Educación infantil. El valor de educar a los niños en la diversidad

Educación infantil. El valor de educar a los niños en la diversidad | elbebe.comSiempre he tenido complejo de gorda. Creo que en alguna ocasión lo he comentado y, aunque con los años he ido asumiendo mis carnes y todo lo demás que va en el lote (que tengo mis encantos, oiga), he de reconocer que de niña, cuando iba al colegio, tuve que soportar algún que otro complejo.

También hice grandes amigas que llevaban su “cruz” con toda la dignidad del mundo: desde el divorcio de los padres a un molesto acné que delataba sus hormonas en plena efervescencia. Otras, en cambio, disfrutaban de su “normalidad” como si de un privilegio natural se tratara (bueno, no seamos injustas, que a lo mejor se sentían eternamente agradecidas por su condición de chicas monas e inteligentes). Amén de complejos no superados, me siento en la obligación de reflexionar sobre este tipo de actitudes, pues si de algo soy consciente, es de que el grupo tiende a ensañarse con la persona que es distinta, y nuestra obligación como padres es educar a nuestros hijos en una realidad que es de por sí plural y cambiante.

Puede que la diferencia venga motivada por la situación familiar (ser inmigrante, hijo de madre soltera, de padres homosexuales…) o acontecimientos mucho más sencillos en apariencia pero de inmensa gravedad para los pequeños si les hacen sentirse extraños: llevar gafas, no usar determinadas marcas de ropa, no tener posibilidad de celebrar su cumple en un parque infantil como otros de su clase… Todo cuenta.

Me gustaría subrayar la importancia de la escuela porque es el primer entorno en el que el niño se ve obligado a sociabilizar con un entorno ajeno a la protección que le confiere la familia. Será el espacio donde construya sus primeras relaciones de amistad, pero también el lugar donde se topará con gentes de lo más dispar.

Pareciera que todas estas situaciones mencionadas son propias de la alocada sociedad de nuestros días, pero solo tenemos que apoyarnos en fábulas tan tradicionales como El patito feo para comprobar que los cuentos clásicos sirven muchas veces para canalizar conflictos interiores del niño. Enseñémosles entonces a respetar. A construir un universo de valores en el que lo distinto sume y enriquezca en vez de restar puntos.

En tu caso, ¿alguna vez te has sentido diferente al resto de tus compañeros?, ¿esto ha supuesto algún complejo para ti?, ¿a tu hijo le ocurre o le ha ocurrido alguna situación similar?  

Comparte tus dudas, opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

Autora: Cecilia Frías

9 pensamientos en “Educación infantil. El valor de educar a los niños en la diversidad

  1. MAROBER

    Soy madre soltera. Ahora no tengo mucho tiempo, en otra ocasion expondré mi expericia, pero de momento, me gustaria que me contarais alguna vuestra experiencia ocmo familia monoparental.
    Gracias

  2. Maria

    En la diferencia está el enriquecimiento de todos, somos los adultos los culpables de lo que hoy día está pasando, los niños discriminan porque lo aprenden de los adultos, los niños son diamantes en bruto que hay que saber pulir para que sean bonitos y no para usarlos de armas arrojadizas o cortantes que hieren de verdad.
    Lo que quiero transmitir es que no seamos borregos y procuremos educar a los hijos para que no lo sean, pues es muy bonito que cada uno pueda mostrarse tal y como es, esa persona libre, independiente, a la que todos tenemos derecho de ser, pero que no nos atrevemos a ser, por el hecho de que no nos discriminen.

  3. Jackeline

    Mi hijo tiene Catch 22, Síndrome Di George, Inmunodeficiencia, broncomalacia, lleva félulas en las piernas, y le acaba de debutar diabetes tipo 1 hace tres meses, con casi 5 años, y va a P3 en un cole normal. Si es bastante diferente físicamente, pero no lo es mentalmente, y es feliz. Tiene obstáculos, no se le hace nada fácil el tema motor, como la clase de psicomotricidad por ejemplo, y lleva pañal, ningún otro niño lo lleva en su clase, y tienen todos entre 3 y 4 años. Todos en su clase le quieren un montón y le protegen, a pesar de su corta edad, y se les nota que han entendido que necesita ayuda, porque todos le asisten para ponerse la bata, el abrigo, en el patio, más bien le sobre protegen algunas veces. Pero el sabe que es más inteligente que muchos, porque además de hablar 3 idiomas, sabe mucho de mates y deletrear palabras, que los demás aún no dominan. Lo importante es crearles conciencia de las diferencias y de que eso es normal en la vida, porque ninguno es igual a otro, y que unos son fuertes en algo que otros no lo son quizás. Su autoestima es alta gracias a nuestras charlas en casa con el. Sin embargo, se preocupa de ser el mayor de su clase. Y en eso estamos trabajando fuerte para que sepa que eso no importa. Suerte a todas!!!

  4. Cynthia

    Hola, pensando en el tema me detuve por lo siguiente, tengo una hija de 6 años pronta a cumplir 7 ella va a un colegio con integración, eso quiere decir que en su colegio van niños sordos, con síndrome de down, en sillas de ruedas, etc. Todos ayudan a los demás, les copian la materia del cuaderno, los ayudan en lo que más se puede, tal vez esto ayuda a que los niños no se fijen en que Juanito es gordito o Pablito es orejón.
    Pienso que a través de compartir con todo tipo de niños a tus hijos lo haces ser mejor persona

  5. Yoli

    Mi bebé de 4 años comienza el cole este año, puedo pensar en cuanto al comentario de Maribel, que este puede ser una etapa en que atraviesa el nene, espero que los consejos que han dado me ayuden para cuando mi nene atraviese por esta etapa, hasta el momento él está entusiasmado con la ida al cole, porque ya lo he llevado de compras de sus útiles escolares, el mismo escoge de acuerdo a lo que le gusta siempre siguiendo la guía de mamá

  6. Marcela

    contarte a tí. Y cuando tú ya tengas la información, puedes buscar una película que trate un tema similar y compartirla con él y conversar acerca de escenas, etc. O puedes usar la «ventana abierta», un espacio íntimo de los dos, como cuando lo vas a acostar, después de leerle un cuento, que se sienta tranquilo. Allí le empiezas a preguntar acerca de sus amigos, cómo se tratan, si tiene un buen amigo, qué tal las profes, además de otros temas para que no se sienta aprisionado.

  7. Marcela

    Hola Maribel, la verdad es complicado cuando nuestros hijos no nos quieren hablar.
    Se me ocurre que si en este momento no está preparado para compartir contigo lo que le pasa, de pronto con alguien de confianza diferente a sus padres lo puede hacer: un tío, un primo ya grandecito, o alguien que pueda sentarse con él y empezar a hablar de colegio como cualquier otro tema; pero debe ser alguien que el niño sienta que no va a traicionar su confianza, es decir, que él no sepa de ninguna manera que va a \\

  8. Maribel

    Hola: soy Maribel tengo un pequeño problema con mi niño de 3 años y medio , resulta que el antes iba contento al cole, pero en estos últimos días tengo muchos problemas con él, no quiere ir al cole, se pone a llorar, tiene náuseas y vomita, le dan ataques de histeria y no quiere ir al cole, ya no se qué hacer, me preocupa la situación, he conversado con su profesora y me dice que él en clase es normal y actúa en clase como un niño normal, no sé que le está pasando, o será que es normal sus rabietas por su edad, tengo una gran preocupación, alguien me podría decir si es normal todo esto, auxilio, necesito consejos.

    Gracias

  9. Mainada

    Hola Cecilia 🙂
    Así a tinte personal yo también he tenido mis complejillos, pero es que ser normal-normal es prácticamente imposible Y casi todos pecamos de bajos, altos, muy desarrollados, poco desarrollados, con gafas, con aparato… Ya se sabe…
    De todas formas estoy de acuerdo contigo en que el cole es muy importante, hay que cortar de raíz con los ataques entre los niños, que todos sabemos lo crueles que se puede llegar a ser. Pero también es fundamental la educación en casa. Los papás tienen que explicar a los peques que las diferencias es lo normal, y que no son motivo para meterse con los demás. De hecho ¿por qué no enseñarles a nuestros hijos que ni ellos mismos son normales?

    Un saludo
    Mainada

Deja una respuesta