Una mascota: ¿el mejor amigo de los niños?

Mascotas y niños: ¿Cómo explicar el fallecimiento de la mascota a los niños?Recuerdo que cuando era pequeña me regalaron un pollito rosa fucsia. ¡Dios mío, qué ilusión me hizo! Lo tenía en una caja de zapatos en el cuarto de baño y le echaba pienso todos los días. Una mañana mi madre me dijo que el pollito se sentía muy solo en casa y por eso lo habían llevado a una granja con otros animalitos. Sí amigas, efectivamente, la mascota había pasado a mejor vida pero mi madre prefirió maquillar la realidad para no herir a su pobre hijita.

Pero volvamos al presente. Aunque yo soy mujer de asfalto tuve que tragarme todas mis fobias cuando la semana pasada salió Sarita del cole con una inusual cara de felicidad:

-Mira mami, ¡solo había 2 caracoles en todo el huerto y la profe nos los ha dado a Pablo y a mí para que los cuidemos!

No tengo palabras para expresar el vuelco que me dio al estómago cuando vi al pobre bicho reptando por el borde de la maceta a punto de subir por el bracito de mi preciosa niña. Ella, tan natural, lo agarró por la caracola para volverlo a depositar en el fondo de su “nueva casa”.

“Relájate Lupe: Es bueno que Sarita vaya asumiendo responsabilidades. Que aprenda lo que es tener que ocuparse de algo o de alguien”, me dije intentando recuperar el aliento. Pero al llegar a casa le supliqué a mi chico que le hiciera a Margarita (pues ya habíamos bautizado al caracol) una casa con techo, a ser posible hermética, para poder dormir tranquila.

Pues bien, parece que nos pasamos con el hermetismo porque el pobre bicho amaneció cadáver. Ahora el trago era contárselo a la niña. Opción A) Mentir como lo hizo mi madre con el pollo fucsia. B) Contar al verdad y que Sarita asumiera lo que es el ciclo de la vida. Al final optamos por esto último, y creo que me quedé yo más afectada que mi hija, que se limitó a un “Ah, vale” ante la terrible noticia. Total que mi nueva angustia es “Oh Dios. ¿Será que mi hija no tiene sentimientos?”

¿Le dejáis a vuestros niños tener mascotas en casa? ¿Se han tenido que enfrentar a la muerte de alguna de ellas?

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios

Consulta más artículos en Elbebe.com sobre las mascotas y los niños:

13 pensamientos en “Una mascota: ¿el mejor amigo de los niños?

  1. alejandro

    Isabel , yo entiendo que las cosas están mal económicamente y que la venta de animales en tu tienda han bajado mucho , podrías haber mencionado en lugar de un yorkshire , un dogo , un pastor alemán o algo por el estilo ya que el enano que nos nombraste no puede empujar ni un peluche , gracias, Dios quiera que tu economía se encamine una vez más …

  2. patricia

    Hola ya sé que veis raro a una niña de 11 años como yo visitar esto. Bueno es que voy en busca de una mascota. Es que a mi madre no le gustan mucho los animales pero yo los adoro.Quisiera por favor vuestra opinión sobre una mascota fácil de cuidar, bonita y que sobre todo sea limpia.
    Por favor necesito vuestra ayuda

    gracias

  3. paola

    hola a todos¡ Me costó mucho convecer a mi esposo que dejara que nuestro hijo de 2 años tuviera su primera mascota, su hermanito, como él lo llamaba, digo así porque ya va un mes que Tomás se nos murió. Pero todo el amor que recibió mi bebé de su perro nunca lo va a olvidar, y aunque todos los días se acuerde de él y a veces llore, se que vale la pena intentar tener otro más, quizás no sea igual pero todo lo que aprendió mi hijo es algo que no tiene valor y no se compara con nada, si vale la pena que tengan una mascota, no importa que sea, pero le estamos dando a nuestros hijos la oprtunidad de compartir un mundo de amor.

  4. cosotona

    Hola a todos! Antes que naciera mi niña, ya tenía un perrito al cual le tengo mucho cariño. Cuando salí del hospital le presentemos a nuestra niña, y la verdad que se llevan muy bien. Ahora mi niña tiene tres añitos, y su mascota, que ahora es suya, no se separa de ella, donde está ella, está el perro. Da gusto verlos jugar juntos, y le encantan todos los perros pequeños, ya que nuestro perro es de raza pequeña.
    saludos.

  5. MARISOL

    HOLA , MI OPINIÓN ES QUE UNA MASCOTA ES MUY BUENA PARA UN NIÑO, SOBRE TODOS CUANDO SON HIJOS ÚNICOS COMO MI BABY PORQUE ASÍ ELLOS SE DAN CUENTA DE QUE NO SON EL ÚNICO CENTRO DE ATENCIÓN Y QUE ELLOS MISMOS DEBEN DE ATENDER A ALGUIEN MAS QUE ASIMISMOS Y ESO LES HACE TENER SENTIMIENTOS DE COMPAÑERISMO Y SOLIDARIDAD CON OTRO SER, AUNQUE CLARO HAY QUE TENER CUIDADO CON LA MASCOTA QUE SE ESCOGE Y SOBRE TODO MUCHA HIGIENE

    QUERÍA COMPARTIR UNA EXPERIENCIA GRACIOSA, MI BABY AÚN NO TIENE MASCOTA PORQUE SOLO TIENE 19 MESES, PERO TIENE UNA RANA QUE CANTA CANCIONES PARA DORMIR Y PARA BAILAR Y A ELLA LE GUSTA MUCHO, PERO POR SUPUESTO ES DE BATERIAS Y COMO TODA BATERIA UN DÍA SE GASTÓ Y EL PAPÁ SE LAS TUVO QUE CAMBIAR Y NOS DESCUIDAMOS, Y ELLA VIO CUANDO ÉL LE ABRIÓ LA ESPALDA A LA RANA Y COMENZÓ A LLORAR. Y YO ME LA LLEVE AL CUARTO, PERO ASÍ TODO DESPUÉS TRATABA A LA RANA COMO QUE ESTABA ENFERMA O LE IBA A PASAR ALGO. POR UN LADO FUE GRACIOSO, PERO POR OTRO ME DIO TRISTEZA POR ELLA PORQUE NO SÉ QUE PASARÍA POR SU MENTECITA INFANTIL

    SALUDOS

  6. eslapera

    Hola!
    Yo tengo un peque de 2 años. Me gustaría tener un perro, pero mi marido no está de acuerdo porque vivimos en un piso alquilado y bueno, la dueña no está muy a favor. Es un piso grande, con una pequeña terraza. Yo de pequeña tuve una gata a la que adoraba durante muchos años, pero no me gusta mucho como animal de compañía para un niño tan pequeño. En definitiva, os quería preguntar ¿qué animal creéis que es una buena mascota para esas condiciones?: piso, que no haga excesivo ruido, ni estropee las instalaciones…, y olividándonos ;-( del perro y del gato).
    Había pensado un pez o un pajarito para regalárselo depués del verano. Cada vez que vamos a una tienda de animales se emociona… ¿qué opináis?

  7. Barbara

    Buenos días:
    Siempre he sido amante de los animales desde muy pequeña. Mis abuelos me han enseñado que tenemos que amarlos y que son los que nunca te fallan (siempre han tenido perros). De mi famlia la que se ha encargado desde adolescente de vacuanrlos sacarlos y demás he sido yo. Por fin, después de tiempo buscando, me regalaron un bebé de york con caniche, conocí a mi pareja y a los 2 años me quedé embarazada. El perro dormía en mi barriga, hacía como si escuchara algo y estaba todo el día detrás mío. Cuando Eva, mi hija, entró por primera vez en casa, el perro se tumbó debajo de mí, mirando al bebé con una cara tiernísima. Desde ese momento entendí que mi perro había “dejado” de ser mío para convertirse en el mejor amigo de mi precioso bebé. Poco después encontré una gatita en la calle, andaba jugando con una pelotita de papel cerca de una terraza, y Eva la cogió con miedo para mí, porque todos sabemos que los gatos callejeros son un “pelín” salvajes. Se dejó coger, tocar incluso, se quedó dormida en las piernas de Eva. La gatita acabó en casa y después de 2 años juntos los 3 llevándose como hermanos reales son la mejor compañía que puede tener Eva a los 3 años les da de comer me ayuda a bañarlos me acompaña a “llevarlos al doctor” y los peina los coje juega con ellos… también tenemos un hámster, que son animales más tranquilos, mucho más, pero dan trabajo en el que ella también me ayuda. A día de hoy estoy contentísima de tener esta gran familia!
    En cuanto a la muerte de alguno de ellos espero que por edades la pille “grande” para poder entender por qué se van, y seguro que lloraremos juntas la pérdida y elegiremos un nuevo amigo para acompañarnos.

  8. futuramama2007

    Hola!

    Tenemos 2 perros de raza grande que conviven a diario con nuestro bebé de 9 meses.
    Veo que se está creando un vínculo muy especial entre ellos, por que mi bebito adora a sus “hermanos perrunos” y ellos lo cuidan mucho.

    Cuando está en el parque, se acercan y pegan el morrito para poder oler al pequeño. Y el bebé les llama para que jueguen enfrente de él.

    Cuando está en el andador, va por ellos y juegan a perseguirse. Es divertido ver lo bien que se la pasan los 3 juntos.

    Sé que mi nene esta teniendo una experiencia increíble y es el tener a 2 guardianes que siempre velarán por él.

    No hay nada mejor, como el convivir con los animalitos y que formen parte de la familia.

  9. Susana

    Hola a tod@s,
    Yo soy auxiliar de veterinaria y en casa tenemos 5 perros (3 grandes y 2 pequeños), 3 conejos y una tortuga, pero hemos tenido iguana, gato y pájaros.
    Tengo 2 hijos, una niña con casi 4 años y un niño de 16 meses. Uno de los perritos me lo regaló mi marido cuando me faltaban unos días para dar a luz a mi hija, como imaginaréis, se han criado juntos. Tienen un vínculo muy especial, tanto él con ella, como ella con él. Cuando mi hija empezó a gatear le gustaba tumbarse en el suelo a ver la tele y tenía una almohada muy especial, Jimmy, el perro, era alucinante verlos. En cuanto ella se tumbaba a ver la tele, Jimmy se colocaba en el suelo para que lo “usara” de almohada, tengo alguna foto de ellos en esa postura y es super tierna. Además no se separan, siempre van el uno tras el otro. Vivimos en un chalet de 2 plantas y los perros pequeños duermen dentro, pero no suben a la planta de arriba; hace un par de meses, mi hija se puso malita, se pasó la noche tosiendo y no le bajaba la fiebre, una de las veces que me levanté a comprobar cómo estaba me llevé una sorpresa: Jimmy estaba en su cuarto, tumbado en el suelo a los pies de la cama, le dije “qué haces tú aquí” y el pobre me miró con una carita de pena y le dije “estás cuidando a la niña ¿no?, anda por hoy quéda te, pero sólo hoy ¡eh!”.
    Creo que lo que aporta una mascota a un niño es algo muy especial, algo que no podemos comprar, mi hija me ayuda a cuidarlos, dentro de sus posibilidades, juega con ellos, les cuida cuando están malitos, no sé, creo que para ellos es una experiencia muy positiva, por no hablar de los beneficios que les aporta. Hay muchos trastornos que se tratan con terapia con animales y los resultados son magníficos.
    Mi consejo es que tengáis una mascota, pero que os informéis muy bien por profesionales (veterinarios o criadores) de la que mejor se adapte a vosotros ya que cada animal tiene unas necesidades de alimentacion y espacio diferentes.
    En cuanto al tema de la pérdida… creo que hay que tratar el tema con la máxima naturalidad posible, hace poco se nos murió un conejillo, mi hija estaba delante, me senté con ella y le explique que Juanchito (el conejo) era ya muy viejito y que se había muerto, pero que se iba muy contento porque se lo había pasado muy bien con ella y que ahora se iba al cielo de los conejillos a correr por el campo y a comer mucha hierba. Su respuesta fue “vale mami, pero ya no va a venir ¿no?” y le dije no, cuando alguien se muere ya no le vemos más, pero le podemos ver en las fotos y me dijo vale, pobrecito.
    Creo que si lo hacemos de forma natural el impacto para ellos no es tan fuerte, aunque se acuerden de él o lloren cuando ocurra.

    Un saludo

  10. Eva

    Hola a todos. Yo tengo también varios animales en casa, una perra, que está apunto de traer cachorritos, pollos y gallinas americanas, peces, pájaros y una coneja. Si por mi marido y mis hijas fuera, tendría más, que hemos tenido pato, camaleón, hamster. Pero a pesar de lo mucho que gustan todos los animales, a la hora de cuidarles, alimentarles, sacarles a paseo, llevarlos al veterinario, todo me suele tocar a mi. Claro está que para jugar están ellos. Yo creo que es bueno para los niños ver que existen animales, que tienen sus necesidades, y que hay que velar por su seguridad. Pero lo mejor para ellos es el vínculo afectivo que crean. Les aseguro que mi hija pequeña que ahora tiene 5 años adora a su perra y que esa perra adora a mi hija. Les enseña que no hay que tenerles miedo, y que hay que respetar sus horarios. Yo lo valoro positivamente. Y mi hija mayor, que ahora tiene 16 años, tuvo su perrita también, y llevándola ella al parque, se le escapó y la atropelló un coche. Sé que fue la experiencia más desalentadora que ha pasado. Pero cuando al año siguiente, después de llevar con un camaleón seis meses, éste dejó de comer y se murió, llegó a pensar que todo lo que tocaba lo mataba. Es muy duro enfrentarse a la muerte de cualquier ser querido. Pero les ayuda a entender que la vida es un ciclo. Uno nace, vive y muere. Es una opinión muy particular decidir si tener animales o no, pero yo creo que es muy positivo.

  11. Boboli

    Con una mascota nuestos hijos pueden aprender nuevas responsabilidades, por tener que cuidar a otro ser.

    Pero siempre deben estar vigilados por nosotros para que todas las acciones sean adecuadas, así progresará positivamente.

    Pero bueno debemos tener cuidado con el tipo de las mascotas, claro! 🙂

    ánimo con los caracoles! 🙂

    saludos.

  12. isabel

    Hola a tod@s, pues yo voy a dar mi opinión, a casi todos los niños le gusta los animales sea cual sea mientras son pequeños`pero no olvidemos que esos animaletos de meses se hacen grande,y ya no divierten como antes y siempre la responsabilidad se queda como casi todo para las madres, yo en mi casa tengo 2 tortugas,1 ninfa,2 diamantes, 3 peceras con muchos peces, 2 canarios y 2 perros a mis hijas les encanta los animales la mayor tiene 6 años, la pequeña 3.
    Las tortugas son de la mayor y ella desde hace 3 años que las tenemos las cuida y le echa su comida, una de las perras la quiso ella también y sabe que hay que sacarla para que haga sus necesidaes. Yo la acompaño, pero ella recoje las cacas de su perra, porque es suya. Los demás animales son míos porque soy amante de todos ellos y ella ve que yo no le pido ayuda a nadie para cuidarlos, y ella sabe que si quiere algún animal hay que tenerlo pero bien cuidado,y si tuvimos un desagradable acidente con una perrita yorkshire que teníamos hacia 3 años, yo la cuidé desde que nació y por desgracia me la cojió un coche, pero gracias a ella me salvó a mi niña pequeña porque la empujó porque mi niña se dirigía a la carreetera y ella corrió y la empujó y en el sitio que estaba mi hija ahí estaba ella muerta. Salvó la vida de mi hija y lo peor es que mi hija mayor lo vio todo, pero le explicamos que nuestra LUNA, que es como se llamaba, había salvado a su hermanita y desde entonces quiere mucho más a los animales.

Los comentarios están cerrados.