El agua en la infancia. ¿Cuál es la más adecuada para bebés y niños?

nino_bebe_agua_bezoya_150.jpgYa sé que para muchos puedo parecer una madre histérica. Cada vez que llega el verano, me entran los siete males sólo de pensar que el agua para preparar los alimentos de mi niño no sea de buena calidad.

Y surgen las preguntas de todas las madres: ¿puede beber agua del grifo? En el caso de las aguas embotelladas ¿vale cualquier tipo?, ¿cuánta agua debe beber?…

Buscando información sobre este tema, me quedé más tranquila cuando leí sobre lo que recomiendan los expertos: si el agua de la red pública está bien controlada y clorada, basta con hervirla un minuto para eliminar bacterias y virus. En el caso de las aguas embotelladas, no es necesario puesto que no contienen gérmenes y patógenos.

Y dentro de esta segunda opción – agua mineral – descubrí que no todas las aguas son adecuadas para el consumo por parte los más pequeños. Se pueden distinguir tres tipos de aguas: aguas preparadas, aguas de manantial y aguas minerales naturales. Sólo éstas últimas tiene una composición mineral equilibrada y constante, y por tanto pueden indicar ese nombre en su etiqueta. De acuerdo con las indicaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP), las aguas de mineralización débil, como el agua Bezoya, son la opción más saludable para los bebés.

Muchas de vosotras os preguntaréis por qué. Parece que este tipo de agua es ideal para la preparación de alimentos infantiles, y en especial para los biberones, ya que al ser baja en sales no altera la composición de las leches. Su baja concentración en sales, además, no sobrecarga los riñones de los lactantes -todavía inmaduros- por lo que es el agua más conveniente para beber.

Ya se sabe : El agua es la única bebida imprescindible del ser humano.

En vuestro caso, ¿utilizáis agua del grifo o envasada para dar a vuestro hijo? ¿qué tipo de agua embotellada creéis que es mejor?

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios

5 pensamientos en “El agua en la infancia. ¿Cuál es la más adecuada para bebés y niños?

  1. Renata

    Hace ya un par de años o más que uso Bezoya. Estuve bastante tiempo buscando una agua que no fuera «salada». Encontré Boi que es muy buena también, pero más cara y de difícil acceso. Poco después descubrí Bezoya. Hoy día la encuentro muy fácil, incluso en los paquis. Es un poco más cara que las habituales, pero por ser de mineralización débil, es más sana y rica de sabor. Actualmente tengo un bebé de 9 meses y, naturalmente, pasé a darle también…

  2. mirta, Arg.

    Con respecto a las aguas de la canilla si están cloradas no tienen gérmenes o bacterias, el cloro las mata. Pero, al hervirlas están evaporando el oxigeno solamente, que es necesario para el organismo. La suciedad, los metales pesados( cromo, plomo, desechos de hidrocarburos) y demás elementos que se pueden encontrar en las cañerías se concentran mas aún. Lo sé porque estudié las opciones y opté por un purificador de agua, es económico, seguro aprobado por la salud pública, no agrega nada al agua. Por el contrario retiene todo lo indeseable y que daña la salud. Lo recomiendo de corazón

  3. Natalia

    He sufrido la importancia del agua que se utiliza al hacer los biberones. Mi hijo estuvo con diarreas que no se las quitaron hasta que no empece a utilizar un agua mineral que me recomendó el pediatra.

  4. Irene

    Normalmente utilizo agua mineral, no me fío del agua del grifo e imagino la importancia que tiene dar a mi hija un agua sin cal. Por eso toda la información que puedan dar en este sentido sobre las marcas de agua embotellada es muy buena en mi caso.

Los comentarios están cerrados.