Trastornos del sueño en la infancia: ¡Mi niña tiene pesadillas!

Trastornos del sueño en la infancia: las pesadillasLas pesadillas de mi niña no me dejan dormir. Puedo prometer y prometo que si en algo pongo cuidado con mis niños es en que no chupen horas de tele, que no vean dibujos violentos, o cuentos de corte agresivo… pero no sé por qué últimamente me paso la noche en danza a cuenta de este trastorno del sueño, tan típico de la infancia.

Los aullidos de la pobre Sarita, que se despierta por la noche a eso de las 3 de la madrugada, deben de provocar el infarto hasta al vecino del 4º. Su carita de terror, descompuesta, y la forma en que me clava las uñas en el brazo para que no me vaya me dejan ya desvelada durante horas. Entonces, no me queda otro remedio que acariciarla e instalarme en su camita para compartir espacio, aliento y mocos hasta que empieza a amanecer y consigo que se relaje.

Huelga decir que en el ínterin Álex abre el ojo y aprovecha para pedirme agua, pis y a su peluche, escondido tras la pila de almohadones, sábanas y edredón. Mientras tanto su aterrorizada hermana berrea ante la posibilidad de que mami se esfume al baño un minuto para acompañar al canijo. La luz del pasillo se queda crónicamente encendida (¡Dios, no quiero ni pensar la factura que me va a llegar a final de mes, pero todo sea por la salud mental de mi niña!) y los ánimos parecen calmarse.

He consultado hasta con la psicóloga del cole el tema de las pesadillas en los niños. Y me ha dicho que no me preocupe.

Son etapas. Los niños tienen que liberar las tensiones y conflictos del día, y todo ello ayuda a su crecimiento cerebral. Es normal que sueñe, por ejemplo, que un monstruo salvaje se come a su madre -me suelta la señora con toda naturalidad-. Está desfogando el odio al progenitor fruto del complejo de Edipo. -Ah vale, me deja mucho más tranquila –le contesto con un punto de ironía que en absoluto parece afectarle (será que tiene la autoestima más trabajadita que yo).

Lo que no me atrevo a aclararle es que cuando a Sarita le pregunto por el origen de sus pesadillas todo lo que obtengo por respuesta es: -Mami, es que pensé que se me había caído la almohada.

¿Será que mi hija no tiene sentido de la medida y le aterrorizan las cosas más tontas? ¿Será que solo quiere llamar mi atención? ¿Conseguiré dar pie con bola una semana más en la oficina si continúan las noches toledanas? ¿Vuestros hijos os someten a este tipo de pruebas?

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios

Consulta más artículos en Elbebe.com sobre trastornos del sueño en la infancia:

12 pensamientos en “Trastornos del sueño en la infancia: ¡Mi niña tiene pesadillas!

  1. Sandra

    Mi hija de 2 años y medio tiene pesadillas o terror no se exactamente que es esta noche se puso a llorar y se puso a llorar pero estaba dormida no medejaba que la tocara pero hablandole conseguir meterla en la cama y a los 20 mintos empezamos a oir un ruido como dando golpes al armario era ella que estaba como pegando a alguien y muchas noches dice no ,no,no, vete de aquí pero no se a quien se lo dice x que por la mañana le preguntas y no te contesta como si no se acordara

  2. JILL

    BUENO TENGO UNA HIJA DE 10 AÑOS Y DESDE PEQUEÑA SIEMPRE CUANDO ESTA DORMIDA SALTA O SE MUEVE, NO SE SI SERA COMO USTEDES DICEN QUE SE ACUERDE DE LO QUE LE HA PASADO DURANTE EL DÍA, PIENSO QUE PODRÍA SER UN PROBLEMA NEUROLÓGICO, QUISIERA SACARLE UNA RESONACIA PARA DESCARTAR MI PREOCUPACION, QUÉ ME ACONSEJAN.

  3. felipe

    PUES SÍ. MI HIJA SARA CASUALMENTE TAMBIÉN TIENE PESADILLAS, Y ES QUE LA POBRE REVIVE OTRA VEZ EN SUEÑOS LO QUE LE PASA DURANTE EL DÍA, ASí QUE SI DISCUTE CON SU PRIMA, DE NOCHE TAMBIÉN LO HACE PERO EN SUEÑOS, PERO AÚN MÁS TRÁGICO, ASÍ QUE LA CONSUELO E INTENTO QUE SE LE PASE ,Y ES QUE NO SÉ QUÉ HACER PARA QUE LA POBRE NO PASE POR ESE MAL rato

  4. Andrea

    Hola como están, les comento que mi hija tiene 3 anos y y 3 meses, y cada vez que se queda con su papá (estamos separados) ella se despierta a las 3am llorando como una loca, y pidiéndole a su papito (así lo llama) que no se vaya, habla incoherencias como que se le pierden cosas y no hay forma de hacerla volver en sí, es como si realmente estuviera despierta.
    Cuando está conmigo esto no pasa, solo a veces suena que pelea con sus primos y una que otra vez se ríe muy chistoso, pero nunca tiene esos ataques.
    Por lo que he leído de sus experiencias puede ser que en la casa de su papá tiene sus primos con los que juegan y se pelean y así pasan todo el día, quizás cuando se va a dormir solo tiene pesadillas. En cambio cuando está conmigo va a la escuela normal, por la tarde la busco y siempre vamos a casa tranquilas solo las dos… no tiene nada porque alterarse.
    Supongo que serán etapas del crecimiento, no lo se……

  5. Mariber

    A mi hijo también le suele pasar lo mismo, yo lo que hago es que después de las 18 horas intento que no se altere, hablo muy suave, ve mickey mouse o aladino que le gustan, luego le doy un vaso con agua caliente y a la hora de acostarlo pongo música clásica o instrumental, eso lo ayuda mucho a que se relaje antes de dormir. Cuando se despierta me levanto no suelo decirle nada le vuelvo a costar y se queda dormido de nuevo.

  6. Isabel

    Se me ha olvidado comentar que yo no sé si lo que tenía mi hija era «mamitis» o miedos nocturnos de verdad. Sólo sé que sí ha funcionado y que yo no veo a mi hija traumatizada. Además, todo esto lo reforzamos con el tema de los puntos: el día que se duerme sola y no se levanta por la noche, o si se despierta, aunque tengamos que ir a su habitación, se vuelve a dormir sola, le ponemos una estrella y cuando tiene la cantidad de estrellas que hemos acordado, hacemos algo especial (una peli del video-club y palomitas, vamos al cine o cenamos en un sitio especial, cosas así).
    Siempre he pensado que el método Estivill era demasiado severo y si lo hemos hecho es porque hemos probado mil cosas, siempre por las buenas, hablándole e intentando que lo entienda, y su padre, alguna vez desesperado, también por las malas, y no nos ha funcionado. Además nunca tuvimos claro que fueran miedos de verdad y creo que se ha demostrado que no, ya que si fuese así, seguiría llamándonos por las noches, ya que nosotros siempre le decimos que para cualquier cosa que necesite que nos llame, que nosotros no nos vamos, que estamos en la habitación de al lado. Y no nos llama, de momento, aunque con los niños lo que hoy te sirve es posible que mañana ya no.

  7. Isabel

    Pues mi hija tiene ahora 3 años y medio y hace un tiempo se despertaba prácticamente todas las noches, diciendo que «había pensado cosas que le gustaban». Yo intentaba explicarle que sobre sus sueños o sus pensamientos no podía hacer nada, que era ella la que debía aprender a apartarlos de su mente intentando pensar en cosas que le gustaran. Pero no conseguía nada, claro está. Debo decir que o su padre o yo, a la hora de irse a la cama, todas las noches nos quedábamos con ella hasta que se dormía, que era cuestión de minutos. El problema venía cuando se despertaba a media noche, ya que no dejaba que nos fuéramos de su lado. Estaba expectante por si «huías» y eso hacía que no descansara bien.

    Cuando volvimos de vacaciones y antes de que empezara el cole, hicimos de tripas corazón y decidimos que debía aprender a dormir sola. Hicimos algo parecido al duérmete niño y, a pesar de que el primer día, durante «sólo» media hora, parecía la niña del exorcista, la verdad es que, de momento, nos ha funcionado. Ya no despierta por las noches y si lo hace se vuelve a dormir sola, porque no nos enteramos. Ya no nos llama.

    Que quede claro que si cualquier día se despierta llorando voy a acudir a consolarla como he hecho siempre, pero con la diferencia de que ahora una vez calmada ella sabrá que debe volver a dormirse sola. Esto no lo hacemos para poder dormir a toda costa, no es esa nuestra intención. Es por su bien, porque la queremos mucho y queremos que los días los pase contenta, que juegue, que se divierta, que se canse, pero no que se levante ya cansada. Antes, como no descansaba bien por las noches, los días eran terribles. Ya sabéis cómo se ponen los niños cuando están demasiado cansados o con demasiado sueño…

  8. Sonia

    Mi hija de 2 años y medio tiene diagnosticado terrones nocturnos y somniloquios desde los 8 meses (como pódeis imaginaros yo no pego ojo). He hecho de todo para que se calme cuando está en plena crisis de miedo, no me reconoce ni a mí ni a su papi, le canto, enciendo la luz, doy palmadas a ver si la saco de lo suyo, en fin, de todo….hasta que, cuando empezó a hablar y entender lo que decía, opté por seguirle el rollo. Si me dice que no quiere algo, por ejemplo, le digo «ale pues nada cariño fuera eso», si de repente me dice que no quiere comer, pues le digo que ya se lo ha comido todo y le canto campeona…en fin, no es que se solucione la cosa pero ella parece que se recupera antes de esas pesadillas. Consulté a varios especialistas en su momento y todos coincidieron en que no era algo preocupante, me dijeron que era que asimilaba demasiado para su edad y eso lo manifestaba por la noche. En fin, paciencia y amor no queda otra (y por supuesto muchísimo café para aguantar el día jejeje)

  9. Carmen

    Pues imaginaos, yo tengo una niña de 3 años y medio y un niño de 2 años. Cada uno duerme en su habitación, pero un día se despierta la niña con pesadillas diciendo que ve cosas en la habitación (que incluso llega a asustarme a mí, porque hasta da detalles), y otro día se despierta el niño llorando desconsolado diciendo que le va a comer un monstruo que hay en su habitación. Con lo que su padre y yo estamos de fiesta casi todas las noches, y cuando duermen los dos de un tirón, nosotros esa noche no somos capaces de conciliar el sueño.
    En fin me queda la esperanza, y así me lo han hecho saber, que son etapas y con el tiempo se les pasará, y dormirán sin problemas.
    Claro que a lo mejor para entonces seré de esas personas que ya no tienen sueño por la noche, porque son insomnes crónicas. Esperemos que no, y también sea una etapa para mí.

  10. ALEXANDRA

    Hola, Mi hijo tiene tres años y medio, más que pesadillas son terrores nocturnos, parece que se le metiera el diablo, no reconoce ni a su padre ni a mí, pero me he pasado noche tras noche sin poder dormir de un tirón, pero ahora creo que ya se le ha pasado un poco. Todo es tener un poco de paciencia y mira que lo que digo a veces y con sueño es difícil. Un saludo

  11. maria angeles

    Pues a mi hija también le pasa, por la noche revive todo lo del día, pero lo malo es que desde hace algún tiempo se despierta deshecha en un mar de lágrimas y arrinconada en un extremo de la camita diciendo que viene \

  12. LIDIA

    PUES SÍ. MI HIJA SARA CASUALMENTE TAMBIÉN TIENE PESADILLAS,Y ES QUE LA POBRE REVIVE OTRA VEZ EN SUEÑOS LO QUE LE PASA DURANTE EL DÍA, ASí QUE SI DISCUTE CON SU PRIMA, DE NOCHE TAMBIÉN LO HACE PERO EN SUEÑOS, PERO AÚN MÁS TRÁGICO, ASI QUE LA CONSUELO E INTENTO QUE SE LE PASE ,Y ES QUE NO SÉ QUÉ HACER PARA QUE LA POBRE NO PASE POR ESE MAL TRAGO

Deja una respuesta