Los peligros del hogar

He tenido un sueño, o mejor dicho, una pesadilla: mi pequeña y humilde morada no era la preciosa casa que alquilamos hace unos meses, sino que se trataba de un campo sembrado de minas a bebe-en-el-bano.jpgpunto e estallar al primer paso en falso. ¡Dios mío qué angustia!
Pensaréis que estoy de psicólogo pero todo en esta vida tiene un porqué: yo estaba en mi mundo feliz hasta que hace unos días mi pequeño salvaje, Álex, decidió que ya estaba bien de contemplar el mundo a cuatro patas. Total, que en cuestión de una semana hemos pasado de bebé a niño independiente que empieza a dar sus primeros pasitos. En resumen: ¡Se me acabó la paz!!
En principio titubeaba, y al avanzar ponía carita de susto, pero ante el aplauso familiar el tío se ha crecido y ya no hay quien lo pare. El problema es que ahora “casi todo” queda a su altura (y ese “casi todo” comprende aparatos y demás electrodomésticos cuajados de botoncitos a los que se tira sin piedad): el horno, la lavadora (le ha arrancado el asa), el lavavajillas (se pone en marcha sin un plato dentro), el teléfono (mi madre recibe extrañas llamadas a horas intempestivas)…
En algunas ocasiones no tiene demasiada importancia. Véase el caso del despertador: tras juguetear con él la otra tarde, el lunes llegué a la oficina a las 7:00 de la mañana!!! ¡Lástima que no estuviera mi jefe para corroborar cómo hago horas extra!! Pero a veces el asunto ha llegado a mayores, como cuando nos fuimos a pasar fuera el fin de semana con el horno encendido durante 48 horas.
Me abstengo de comentar las aventuras intermedias del tipo:
-Abluciones en el bidé que dejan el cuarto de baño encharcado.
-Dedito obsesivo que se queda pegado el interruptor de la luz hasta que me funde las bombillas.
-Aparición de objetos no identificados ( plastilina, pan, horquillas, papel higiénico…) en todo tipo de ranuras (la del DVD, la de la bañera…).
Etc., etc., etc., etc………………………….
Creo que después de todo esto podréis comprender el peligro que entraña cada rincón de casa para mi “pequeño terrorista”. Le adoro, pero a este ritmo cualquier día veréis nuestras desventuras en la sección de sucesos.

¿Habéis tenido que adaptar vuestras casas a los niños o por el contrario habéis optado por la agotadora técnica del “No se toca”, “no se coge”, “No se tira”…?

Temas relacionados en Elbebe.com:

Participa en la encuesta de Elbebe.com:

Opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

6 pensamientos en “Los peligros del hogar

  1. Isabel

    Hola a tod@s,

    Yo tengo una niña de algo de año y medio que es un terremoto. Camina con bastante soltura, así que se escapa corriendo en cuanto me despisto.
    Hace unas semanas casi me da un infarto cuando descubro que ha conseguido abrir la puerta de casa y estaba parada delante de la piscina, intentando coger una hoja que flotaba. Afortunadamente me di cuenta a tiempo…
    He pensado en tapar la piscina hasta que la niña sea grande, pero hace poco he visto en una página web un sistema que se coloca en las puertas y hace saltar una alarma cuando un niño pasa por ellas. Ahora tengo uno de ésos colocado en la puerta de la casa. Desde entonces estoy más tranquila.

    Os pongo un link a la web por si alguien tiene el mismo problema:
    http://www.coati.es/producto.asp?codigo=202&clase=referencias&codGrupo=35

    Besos

  2. Paloma

    <p>Hola a tod@s! Tengo una niña de 18 meses por lo que ya vengo meses desquiciándome con sus «trastadas». Yo en casa cierro las puertas de las habitaciones donde no quiero que entre: baño, aseo, cocina y una habitación bastante peligrosa para ella, le dejo el salón, el pasillo y un par de habitaciones la mia y la suya, con todo y con eso se las apaña para enredar con lo que no debe claro (en el salón con los DVD,s, las fotos, cajones, mandos distancia, revistas, en su habitación, con los pañales, el cesto de la ropa……..en fin). En la cocina es imposible tenerla sin estar totalmente pendiente de ella y si lo estoy es para decirle que no a todo: por supuesto le encantan todos los botones, lavadora, lavavajillas, el horno, los mandos de la vitro, coger los paños y chuparlos, zarandear la trona (es plegable y se le puede echar encima) y también abrir cajones y sacarlo TODO; conclusión puse una barrerarita de barrotes de madera en la puerta de la cocina para que ella pueda mirar, pero no pasar, le da una rabia que para qué. En los baños lo que más le gusta es la tapa del water, la escobilla, por supuestísimo el grifo del bidé (mojarse las manos y chupar el grifo, chupar los jabones, coger cuchillas, morder las esponjas, tirar las toallas y arrojar cualquier objeto dentro de la bañera, incluso ella misma vestida mientras su padre le preparaba un día el baño (ojo, estaba él al lado), para las que aún no lo sepáis no podeis imaginar CUAN RÁPID@S pueden llegar a ser. Lo peor de todo lo que hace, lo que peor que llevo es la manía que tiene por los enchufes, para ella todo es un juego, por mas serios que nos ponemos con ella no hay manera, en casa claro ni que decir tiene, todos los enchufes estan tapados pero… y cuando estamos en otras casas? es mucho mas difícil controlar las casas ajenas. Esta etapa es AGOTADORA. Besos.</p>

  3. Las incombustibles.

    QueridaS:
    Al leer vuestros comentarios, no he podido salvo reírme. Sí, sí. Estoy embarazada ya de 6 meses de mi 1.º bebé, y me río… por no llorar, creo. Eso mismo lo he visto en mis amigas y hermana. Sobre todo, Gemma, lo del vídeo. Mis sobrinos políticos (llamo así a los de mis amigas) y el de mi hermana, TODOS, han utilizado el vídeo como garaje, luego, a alguno de ellos se le ocurrió la maravillosa idea de que era una hucha para echar el dinero. Queridas, creo que es una aventura fantástica, y espero que lo paséis pronto y os riáis luego, a mí me queda las 2 fases, pasarla y luego reírme. BESOS

  4. Gemma

    Calla, calla… ¿alguien me puede explicar por qué los niños creen que el vídeo es un parquing para sus coches? Lo más fuerte que nos ha pasado es que mi «encanto de hijo» nos ha roto 6 copas que nos regalaron en Marruecos!!! Estoy muy triste!

  5. Arale

    Te entiendo porque yo también tengo una niña de apenas un año que ya se mueve a sus anchas por toda la casa y también hace trastadas de la suyas, como que el otro día nos encontramos el teléfono inalámbrico dentro del water, al final hemos optado por poner cinta aislante en la tapa para evitar que lo abra, por la casa hemos quitado los pomos a muchos de los armarios y cajones.. pero pienso que no hay que prohibirles todo, dejarle que abra aquellos cajones en los que haya servilletas o paños de cocina por ejemplo, eso hace que se entretenga un poco y lo tiene como un logro lo de poder abrirlo, aunque luego toque ir organizando todo, al menos no es peligroso, pienso que todos hemos sido pequeños y hemos echo trastadas, es ley de vida, nos gusta descubrir, simplemente tenemos que evitar que pueda causarles daño.

  6. Luna

    Mi querida amiga se de lo que hablas, a mi cuando me lo decían pensé que exageraban pero no, por suerte yo vivo en una casa grande y lo que hemos hecho es que la parte de arriba, aquí en Galicia le llamamos fallado, la adaptamos toda para él. Al ser un ex-desván de grandes dimensiones tiene bastantes columnas, así que las revestimos con material blando (tiene nombre pero yo no lo sé, mi marido por supuesto que lo sabe), el suelo es parecido al que hay en las guarderías por si se caen así se hace menos daños y la cerradura de esa puerta es más alta, él no le llega. El resto de la casa también lo intentamos adaptar a él pero también tenemos que utilizar el… \

Deja una respuesta