Noveno mes de embarazo: ¿cómo afrontas la inminencia del parto? ¿conoces las señales de parto?

Noveno mes de embarazo

La experiencia me dice que el momento final se va acercando (sí, soy consciente de que parezco una abuela en sus últimos días), pero es que hay una serie de señales que me llevan a creerlo (una abuela entre metafísica y esotérica).

Intento hacer un esfuerzo de tipo científico para mi pobre cerebro de letras, y tras un buen rato de autoanálisis consigo clasificar estos signos en dos categorías.

Las señales de parto de carácter físico, propias de la recta final del embarazo, y las señales de parto de carácter emocional o psicológico, no menos importantes que las primeras.  ¡Ay madre!, que ya no falta nada.

Señales de parto de carácter físico

Comencemos por los de carácter físico, objetivos y comunes, supongo, con la mayoría de vosotras.

Ganas frecuentes de orinar

Para empezar, mi vejiga ha ido menguando durante estos últimos meses hasta alcanzar el tamaño de un almendruco, lo cual se traduce en un par de visitas al baño por noche (siempre y cuando la noche se nos dé bien, no llore la niña, y deje de beber agua a partir de las 10 p.m.; lo tengo calculado). No pasaría nada si ahí quedase la cosa, pero es que el segundo de los síntomas hace su aparición acto seguido: el insomnio.

Dificultad para dormir

Ya nos lo advirtieron “con todo cariño” en las clases de preparación al parto de Sarita: “No os preocupéis si veis pasar las horas en blanco. Se trata de una preparación del propio cuerpo para lo que se os viene encima durante la crianza: teta +gasecitos cada tres horas (¡Ahí queda eso! ¡Para ir dándote ánimos!). Pues bien, no sé si será cierto, pero en mi caso también ayuda a la vigilia el taller ilegal de CD´s que han montado todo un ejército de chinos en el piso de arriba (no sé si llegué a comentar que tras la mudanza cada vez me convenzo más de que la escalera de mi casa es un híbrido entre “Aquí no hay quien viva” y la siniestra “Comunidad” de Álex de la Iglesia).

Ardor de estómago

Perdón por las digresiones pero es que mi cabeza me supera. Solo otras causas de tipo físico que podríamos añadir a las ya mencionadas: ardor de estómago hasta con el quesito de Burgos, panza tamaño Obelix que te obliga a ir reculando (y desplazando al pariente) para poder girar en la cama, pasar de la sensación de náusea a comerme tres polvorones etc., etc.

Señales de parto de carácter psicológico

Las señales de orden psicológico no son menos reveladoras.

Frecuentes cambios de humor

En primer lugar, la que más afecta a mi personalidad últimamente: me he convertido en un ser bipolar (o tripolar o…) que tan pronto reacciona como Jeckyl que como Hyde, o que directamente se sale por peteneras. Salto del exabrupto al puchero sin solución de continuidad, y veo como el santo de mi chico se va ganando su palco en el cielo. Otro cantar es lo de mi hija: presiento que me va a cobrar en psicólogos cada uno de los gritos que le pego sin venir a cuento. A Dios gracias, todavía es pequeña y por lo tanto, tiene una “memoria de pez” muy poco rencorosa (a los dos minutos su mente se vacía y olvida tanto la tarde de juegos que le has dedicado como la bronca innecesaria). En fin, ya veremos cuando llegue a la adolescencia y no soporte a la histérica de su madre…

Aumento de la líbido

Por último, cierro este capítulo con el más patético de todos mis síntomas: las fantasías (sí, fantasías de esas…) con mis ginecólogos. Puedo hablar en plural porque voy por el segundo, y los sueños erótico-festivos se repiten tan a menudo como cuando nació Sarita. En la consulta me muero de vergüenza pero, ¿qué le voy a hacer? Es algo que se escapa de mis manos. En principio me preocupé, pero me ha dicho mi analista que no me angustie, que no estoy salida, que solo se trata de la necesidad de confianza ante una situación que me aterra: el parto.

¿Cómo afrontas la inminencia del parto? ¿Te da la ansiedad por comer? ¿También sueñas con tu ginecólogo?


Opina sobre este artículo y consulta los comentarios.

12 pensamientos en “Noveno mes de embarazo: ¿cómo afrontas la inminencia del parto? ¿conoces las señales de parto?

  1. Rosio

    Ah que bien que leÍ todo esto, Ahora estoy mucho más tranquila, yo estoy de 38 semanas a 40 hasta ahora la doctora que visito no me dijo con claridad, pues yo ya empece con eso de insomnio jajaja y no puedo dormir naaaada, pero con todo me parece bella esta época, aparte que ahora me dio porque me regresen la acidez eso me molesta mucho y antes que amaba comer y comer y comer? con todo me encanta esta epoca de mi vida es mi primer bebe y estamos muy felices con mi esposo,tengo una duda…es normal que mi pancita se ponga tan dura de golpe?,por lo menos hoy mi pancita no deja de estar dura, pero siento los movimientos de mi bebe, asi que se que esta bien,y tengo un poco dolor de pancita seran indicios que ya viene el bebe¿ quien sabe ya les hare saber como esta todo. a quien quiera contactarme busquenme en facebook para asi hablar entre mamis.

  2. anais

    Hola me llamo Anais tengo 15 años i Estoy de 7 meses, ya mismo doy a luz. Ayer estuve de urgencias porque me orinaba y me dijeron que era un poco de infección de orina que a las embarazadas les solía pasar. Me dijeron también que me había dilatado un poco y que estuviera al tanto. Estoy muy asustada por el parto, por todo lo que se oye, y veo que estoy super asustada. Por una parte pienso, luego tendré a mi hijo en mis brazos y se me pasará todo pero… ¿es tan doloroso como dicen?. Me aterroriza el saber que tengo que dar a luz..
    En mi caso no me enteré que estaba embarazada cuando estaba de 5 meses y claro, como el niño ya estaba tan formado no podía abortar pero yo tampoco quería eso.. Responderme por favorrrr!!!!

  3. INMA

    Hola! Estoy de 31 semanas y, hoy por hoy, estoy tan emocionada porque llegue el final que no tengo miedo al parto (de momento) Ayer estuvimos hablando de eso precisamente en las clases de preparación. Nuestra matrona parece mas una psicóloga, ya que siempre intenta cambiar nuestros esquemas en cuanto a las sensaciones y expectativas frente al «día p». Por si os sirve de algo, sobre todo a las primerizas como yo, la idea es siempre cambiar el chip sobre lo que sucederá ese día;por ejemplo: nosotras hemos cambiado «el día del parto» por «el día en que nacerá xxx» o «el nacimiento de xxx». Parece una tontería, pero te hace planteartelo de otra forma, porque el objetivo no es parir, sino el hecho de que el/ella nazca. No es plantearte el que tu estás de parto, sino que estás ayudando a tu bebé a nacer, ya que es él el protagonista de la peli.
    Inma

  4. Violeta

    Yo estoy embarazada de 39 semanas. Me casé hace unos meses. Cuando fuimos al viaje de novios… zass! embarazada…
    al principio no nos dábamos cuenta, dado que a mí me había venido el periodo hace unas semanas… unos días antes de marcharnos de viaje de novios me debía de haber venido el periodo… entonces se lo dije a mi marido. El fue a la farmacia a comprar el predictor para hacerme la prueba. Después de haber esperado un rato….. se puso rojo! mi marido y yo eramos las personas mas felices del mundo entero!!
    Ahora estoy con una panza que no puedo ni levantarme del sofá… y mi marido está todo el día cuidándome… estamos muy felices… aunque yo tengo un poco de miedo al parto, siento que lo voy a pasar un poco mal…. pero con tener a mi bebé en mis brazos… paso por lo que sea…

    Espero que a las que estéis embarazadas os vaya muy bien el parto! y las que hayáis tenido a vuestros bebés seáis todas muy felices con ellos!

  5. Paloma

    Yo no tenía miedo, estaba mentalizada de que iba a pasar un «rato» malo y sólo deseaba recuperar mi cuerpo y poder moverme con un poquito de agilidad (es que las 2 ya no cabíamos juntas en el mismo cuerpo, mi tripa era un zepelin inmenso) pero, sobre todo deseaba tener a mi niña en mis brazos. No creo que fuera la ansiedad, lo que me dio por comer, pues me sentía cansada de tanto esperar y no ver ningún síntoma por ningún lado. ¡¡Yo quería tener síntomas!! notar contracciones, romper aguas, y salir en medio de la noche corriendo al hospital porque me había puesto de parto… pero nada de nada, en fin que comer comía porque sentía un hambre atroz, pero no creo que fuera ansiedad. Yo dejé de trabajar en la semana 39 y hasta la 41 y 3 días no pude conocer a mi solete.
    Mis ginecólogos: yo tuve: ¿2? Os cuento, yo empecé con uno, pero éste al tener tantísima gente me derivó a su compañero, al principio no me hacia mucha gracia que me tuviera que ver otro ginecólogo más, después no me disgustó la idea de poder disponer de 2 ginecólogos de los que echar mano en un momento dado de urgencia que pudiera surgir y finalmente fue el segundo el que me llevó todo, y tanto a mi marido como a mi nos gustaba más como me llevaba y al final fue el que me hizo la cesárea y todo. Afortunadamente no tuve ningún tipo de fantasía con ninguno de los 2, no es que fueran viejos o especialmente feos, simplemente no me encontraba yo para muchas fiestas, mis fantasías eran sin bombo.

  6. silvia

    Me apasiona este tema quizá porque mi parto fue taaan bueno…. que ala, os lo cuento:
    27-2-07… 37 semanas…. llevaba varios días muy hinchada y la gente me decía que la tripa baja… pues yo me la veía igual….
    Me levante para ir al centro de Madrid a la preparación al parto porque como dejé de trabajar a los 7 meses pues la hice toda seguida… hoy era gimnasia…. y pregunta la matrona ¿Alguna de 37 semanas o más? y yo dije pues yo… ala vamos a hacer expulsivo… Agárrate las rodilla y empuja… pues me enseñó mal… me dijo que aguantara el aire en la garganta nooooooo hay que empujar como si estuvieras haciendo caca… aunque suene así de mal… Bueno el caso es que nos dio mucha caña ese día y salí muyyyy cansada… tenía que coger un metro y un autobús para llegar a mi casa… y yo con diabetes gestacional. Pues entre en una tienda y me compre dos donuts… light pero donuts… y me callé como una bandida…
    conseguí llegar a mi casa y me tumbe en el sofá… la una de la tarde, me dormí un ratito y no tenía ni ganas de comer… joer con el hambre que tenía días atrás.. que raro….el caso es que cuando salí del metro por la mañana pensé, que día más bonito para nacer.. un sol…. pero me dije que me quedaban 3 semanas…. ejem…
    A las 3 de la tarde me duché, había quedado con mi amiga en la otra punta de Madrid para pasar la tarde e ir a su casa a cenar. En la ducha otro pensamiento… 27-2-07…. yo me casé un 20-7- 02…. cuantos 2 y 7…. que casualidad….que te quedan 3 semanasssss
    Por la tarde volví a pecar…. un heladito….. si total ya no iba a pasar nada Silvi, que te quedan 3 semanas… no había comido nada, menos mal que por lo menos algo…
    Llegamos a su casa a las 8 de la tarde y en el coche desde el centro comercial donde estábamos me dieron un par de contracciones.. pero no le di importancia… no dolían mucho
    A las 8 y media en medio del salón noté un plop-plop en la vagina, y como si me hiciera pis…. y les dije…. yo no es por joder… pero… o me hecho pis o he roto aguas… me miraron los 3 (su marido, ella y el mío) y siguieron a lo suyo…. y yo les digo.. que no es coña… hasta que no estaba empapada no se lo creyeron y mi amiga me dijo a la nena que Eva viene en camino…
    Fuimos a casa tranquilamente, cogimos la maleta y nos fuimos para el hospital… A medio camino tenía contracciones cada 4 minutos pero soportables… cuando llegué estaba de 1 de dilatación y me dijeron que me subían a mi habitación y en cuanto estuviera de 2 me ponían la epidural… Tan pronto?? si ya.. somos bueno me dicen
    no sé para que me la puse ya que no me hizo efecto, sólo se me durmió medio lado…
    A las 12 estaba yo en la sala de parto esperando a k me hiciera efecto la epi y chupándome el antibiótico ya que no sabíamos si tenía o no el estreptococo.. ya que estaba en la 37…. y me dije… ohhh ya no será el 27 …. pero es que va a nacer ya… ahi me di cuenta que en unas horas la tendria en brazos
    a las 12 y media me pusieron el goteo y primero me vio de 3… un buen rato te queda…
    al rato vino y me dijo que estaba de 5… uhhh tu vas mu rápido
    Y en 20 minutos de repente se me pasó toda la epidural y una cotracción muy fuerte y muy grande… dos o 3 más así y de repente unas ganas de empujar… madre mía… llamamos a la enfermera y me decía que eso era imposible… me mira y me dice… ala nos vamos a paritorio estas de 10…
    En el paritorio unos poquitos empujones… la matrona se tuvo que subir encima de mi porque como no sabía empujar… y listo… ya estaba fuera
    Total: 5 horas y media de parto desde que rompí aguas y una nena preciosa en mis brazos
    Y los 3 años de búsqueda, las pastillas y la inseminación artificial se olvidaron en un momento

  7. JÉSSICA

    MANY, yo tuve a mi bebe a las 40 semanas de gestación, el día que cumplía y estuve teniendo relaciones sexuales con mi chico hasta 2 o 3 días antes de que naciera mi bebé y tranquila, yo también tuve mis miedos pero te puedo asegurar que no pasa nada, mi niña esta perfecta y tuve un parto genial.

  8. KRIS

    Hola :
    He leído vuestros comentarios y me parece muy interesante , yo estoy de solo 6 semanas , pero soy la mujer más feliz del mundo, lo malo es que el apetito sexual se me ha reducido muchísimo , es decir nada de nada , no sé si es por no hacerle daño al bebe o es psicológico , en fin creo que sera cuestión de tiempo hasta adaptarme a esta situación, gracias a que tengo un marido comprensible no le importa. Pero lo que sí me gustaría comentar es los muchos cambios iniciales que sufre una mujer cuando se queda embarazada, yo que he estado muy pendiente, ya que ha sido buscado, me estoy dando cuenta de todo y creo que todavía me queda un rato.

  9. valeria

    hola:
    hoy por primera vez estoy leyendo esta pagina, yo estoy embarazada de mi tercer hijo, segundo embarazo (tuve gemelos antes), me parecio muy entretenida tus experiencias, sobre el sexo en el embarazo .
    con mi primer embarazo yo tuve relativamente pocos encuentros con mi marido porque en esa época éramos solteros y vivíamos en casa de nuestros padres, pero ahora que estamos casados el me mira con miedo porque no puede creer que embarazada y todo tenga más ganas que antes, sé que es beneficioso tener relaciones porque ayuda para la preparación de cuerpo con las contracciones , pero es bueno las últimas semanas cercanas al parto abstenerse un poco porque pueden inducir al parto, eso me lo ha dicho el médico.

  10. lupe

    Hola Many,
    Soy Lupe (la mamá q escribe sobre sus delirios cotidianos) y acabo de leer tu comentario. Sé que tenía pendiente dedicar alguno de estos post al tema del sexo en el embarazo, y no sé por qué al final no se terció (o tal vez me dio apuro. Lo tengo pendiente!). En fin…te cuento: el embarazo es una época en el q se nos disparan las hormonas: Hay mujeres q están mucho más erotizadas (he de confesar q algunas de mis experiencias mas memorables han sido con bombo) a otras el temor de hacerle daño al bebé las inhibe. TODO ES NORMAL!! Por lo q yo sé, no tengas apuro, q el cuerpo de la mujer está preparado xa tener relaciones sexuales y el niño está perfecto (no siente mas q el traqueteo.. Huum!!). En cualquier caso, pregúntale a tu médico, no te dé vergüenza porq es algo natural.
    PD: Sólo en la recta final es menos recomendable, pero tranquila chica q llegando a esas fechas tienes el cuerpo para pocas fiestas.

  11. MANY

    Bien! estoy en la semana 30 de mi primer embarazo, y aunque sí estoy muy contenta con mi bebesito, los cambios físicos me han parecido bárbaros, ni hablar de los emocionales. Y sí me identifico con lo relatado porque la mente no me descansa tan solo en pensar en todo lo que viene…No he tenido fantasías pero sí sueños variados que de una u otra manera los relaciono con la ansiedad que me causa en deseo de ver ya a mi bebé nacer fuerte y sano como es el deseo de toda futura madre. Por otro lado tengo una inquietud como madre primeriza:

    La sexualidad con mi esposo es muy activa aún con mi panzita la hemos mantenido sin ningún inconveniente…en algunos casos me ha preocupado es como puede afectar esto a mi bebé? Son momentos en los que el metabolismo/ el ritmo cardíaco se acelera en fin no se si le puedo producir un efecto? he buscado información pero nada consistente que aclare mis dudas…Voy a estar visitando la página por si alguien coincide con mi inquietud y ha encontrado alguna respuesta satisfactoria.

    Saludos.

  12. angela

    Estoy en la semana 37 y el otro día después de que el doctor me revisara recibí la noticia de que quedaba muy poco para que naciera mi hijo ya que había comenzado a dilatarme, desde ese momento veo el momento del parto con real terror, realmente me identifican estos artículos ya que el insomnio me ha consumido completamente y los cambios de ánimo hacen que hasta yo misma no me soporte..Gracias a Dios no he soñado con mi ginecólogo, creo que sería peor para mi tener fantasías con el señor que por otro lado ya esta un poco antiguo.:-)

Los comentarios están cerrados.