Madres con sentimiento de culpa: ¿dejar el trabajo o no?

Madre y bebé

El martes pasado me quedé un poco mosca cuando me dice la cuidadora que atiende a mi pequeño Álex:

-Lupe, no sabía que iba usted a dejar el trabajo.

Se ve que ante el estupor de mi cara ella incide:

-No, si es normal. Si le ocurre a muchas mamás que lo pasan fatal por no poder estar con sus niños.

Superado el momento sorpresa yo me planteo:

A) ¿Cómo puede estar esta mujer tan tranquila si se supone que al dejar de trabajar ya no necesitaría de su “ayuda extra”?; es decir, perdería su empleo. Pero bueno, ¡allá ella!

B) Y sobre todo: ¿de dónde demonios se ha sacado esta idea si yo jamás (ejem, de momento) me he hecho tal planteamiento?

Tras los segundos de mutismo en los que aprovecho para hacerme estas reflexiones, consigo articular palabra:

-¿Pero quién te ha dicho eso Jenny? –y según voy acabando la frase ya me “huelo la tostada”.

-Ha sido Sarita. –contesta con cara de preocupación-. Me dijo que ya no iba a tener que venir a su casita porque su mamá no quería volver a la oficina, y así no gastaban dinero.

HORROORRRRR!!!!!!!! “¡Será maquiavélica la niña! ¿Pero desde cuando ha aprendido esta renacuaja el concepto ahorro?”, me digo mientras noto que se me sube la sangre a la cabeza. Sin embargo, tras el calentón inicial freno y recapacito: “Mi pequeña me echa de menos; no estoy con ella el tiempo suficiente para cubrir sus necesidades afectivas; llego a casa tarde y solo la veo en el rato del desayuno y camino del colegio en el coche. Nos falta diálogo!!….¡Buhhaaa….Qué asco de madre soy!!!!”.

Calma, calma, calma. Tengo que hablar con ella:

-Pero tesoro, ¿por qué le dices esas cosas a Jenny? ¿No ves que es muy buena y os cuida muy bien mientras mamá está fuera?

-Tranquila mami, si era una broma.

-Pues nena. A ver si te contienes con tu sentido del humor porque un día me va a dar un infarto. Solo quiero que sepas que te adoro aunque no pueda pasar todo el tiempo que quisiera contigo.

-Vale.

Este último “Vale” no me deja del todo convencida, y rezo para que mi hija no se vengue y el día de mañana me mande derechita a la residencia de ancianos (aunque a veces creo que me lo merecería).

Por suerte, en los últimos tiempos soy un ser maduro que no se deja hundir tan fácilmente: La cuestión es no dramatizar. He de reconocer que las escasas ocasiones en las que he permanecido largas temporadas en casa han sido las dos bajas por maternidad, y en ambas he terminado claustrofóbica y de los nervios. Lo cual no implica que quiera menos a mis hijos o sea peor madre. Lo que importa es la calidad de tiempo que les damos, no la cantidad….¡¡Buhaa… el que no se consuela es porque no quiere!! ¡¡Que asco de madre soy!!! ¿Habéis sentido también la “culpa de la madre trabajadora”? ¡Por favor, por favor…que no sea la única!!!

11 pensamientos en “Madres con sentimiento de culpa: ¿dejar el trabajo o no?

  1. Sonia

    Tengo culpa de dejar a mis hijos, solos cuatro horas porque no tengo quien me ayude nunca he tenido que trabajar es primera vez y me siento fatal no puedo ni dormir porque los dejo solos en casa quiero llorar a cada instante quiero aprender a manejar este sentimiento pues mis hijos tambien sufren mucho… como puedo ayudarlos para que no esten ansiosos y menos que bajen sus calificaciones en el colegio… auxilio.

  2. ester

    hola siento una terrible culpa de dejar a mi niño.. es mi primer hijo . lo tuve a los 32 y estoy separada de su papa en un mes vuelvo a trabajar me quiero morir de la pena pero otra no me queda y aun no se quien lo va cuidar .. lño anote en jardin maternal pero me duele . mi mama vive re lejos .. me siento una mala madre de verdad

  3. dania

    Pues dentro de 38 dias exactamente regreso al trabajo y de solo pensarlo quiero llorar pero he leido todas sus opiniones y sacare fuerzas de pensar que la calidad de vida que necesita mi nena solo se la brindo si trabajo, suerte a todas.

  4. solange

    y yo creía q era la única mala mamá. es muy triste tener q irme cada día y dejar a mi bebe, pero por otro lado esta el tema económico si no lo hago no podre cubrir las necesidades básicas de ella, así q no queda de otra y me digo a mi misma EL MUNDO ES DE LOS VALIENTES .
    Estoy deacuerdo con lo q dise una de las lectoras no es la cantidad sino, la CALIDAD y eso es lo q hago q esos pequeños espacios sean los mejores.
    ANIMO ANIMO MAMAS somos las MEJORES!!!!!!

  5. Fatima

    VAYA!!! yo me sentí fatal al dejar a mi bebé, salía de casa a las 7 am y regresaba a las 11 pm solo lo veía dormido, un día mi cuñada me dijo, «la culpa la vas a sentir cuando tu peque se de cuenta de que te vas» y así fue, el día que él identifico que me iba lloró, yo llegué llorando al trabajo ja!! afortunadamente mi horario cambió ahora salgo de casa a las 9am y regreso a las 6pm y disfruto de la etapa de los juegos y hasta las rabietas 🙂

  6. Jelen

    Tengo sentimiento de culpa todos los días, me parece que soy la peor madre del mundo, pero lo que más rabia me dá es ver lo rápido que pasa el tiempo y que mi hijo va creciendo y yo sólo lo disfruto dos horas al día.
    Siempre he creído en eso de que conciliar trabajo y familia es posible, pero ahora no lo tengo tan claro, porque realmente para mí la conciliación quiere decir que mi hijo me lo críe otra persona…..

  7. vale

    Al principio el sentimiento de culpa me invadía porque empecé a trabajar cuando mi hijo tenía 6 meses, pero la verdad hay que equilibrar, somos madres pero a la vez profesionales, al menos en mi caso así es porque estudié y hoy soy abogada. Con el tiempo te acostumbras y ves a tu hijo con más amor y ganas, le das calidad de tiempo y algo sumamente importante, los haces independientes. Soy madre soltera así que no tengo otra opción, tengo que trabajar, y la verdad estoy muy feliz porque soy madre y a la vez una profesional, y eso me hace sentirme realizada.

  8. ConMishijos

    La calidad es la clave. Contra el tiempo no podemos hacer nada. y sobre todo como decíais es importante no perder autoridad sobre ellos. Está claro que es más fácil consentirlos que educarlos. Eso si debería hacernos sentir culpables. Para criarlos como niños activos, creativos y responsables es muy importante que los estimulemos. Hay muchísimas actividades y juegos que podemos compartir con ellos tanto fuera como dentro de casa. Esta es una manera estupenda de establecer vínculos.

  9. yuli

    Todas en algún momento lo sentimos y no por dejar a nuestros pequeños en casa y al cuidado de otra persona somos malas madres, sólo somos madres, esposas, amantes, amigas, maestras, policías, guías, cocineras etc, etc, etc para nuestra familia, qué más podemos hacer? Solamente amarlos, amarlos y amarlos

  10. Inga

    Pues la verdad no sé por qué nos castigamos con ese látigo que le dicen culpa de madre trabajadora, si aunque seamos madres solteras, casadas, unidas, viudas, etc. La crianza de los chicos nos toca a nosotras, igual hay que trabajar, la vida no está para que nos quedemos en casa, los tiempos cambian y los chicos entienden, es más, con el ejemplo de una mamá trabajadora, hasta se vuelven más independientes. Así que no hay que hacerse malasangre, simplemente dar de sí lo mejor y como dices, calidad de tiempo y no cantidad. Que es lo más importante.

  11. marian

    Yo soy peor que tú. Mi sentimiento de culpa es tan grande que ya ni me cabe dentro.
    Me voy de casa a las 8, cuando mi hijo aún duerme. LLego por la tarde a las 7. Tengo 3 horas para verlo hasta que se va a acostar, total que ni me entero. Encima esas 3 horas tratando de no mimarle mucho para que no me salga medio entecado.
    Esto de la liberación de la mujer es un timo y un cuento chino.
    A ver si me toca el sueldo para toda la vida que promete una famosa marca de café.

Deja una respuesta