doy cuenta de que lo mismo nos pasa a los adultos, si no encontramos la satisfacción dentro de nosotros, es que algo falla, seguramente nuestra autoestima, y tenemos que buscar la recompensa fuera. Los niños que siempre reciben halagos, dependen de ellos y no soportan una crítica porque su confianza se viene abajo.

Total, que he llegado a la conclusión de que lo importante es dar a los niños seguridad y autonomía, manteniendo un equilibrio, claro. ¡Vaya reto!

En tu caso: ¿crees en la eficacia de las recompensas y los castigos?, ¿cómo te parece que se debe educar al niño?

Autora: Ana Maqueda

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

15 pensamientos en “¿Crees que las recompensas son una motivación para los niños?

  1. alex

    hola, ustedes creen que a tan corta edad los niños saben todo lo que es prohibido o malo, o lo que dejan de hacer, yo pienso que el diálogo con nuestros hijos y nuestra forma de actuar hace que su formación sea mejor o peor, por eso que muchas veces recurrimos a los castigos o recompensas para tratar de lograr lo que no hemos podido enseñarles. Éste es un factor muy importante de las madres, que en gran parte son los ejes y guías de nuestros hijos.

  2. esperanza

    Hola, alguien me puede guiar con un consejo práctico sobre cómo emplear los castigos y motivaciones para un niño de 5 años, al que parece que un castigo que se le quita, no le afecta, porque tiene otras formas de jugar. Por ejemplo, le quito la televisión, no muestra tristeza o dolor, porque tiene el computador o los juguetes, si la meto en la habitación, no le molesta porque puede jugar con los juguetes, si le pongo el tiempo para almorzar y no termina de almorzar y ya le había prometido algo, le digo que no se lo doy porque no terminó, asume una actitud de poco interés. Qué hago

  3. monica

    Hola estoy acabando la carrera de educación infantil, tengo 25 años y Adriana creo que lo estás haciendo bastante bien el ignorar sus conductas negativas. Si el niño/a ve que al hacer algo negativo capta la atención de los padres será un recurso para él cuando quiera vuestra atención. Los castigos y las recompensas estás bien pero en mi opinión sin excesos y no tienen que ser siempre materiales hay muchas formas de recompensar a un niño como leyendo un cuento juntos, ir al parque, hacer un dibujo juntos….

  4. adriana

    hola! tengo un hijo de un año y medio, y la verdad con él no he podido aplicar un castigo como tal, cuando hace algo que no debe lo que yo hago es quitarlo y él se enoja, lo dejo que haga su berrinche y lo ignoro y al rato se calma y no lo vuelve hacer, aunque así podría repetirlo muchas veces en el transcurso del día; la verdad que no sé si hago del todo bien pero hasta la fecha creo me ha funcionado.

  5. EDUARDO RENE

    YO CONSIDERO QUE EL FACTOR DE ESTIMULO RECOMPENSA Y ESTIMULO CASTIGO NO DEBE DE SER EL EJE DE LA EDUCACIÓN DE UN HIJO PORQUE SI NO SE SABE CONTROLAR PUEDE LLEVARTE A PERDER EL CAMINO Y VOLVER A UN HIJO HASTA CIERTO PUNTO VOLUNTARIOSO E INTERESADO, SIENTO QUE ES MEJOR LA COMUNICACIÓN MUY CERCANA DESDE QUE NACEN, QUE SE SIENTAN CON LA CONFIANZA DE DECIRTE LO QUE SIENTEN O PIENSAN Y GUIARLOS SIN ENJUICIAR O CRITICAR SUS COSAS O GUSTOS, HACIÉNDOLES OBSERVACIONES DE EL POR QUÉ SI O NO ESTAMOS DE ACUERDO EN ALGO.

  6. Yanet

    Pues mi hijo tiene 2 años y darle recompensa por ayudarme a realizar una tarea en la casa por mas pequeña que sea debido a su edad funciona, también es bueno que sepan que si no se portan bien eso les va a traer alguna consecuencia que en este caso sería un castigo, he visto a niños que no son reprendidos en el momento en el que hacen una travesura, la repiten y la repiten una y otra vez y suelen ser niños que no respetan a los demás.

  7. juana

    Hola, yo creo que es una manera de motivarlos, siempre y cuando la recompensa no sea desmesurada, y no sea tampoco por sistema. A mi personalmente me va bien, además intento que sean cosas que les entretenga y no sean juegos de maquinitas, la última recompensa que le compré a mi hijo fue un detector de metales, que cuando salimos al pueblo le encanta utilizar. Este tipo de premios es el que intento que elija y una madre siempre sabe como conducir a su hijo para que elija cosas que le diviertan y sean constructivas.

  8. iag

    Hola, yo creo que si fuéramos padres modelos no estaríamos aquí comentando ningún tema, pues la tarea que tenemos de educar a nuestros hijos si que es muy difícil tenemos que encontrar la mejor manera de enseñarle a nuestros hijos para que sean personas exitosas en todos los aspectos, a veces pensamos que como educamos nuestros hijos está bien pero resulta que estamos haciendo lo contrario, creo que son buenas las recompensas hasta cierto punto y según la edad, pues son niños y si que ocupan motivación pero más que nada ocupan el ejemplo porque somos el espejo de nuestros hijos y lo que ellos lleguen a ser, sea bueno o malo, es porque nosotros se lo enseñamos o permitimos que lo aprendan en la t.v., los amigos, la familia, la escuela …..

  9. Paty

    En resumen…. lo ideal es darles una enseñanza con paciencia, si, con castigos y recompensas, pero no en exceso… imagínate un niño que para todo lo bueno o todo lo difícil que haga espere un elogio; eso es fatal para su autoestima después, si no le reconocen algo bueno que haga, como va a reaccionar? o como se sentiré consigo mismo? pensar un poco antes de hablar no hace daño..

  10. judy

    Bueno, pues te explico yo tengo 25 d\’edad mis hermanos tienen 29 y recuerdo que mi mamá cuando no la obedecíamos nos castigaba con lo que más nos gustaba,o sea no jugar a la Nintendo, no bicicletas, no salir fuera, y lo que mas odiábamos era quedarnos solos en un cuarto como el que se portaba mal y los que se portaban bien podían hacer todo lo contrario de lo antes mencionado y eso era una tortura y funcionaba porque tratábamos de no hacer el mismo error y hoy ya adultos nos acordamos de eso y estamos de acuerdo que era una buena táctica. Ahora bien cuando hacíamos las cosas bien no los reconocía tanto en la escuela como en la casa ya fuera con un regalito o con un gracias mi amor o felicidades y lo cual estaba muy bien porque también nos explicaba los beneficios de hacer las cosas bien, a los 3 d\’edad yo ya sabía leer y me ayudó mucho. Hoy día pensamos mis hermanos y yo que mi mami hizo un buen trabajo con los castigos y recompensas porque sabemos lo bueno y lo malo de seguir y no la reglas, o sea que si cometemos algún error fue por cuenta propia y abstenerse a las consecuencias.

  11. Cipriano Lopez

    En mi opinión, pienso que a los niños se les debe guiar con respeto, darles seguridad de si mismos. Convertirse uno en un modelo para ellos y con mucho amor, es lo primordial para que un niño pase de la niñez a la adolescencia lleno de valores equilibrados para enfrentar a culquiera que sea la sociedad que lo rodea.

  12. Ruth

    Estoy de acuerdo en el punto que señala Mainada, los premios y castigos no deben ser el timón de la educación, sin embargo, dependerá de gran medida del premio y castigo que apliquemos, yo a mi hijo de año y medio le pido que haga o deje de hacer algo y si no me obedece entonces le amenazo con castigarlo, si aun así continúa ignorándome, le castigo sentándolo en el sofá 2 minutos sin hacer nada y eso para él significa mucho, en realidad lo he castigado unas 3 veces y fueron suficientes para que aprendiera el significado de la palabra, ahora en el caso contrario, si me obedece, le agradezco y le doy un beso y abrazo, mi punto es que, un castigo de privarle el juego por 2 minutos y una recompensa de besos y abrazos no creo que afecte negativamente la autoestima del bebé, cuando hace cosas que no debe porque se pone en peligro, como golpear una mesa de cristal, le tomo de las manos y le explico que no lo haga porque puede lastimarse, si insiste entonces viene el castigo, en general trato de explicarle porque no quiero que haga las cosas y bueno, el castigo es para que entienda que esa acción está realmente prohibida y solo lo hago cuando es algo que en verdad podría lastimarle, ahora que si no quiere ayudarme a recoger los juguetes pues solamente le canto que limpie y que ponga todo en su lugar aunque solo se limite a ver como lo hago… hay cosas que ameritan un castigo o recompensa pero no hay que exagerar.

  13. Eleana

    Por supuesto que sí, y estoy totalmente en acuerdo que a los niños hay que educarlos en base a recompensas y no castigos o sanciones. Debemos enseñar a nuestros hijos a conseguir siempre lo positivo de sus acciones y que mejor forma que esa. Un niño que crece castigado y regañado, será un adulto frustrado y acostumbrado a perder.

  14. Mainada

    Los premios y los castigos son un refuerzo, pero evidentemente no pueden convertirse en el timón de la educación de un niño.

    De todas formas, cuando crezcan seguirán viviendo en una sociedad que en muchas ocasiones sí se mueve por premios-castigos, así que creo que lo importante es enseñarle al niñ@ los valores humanos que deben tener y no asociarlos directamente a este tipo de refuerzos.

    Un saludo

  15. Azzy

    Creo que depende de la edad del niño. Por ejemplo mi hija de 8 años ya entiende lo que es causa y efecto. Ya ella sabe que estudiar le ayuda a tener buenas notas y ella se siente bien al tener buenas notas. Claro está que yo le ayudo con la estructura. Cuanto tiempo debe dedicar a los estudios y la ayudo a organizarse. Pero ella también participa de ello.

    También admito que las recompensas las usamos y estoy de acuerdo contigo, hay veces que no siento que está bien. Pero mi filosofía es que los cambios se logran con la práctica y la ejecución de las tareas. Así que le damos un estipendio por cuidar la mascota, limpiar su cuarto y buscar el correo. Pero le explico la importancia de cada tarea. Espero que más adelante ella se conciencie y que cuando sea un adulto haga estas cosas por que entiende su importancia y la recompensa de cada tarea en sí para su diario vivir.

Deja una respuesta